Síguenos

Cultura

El fundador del IVI y el dueño de Dulcesol, las grandes novedades en el patronato de Les Arts

Publicado

en

VALÈNCIA, 17 May. (EUROPA PRESS) –

El Palau de Les Arts de València convocará el próximo lunes el concurso internacional para elegir a un nuevo director artístico, que sustituirá al dimitido Davide Livermore. La convocatoria se realizará durante la sesión constituyente del renovado Patronato, que elegirá como presidenta a la responsable de la Fundació Per Amor a l’Art, Susana Lloret. Asimismo, se oficializará la continuidad de Francisco Potenciano como director gerente del teatro de ópera y la incorporación del maestro Plácido Domingo al Consejo de Mecenazgo.

Así lo ha anunciado el conseller de Cultura, Vicent Marzà, en una rueda de prensa para dar a conocer a los integrantes de la nueva estructura de Les Arts, fruto del cambio de estatutos que se llevó a cabo en diciembre para adecuar el coliseo a «un nuevo tiempo» basado en «la máxima mirada internacional y el máximo arraigo a la sociedad valenciana», en palabras del representante del Ejecutivo autonómico. Marzà ha estado acompañado en la comparecencia por Plácido Domingo y Susana Lloret.

De esta forma, el lunes 21 de mayo se dará luz verde a las bases de la convocatoria que ha de regir el proceso de selección del nuevo responsable artístico de Les Arts. Se le pedirá exclusividad en el cargo y un proyecto para el espacio cultural y se ofrecerá un sueldo de hasta 135.000 euros y cuatro años de contrato. El jurado estará formado por miembros de las instituciones y especialistas siguiendo el Código de Buenas Prácticas, ha señalado el conseller.

La apertura del concurso se produce de manera simultánea a la constitución del nuevo patronato. En su nueva composición, habrá 12 representantes institucionales y entre ellos algunas novedades, como la Secretaría Autonómica de Turismo o el Consell Valencià de Cultura. Además, se reservan dos puestos al Ministerio de Cultura que «tendrá siempre la puertas abiertas». «Queremos que estén, sería lo normal», ha aseverado el conseller.

Marzà ha reconocido que le hubiera gustado que la formación del patronato y el concurso se hubieran podido hacer «más rápido» pero ha asegurado que no transcurrirá un tiempo muy largo hasta que se elija al director. Hasta ese momento, la temporada que viene está ya planificada por el equipo técnico y artístico del palacio de ópera y no se sustituirá al director musical Fabio Biondi –quien también anunció su renuncia hace unas semanas. Sí sigue en ese puesto Roberto Abaddo.

Pero las «grandes novedades» del organigrama son las incorporaciones de la sociedad civil: la presidenta de la Fundació per l’Amor a l’Art, que impulsa el proyecto sociocultural de Bombas Gens, Susana Lloret, como presidenta; la exministra de Cultura y patrona del Teatro Real Carmen Alborch; la que fuera directora del Centro de Investigación Príncipe Felipe Isabel Muñoz; el fundador y copresidente del Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI), José Remohí; el empresario de Dulcesol, Rafael Juan, y el presidente de Amics de l’Òpera de la Comunitat Valenciana, Pablo Font de Mora. Además, se conforma un Consejo de Mecenazgo dirigido por Plácido Domingo con el objetivo de «abrir más puertas» y mejorar la financiación del teatro.

Susana Lloret ha subrayado el «honor» que representa para ella el cargo y ha explicado que acepta porque supone «un paso más» en una trayectoria que ya emprendió hace unos años para intentar ayudar a la sociedad. Se ha mostrado convencida de que el nuevo proyecto logrará una «apertura real de Les Arts» para «ganar nuevos públicos» y que sea sentido por todos como «un patrimonio».

«LA SENSIBILIDAD ES PATRIMONIO DE TODOS»
«La sensibilidad es patrimonio de todos», ha destacado Lloret, quien ha abogado por aprovechar los espacios de modernidad que caracterizan al coliseo valenciano frente a otras instituciones líricas.

Por su parte, Plácido Domingo ha mostrado su satisfacción por seguir colaborando con Les Arts, además de con su presencia artística regular –ha confirmado que vendrá la próxima temporada con un título que se está decidiendo–, con una labor de promoción del teatro que le lleve a aumentar sus recursos.

ASEGURAR LA PLANTILLA DE LA ORQUESTRA
Para el cantante y director es fundamental asegurar la plantilla de la Orquestra de la Comunitat Valenciana, una formación «extraordinaria» que tendría que mantener un conjunto «orgánico» de entre 70 y 75 músicos. En su opinión, el Ministerio podría llevar a esta orquesta por toda España y otros lugares porque es de «una calidad poco común», ha enfatizado.

El Consejo de Mecenazgo servirá para establecer las relaciones de mecenazgo de Les Arts a través de las personas y entidades de
reconocido prestigio que muestran su compromiso estable con el Palau. Dispondrá de un plan estratégico de esponsorización, que incluirá un estudio de mercado y una planificación temporal para la búsqueda de
nuevos patrocinadores e instituciones públicas implicadas en el proyecto. Les Arts también potenciará el alquiler de los espacios para acontecimientos internacionales, de manera que aumentará la capacidad de
València para la atracción internacional, así como por lo que respecta a los rodajes de cine y publicidad como herramienta de promoción turisticocultural.

