Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Dos años de prisión para la excúpula de la CAM por los negocios en el Caribe

Publicado

en

Madrid, 15 dic (EFECOM).- La Audiencia Nacional ha condenado al ex director general de la extinta Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM) Roberto López Abad y ex director general de empresas Daniel Gil a dos años de prisión por los negocios inmobiliarios con Valfensal en el Caribe, que causaron a la entidad un perjuicio de 28 millones.
En una sentencia conocida este martes, la sección primera de la sala de lo Penal ratifica el acuerdo de conformidad alcanzado por los administradores de Valfensal, Juan Vicente Ferri y José Salvador Baldó, a los que condena a otros dos años de cárcel como «inductores» de administración desleal y tres delitos contra la Hacienda Pública.
La causa parte de la querella que interpuso en 2012 el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que en su escrito sostenía que «con el conocimiento y consentimiento de López Abad y Gil, se desviaron fondos en beneficio de Ferri y Baldó, sus socios de Valfensal, gracias a una política de opacidad y falta de transparencia que generó en una provisión de 28 millones de euros».
Los magistrados consideran que ha quedado «plenamente acreditado» que la CAM sufrió un «gravísimo perjuicio como consecuencia de la actuación fraudulenta de los acusados», que llevaron a cabo una gestión «negligente a través de una serie de operaciones arriesgadas a la vista de las circunstancias de mercado».
Al respecto, sostiene que estas operaciones «han de encuadrarse dentro de la intervención de la CAM por parte del Banco de España», que achacan a la negligencia de la excúpula, lo que obligó al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) a inyectar dinero público para «paliar» la situación.
La sentencia, de la que ha sido ponente el juez Jesús Eduardo Gutiérrez, califica de ilícitas varias operaciones de compra, como la del Hotel Caracol, situado en la Riviera Maya (México) por 60,4 millones de dólares, y de la que no consta «ningún informe relativo a la propuesta de inversión» que debía haber realizado el hólding inmobiliario de la CAM, TIP.
Asimismo, ve «significativa» la prueba pericial elaborada por el Banco de España, según la cual la inspección de la caja de 2008 «puso de manifiesto la falta de control de los riesgos de crédito y liquidez, cuya gestión presentaba deficiencias críticas».
De hecho, el informe aseguraba que la gestión del riesgo de crédito «estaba supeditada a los intereses del socio o los de la caja, habiendo incurrido en malas prácticas bancarias», una línea «personalista» de la que responsabilizaba a López Abad y Gil.
En esta línea se pronuncian los jueces, que entienden que fueron ambos quienes llevaban «de hecho, aunque no de derecho» la administración de la CAM, negociando «directamente» con los representantes legales de Valfensal.
De este modo, López Abad y Gil «‘estudiaban’ tales operaciones, siempre a iniciativa de Ferri y Baldó, que manifestaban qué tipo de operación, qué tipo de financiación y qué importe debía tener».
Esta «gestión personalista» hacía que los trámites se supeditaran «siempre» a la decisión y al «visto bueno» del entonces director general de la caja y de su director de empresas, reduciendo al Consejo de Administración a una «actuación meramente formal».
Por ello, la sala condena a ambos a dos años de cárcel y cinco años de inhabilitación, como autores responsables de un delito de administración desleal al que aplican como atenuantes las dilaciones indebidas del caso.
Respecto a Ferri y Baldó, confirma seis meses de prisión por administración desleal y otros seis meses por cada uno de los tres delitos contra la Hacienda Pública de los ejercicios 2009, 2010 y 2013, de los que se les acusaba; ambos deberán abonar además una multa de más de tres millones de euros.
En relación a la responsabilidad civil, los cuatro tendrán que pagar de forma conjunta y solidaria al FGD 28 millones de euros en concepto del perjuicio causado, de los que se deducirán los 12,5 millones ya consignados por los administradores de Valfensal.
Precisamente Gil es uno de los cuatro acusados que estos días se sientan en el banquillo de la Audiencia Nacional por la reestructuración de deuda de la promotora inmobiliaria Hansa Urbana en 2011, que habría provocado un daño a la caja de 37,7 millones.
En esta causa, tanto la Fiscalía Anticorrupción como el FGD solicitan para ellos cuatro años de prisión.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

Simón confirma una cuarta ola tras Semana Santa: «No podemos frenar lo que ya pasó»

Publicado

en

Madrid, 12 abr (EFE).- España ha sumado 78.862 nuevos contagios desde el 1 de abril, inicio de Semana Santa, la presión en las ucis ha pasado del 18,4 % al 21,5 %, y la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes en 14 días ha aumentado en 45,3 puntos, hasta 199.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, ha confirmado ester lunes en rueda de prensa que «estamos en la cuarta ola de la pandemia» y ha lamentado que «no podemos frenar lo que ya pasó», en referencia a los contagios que se registran desde este lunes y hasta la semana próxima generados durante la Semana Santa.

Los datos del Ministerio de Sanidad de hoy, que empiezan a reflejar el efecto de la Semana Santa, debido al aumento de la movilidad y de los contactos durante las fiestas, indican que ha habido 22.744 nuevos positivos desde el viernes y 197 muertes más.

