Síguenos

Fallas

Consuelo Llobell estrena un nuevo traje en morado para homenajear el Día de la Mujer

Publicado

en

8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, un día muy especial en el que la Fallera Mayor de València, Consuelo Llobell, ha querido rendir un homenaje a todas las mujeres a través de su indumentaria, un traje muy especial que ha sido confeccionado por Entrefils y las manos de Bea Rabuñal.

Se rata un nuevo modelo de Sedica con un dibujo realizado exclusivamente para la Fallera Mayor de València de nombre ‘Roseta’, un diseño floral con rameado y ornamentos propios del siglo XVIII con fondo de raso y motivos en nobleza. Confeccionado siguiendo los patrones del siglo XIX, Consuelo luce un jubón de manga larga con abotonadura en forma de manzanetas.

Las manteletas son de Art i Diseny confeccionadas en muselina y cadeneta en color crudo con lentejuelas en oro al igual que el mocador de pit. El can can, las enaguas y la camisa son de la firma Margarita Vercher.

Dalmau firma el aderezo que luce en este día tan especial Consuelo Llobell con unos pendientes tipo verge combinados con el resto de piezas engastadas con nácar en metal oro.

A destacar son también los zapatos abotinados con una lazada de otoman contrastando con el fondo del traje de la firma Paco Ochoa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Imágenes: Fran Adlert


Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fallas

Ballester (PP) advierte que el cierre de Ciutat Vella pone en peligro la actividad de 39 fallas del centro histórico

Publicado

en

El concejal del Grupo Municipal Popular, Santiago Ballester, ha advertido hoy que el cierre de Ciutat Vella va a impedir el acceso al centro histórico de los falleros de la Agrupación de Fallas de Seu-Xerea-Mercat, Pilar-San Francesc y el Carmen.

Ayer el concejal se reunió con los presidentes de las tres agrupaciones quienes le trasladaron su malestar y preocupación por la puesta en marcha de la Área de Prioridad Residencial Ciutat Vella.

“Más de 7.300 falleros de 39 fallas ubicadas en el centro van a ver restringido el acceso a sus comisiones sin que el gobierno municipal les haya ofrecido una alternativa. Los falleros han sido responsables y han puesto encima de la mesa posibles soluciones que Ribó y PSPV deberían de contemplar, pero una vez más, como ocurrió con la ubicación de las fallas de 2021, este gobierno toma decisiones unilaterales y sin escuchar a los falleros”, ha afirmado Ballester.

El concejal ha advertido que “este cierre va a poner en peligro las actividades que durante todo el año se realizan en los casales y que son las que mantienen vivas las comisiones”. Ballester ha señalado que “las 2 autorizaciones que da Grezzi son claramente insuficientes” y ha alertado de la “posible baja de censo que van a sufrir estas fallas e incluso su desaparición. Hay que tener en cuenta que sólo el 15,8% del censo total reside en Ciutat Vella. Sin actividad en comisiones, no hay Fallas”.

Por ello, “exigimos al señor Galiana, como presidente Junta Central Fallera, a que hable con su compañero de partido, el sr.Galiana. y defienda a las Fallas y busque una solución a este problema”.

 

Moción del Partido Popular para paralizar el proceso de cierre del centro

El PP pedirá en el próximo pleno del jueves en una moción que el gobierno de Ribó paralice las sanciones que se van a poner en marcha el próximo 1 de diciembre por la puesta en marcha de la Área de Prioridad Residencial Ciutat Vella Nord; y se habilite autorizaciones para todas aquellas personas vinculadas a entidades como las fallas, así como a cualquier otra actividad laboral, económica, comercial, cultural y festiva radicada en el ámbito de la APR Ciutat Vella Nord. “

“Queremos recordar que los padres de centros educativos también se van a ver afectados por esta decisión, así como muchos trabajadores de la zona, a los que no les han dado una solución ” ha subrayado el concejal Carlos Mundina que ha pedido “se paralice el proceso de cierre y multas hasta que haya un consenso entre todas las partes afectadas” ya que como – ha recordado- los comercios y hosteleros arrastran las pérdidas que han registrado por culpa de la pandemia. De hecho, el 57% de los comercios, restaurantes y negocios de hostelería perdidos en los dos últimos años en la ciudad se sitúan en este distrito.

En la moción, el PP pide que el Ayuntamiento de Valencia abra un proceso de diálogo con los vecinos, comerciantes y todas las entidades afectadas por esta medida para valorar la idoneidad de la aplicación de esta iniciativa en estos momentos.

Asimismo, se pide reforzar las frecuencias de paso de la Empresa Municipal de Transportes de Valencia a fin de facilitar el acceso al centro en transporte público y dando una alternativa al uso del vehículo privado. “Compromís y PSPV sólo saben que prohibir, deben ofrecer alternativas a los valencianos”

 

 

 

 

Continuar leyendo