En este sentido, Plácido Domingo ha considerado que «hay un futuro muy presente en Les Arts». Ha agradecido a las autoridades valencianas que cuenten con su cooperación y al conseller, específicamente, que hablará con él tras la «crisis» que se produjo al inicio de la temporada a raíz de la salida de Davide Livermore.

La estrella lírica también se ha referido al concurso para elegir director y se ha mostrado seguro de que se presentarán profesionales con experiencia internacional. Ha subrayado lo complicado de la selección –«esto no es un ‘Operación Triunfo’, ha bromeado– y ha deseado que efectivamente lo sea, porque querrá decir que hay un nivel alto de competencia.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

El palacio en el que nacieron las Fallas

Publicado

en

palacio en el que nacieron las Fallas
Foto: Hugo Román

El palacio en el que nacieron las Fallas es uno de los lugares más desconocidos por la mayoría de los valencianos y guarda en sus paredes los orígenes de nuestra historia, nuestra tradición y de la fiesta de las Fallas.

Ajeno a las miradas de muchos que pasan junto a él, en el barrio de Velluters, se levanta el Palacio Balmes, edificio del siglo XV construido sobre unos cimientos del siglo XIII, un lugar único en la ciudad por ser el lugar donde empezó todo, el lugar donde nacía el Gremio de Maestros Carpinteros.

El origen

El origen de este antiguo gremio se remonta a la conquista de la ciudad de València por el rey Jaime I el Conquistador, cuando articula la ordenación gremial valenciana, que recoge en un principio a carpinteros, pero también los oficios de imagineros, pintores y un pequeño grupo relacionados con los «menesters» de la carpintería.

Según documentos, es el 17 de enero de 1242,  cuando el Llibre del Repartiment asigna a Guillem Francolí, maestro carpintero, dos talleres delante de la Iglesia de San Martín de València. Esa parroquia es el sitio donde se instalan obradores de otros artesanos de la madera convirtiéndose en sede gremial. Es en 1479, cuando los propios artesanos de la madera valencianos levantan el Palacio Balmes para llevar a cabo las reuniones de la “Confraria e ofici dels fusters”.

Cabe destacar a modo de curiosidad que su santo patrón era San Lucas, médico de profesión; y que no será hasta el año 1497 cuando el rey Fernando el Católico permita el cambio del patronazgo pasando a ser San José el nuevo patrón del gremio de carpinteros.

Palacio en el que nacieron las fallas:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En el siglo XVIII se renuevan las ordenanzas del ‘Gremi de Fusters’ por medio de una Real Cédula del Consejo de Castilla y 60 carpinteros del gremio de València vuelven a reconstruir el antiguo palacio de la calle Balmes realizando entre todos una verdadera joya de arte en su interior, el artesonado de madera que decora sus techos elaborando cada uno de ellos los 60 cajones que lo forman. Obra suya es también otros elementos de madera que todavía se conservan en el edificio.

Los primeros datos que se tienen sobre el lugar indican que sobre cimientos del siglo XIII se edificó una ermita ya en el siglo XV que fue ampliándose durante los años. El palacio es de planta rectangular y se accede a través del zaguán. En su portada adintelada se puede observar en el centro esculpidos en la piedra los siguientes elementos propios del arte de la carpintería como son un tintero sobre un libro, una escuadra, una regla y un compás. Si seguimos recorriendo con la mirada veremos en los ángulos que forman la portada una sierra en uno de ellos y en el otro ángulo una especie de hacha (azuela) de carpintero. También en cada uno de los ángulos de la casa podemos ver más pistas en piedra sobre los orígenes del edificio en el interior de un escudo en piedra, un cartabón y una especie de punzón, propios del trabajo de la carpintería.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

En su interior a través de un gran zaguán se accede a las distintas dependencias. Por una escalera se accede a la planta noble donde se encuentra la sala de juntas y la capilla. En la sala de reuniones de planta rectangular de 8 x 20 metros, nos encontramos con el artesonado de 60 casetones realizado cada uno por 60 maestros carpinteros a modo tal vez de firma, de sello distintivo lo que le proporciona cierta singularidad al conjunto. Por debajo del artesonado corre un friso también de madera del siglo XV.

La fachada trasera mezcla el edificio originario con elementos añadidos en las últimas reforma, como son las ventanas. Aún así se puede apreciar la división en dos secciones horizontales de distinto tamaño separadas por una moldura y en la parte superior una bella galería formada por 18 arquillos de medio punto que recorren la construcción por debajo del alero de madera.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Oculto en esa fachada por el vandalismo de las pintadas que lamentablemente inundan el bello palacio podemos leer la siguiente placa:

«Al Excelentísimo señor Don Amalio Gimeno y Cabañas socio de merito de esta sociedad ministro de Marina y ex ministro de Instrucción Pública y Bellas artes con su protección se habilitó este local para escuelas Graduadas la Sociedad de Instructiva de Maestros Carpinteros perpetua gratitud a su ilustre bienhechor 19 marzo de 1913»

Foto: Hugo Román

 

En la actualidad el edificio está gestionado por una empresa privada destinada a la celebración de actividades culturales y eventos públicos y privados.

De las manos de aquel gremio que levantó ese edificio hace ya siglos dependía la vida de la ciudad ya que su oficio permitía la construcción de las casas, embarcaciones, herramientas, utensilios, recipientes y objetos de uso cotidiano, así como tallas de madera. Los más talentosos serían los encargados de dar forma a aquellas primigenias fallas, siendo el origen de nuestra fiesta grande.

De sus manos, de ese edificio hoy desconocido, nació el alma de nuestra ciudad.

 

Continuar leyendo