Siguen en riesgo extremo (por encima de 250 casos) cinco territorios: Navarra (425), Madrid (336), País Vasco (320), Ceuta (498) y Melilla (537), y solo la Comunidad Valenciana sigue en nueva normalidad (menos de 50), con 36,3 casos.

Además, en las unidades de cuidados intensivos hay 2.163 enfermos de covid (113 más que el viernes), lo que eleva la presión al 21,5 %, mientras que la ocupación en planta, con 10.246 pacientes (887 más), asciende al 8,1 %.

Desde el inicio de la pandemia se han notificado 76.525 muertes y 3.3370.256 contagios.

SIMÓN: «NO PODEMOS FRENAR LO QUE YA PASÓ»

Así, Fernando Simón ha reconocido que la pandemia tiene una progresión ascendente – «es algo más lenta debido a la vacunación», ha dicho-, aunque sin la velocidad registrada en otras olas.

Además, ha explicado que la progresión ascendente se centra principalmente «en dos o tres comunidades», aunque ha advertido del efecto del fin de semana en los datos de hoy, por lo que habrá que esperar a ver cómo se consolidan en los próximos días.

«No podemos frenar lo que ya pasó, pero sí lo que pase de ahora en adelante», ha asegurado Simón, quien, tras augurar que la incidencia seguirá creciendo en los próximos días, su control dependerá de las medidas que se adopten en las próximas semanas.

Para Simón es muy preocupante la ocupación en las ucis, con el 21, 6 % de las camas ocupadas, lo que pone «en alto riesgo la presión hospitalaria».

También ha dicho que la cifra más dolorosa es la de los fallecidos (248 en siete días) y la ha calificado de no deseable.

INCIDENCIA ACUMULADA

La incidencia acumulada comenzó a crecer en nuestro país el pasado 15 de marzo, cuando estaba en 127,8 casos por cada 100.000 habitantes, en las jornadas previas al puente de San José, y tan solo ha experimentado un ligero receso el pasado sábado 3 de abril. Este lunes se sitúa a niveles de finales de febrero.

Además, la incidencia a 7 días también asciende desde 90,7 casos por cada 100.000 habitantes a 112,2.

Una semana después de que se iniciaran las vacaciones de Semana Santa, además de los cinco territorios en riesgo extremo, hay ocho autonomías en riesgo alto (entre 150 y 250 casos): Andalucía, con 225,1; Aragón, con 218,5; Asturias, con 163,1; Cantabria, con 161; Castilla y León, con 196; Castilla-La Mancha, con 161; Cataluña, con 227 y La Rioja, con 211.

Además, son cinco las regiones en riesgo medio (entre 50 y 150 casos): Baleares, Canarias, Extremadura, Murcia y Galicia; y tan solo la Comunidad Valenciana se mantiene en nueva normalidad, con menos de 50 casos (36,3), aunque sube tres décimas respecto a ayer.

En las últimas 24 horas la incidencia acumulada en 14 días ha subido en todas las comunidades, excepto en Baleares, Canarias y Murcia.

FALLECIMIENTOS

De los 248 fallecidos en las últimos siete días, 48 han tenido lugar en Madrid, 31 en Andalucía, 26 en Aragón, 22 en Cataluña y 20 en Castilla y León.

OCUPACIÓN EN HOSPITALES Y UCIS

Según el «semáforo» de Sanidad, hay cinco territorios en riesgo extremo (con la ocupación de sus ucis por encima del 25 % de enfermos de covid): Madrid, que pasa del 39,2 % al 40,9 %; Cataluña, que pasa del 39,6 % al 39,7 %; La Rioja, con 39,2 (37,7 % el viernes); País Vasco, con 27,2 % (23 % el viernes) , y Navarra, con 27 % (22,6 % el viernes).

Además, en riesgo medio (entre 15 y 25 %) están Aragón (20,2 %), Asturias (20,5 %), Canarias (18,2 %), Castilla-La Mancha (18 %); Castilla y León (24,9 %); Ceuta (23,5 %), y Melilla (también 23,5 %).

Galicia sigue siendo la comunidad con menos pacientes de coronavirus en estas unidades (3,4 %), seguida de Murcia (6,1 %), Baleares (7,5 %), Comunidad Valenciana (7,6 %), Extremadura (8 %), y Cantabria (14,1 %).

En las últimas 24 horas se han registrado 404 altas de enfermos de covid, frente a 894 ingresos.

PRUEBAS DIAGNÓSTICAS

Sanidad ha comunicado además que entre el 2 y el 8 de abril se han efectuado 704.142 pruebas diagnósticas que arrojan una tasa media de positividad del 7,7 %, dos décimas más que el jueves.

Del total de pruebas, 452.955 fueron PCR y 251.187 test de antígenos, y la positividad más elevada se sigue dando en Aragón (12,4 %), Melilla (11,4 %), Ceuta (10,7 %), Madrid (10,3 %), Andalucía (10,1 %), y Castilla-La Mancha (10 %).

Continuar leyendo