Síguenos

Cultura

El misterio del nicho 1501

Publicado

en

nicho

El Cementerio General de València esconde una curiosa historia en la que el amor, la desgracia, el terror y la fortuna se dan la mano. La historia de un nicho, el nicho de Emilia. Un enigmático caso que parece salido de la mente de Edgar Allan Poe Lovecratf, pero que es real y nos vuelve a confirmar que la realidad supera siempre a la ficción.

Para conocer quien descansa en el nicho 1501 y la historia olvidada que allí yace, debemos trasladarnos hasta finales del siglo XIX. Vicente García Valero era un actor y autor teatral nacido a mediados del siglo XIX que se enamoró perdidamente de Emilia Vidal Esteve. A pesar de su juventud, él contaba con 15 años y ella con 13 no tardaron mucho en casarse.

El trabajo de Vicente le llevó a trasladarse a Madrid, donde un día la alegría se transformó en desgracia cuando la joven falleció 1876 por un brote de fiebres tifoideas. 

Su cuerpo fue enterrado en una fosa común debido a que la familia no podía costear los gastos, pero el actor quiso recuperar el cuerpo de su amada costara lo que costara y finalmente logró exhumarla de manera clandestina casi dos años más tarde en el día de Nochebuena de 1877. Cuentan que Vicente tuvo que sobornar con dinero al sacerdote que pocas semanas atrás había enterrado a la chica.

Cuando abrió el féretro, Vicente relató que la joven «parecía como dormida». Tal vez lo viera así fruto de su enamoramiento ya que por el tiempo transcurrido su estado debía ser el de putrefacción y descomposición.

250 pesetas fue el precio que le tocó pagar, sin duda toda una pequeña fortuna para la época, para hacerse con el nicho número 1501 a perpetuidad. Y allí en el Cementerio General de València descansa desde entonces.

El tiempo pasó y Vicente se casó con Ángela, la hermana de su difunta esposa. Pero la historia no queda ahí, ya que el matrimonio tuvo una hija, a la que curiosamente llamaron Emilia, el mismo nombre que el amor de su vida.

Porque Vicente seguía obsesionado con su primera mujer. No la podía olvidar, y así lo demostraba cada año, mandando todos los 1 de noviembre dinero al cementerio para que limpiaran el nicho y lo adornaran de flores, hechos que relata él mismo en su libro ‘Páginas del pasado’.

Pero la desgracia volvió de nuevo a su vida con la muerte de su hija a la edad de 4 años y la de su esposa. Duro es el testimonio de un cartero, que fue testigo de la muerte de la pequeña cuando acudió a la casa para entregar un correo y le abrió la puerta Vicente con su hija en brazos. El cartero pensó que la niña estaba dormida y García Valero le respondió «no, está muy dormida, esta muerta.»

Pero en la mente de Vicente permanecía Emilia. No podía olvidar su recuerdo y tal vez fuera por eso que se volviera a casar con la otra hermana, Amparo. ¿Buscaba en ellas a su amada?

El décimo 1501

Si el relato hasta el momento es ya sorprendente todavía faltaba una última vuelta de tuerca. Un nuevo giro que hace de esta, una historia increíble pero cierta. Vicente, dedicó su vida al teatro, repartiendo su tiempo entre Madrid y València, pero tomando como residencia la capital de España. Allí le inundó la pena y tristeza por estar tan lejos del nicho de su amor a pesar de encargarse desde la distancia de su cuidado.

Hasta que un día dejó de enviar dinero. Era el 1 de noviembre de 1911 y su situación económica había empeorado por lo que no pudo hacer que limpiaran la lápida y le colocaran flores. Pero por fin a Vicente García Valero le iba a sonreír la suerte. El destino o lo que ahora llaman karma o tal vez, quien sabe si su amor, le iba a devolver todo el cariño que le había dedicado Vicente durante años.

Caminando por una administración de lotería próxima al teatro Apolo, Vicente vio un décimo y lo compró. Era el 1501.  En el sorteo del 10 de octubre de 1912 su número fue premiado con 6000 pesetas de la época. “Tantos años enviando dinero a mi amada y ahora es ella la que me lo devuelve”, exclamó Vicente según narra en su libro de memorias.

Ahora Vicente podía seguir pagando los arreglos y cuidados de la lápida cada 1 de noviembre. Y así lo hizo hasta que le llegó la muerte en Madrid el 12 de octubre de 1927. Y allí lejos de su amada se piensa que está enterrado.

Hoy en día nadie se acuerda ya del nicho 1501. La inscripción de la lapida está casi borrada por el paso del tiempo. “Recuerdo de V. García Valero” se puede leer.

Pero desde hace unos años, alguien coloca flores en el nicho 1501…

Cultura

Qué hacer en València este fin de semana: La mejor oferta de ocio y cultura de la ciudad

Publicado

en

Como cada semana, Official Press te trae los mejores planes para disfrutar este finde con amigos, en familia o con los pequeños de la casa.

¡Vuelven las Pequefiestas a Nuevo Centro!

 

PEQUE FIESTAS ENERO 2022

TALLERES: Viernes de 18:00 a 20:00 h y sábados de 12 a 14 h

 

Viernes 21:

Creación de muñecos de nieve.

Viernes 28 y sábado 29:

Creación del juego “tres en raya”.

 

GUIÑOL: Pases a las 18 y 19h

 

Sábado 29:

ESPECTÁCULO: ACTUACIÓN MAGO: “EL GRAN MINI

 

‘Impresionistas’ la exposición inmersiva en el Ateneo

Impresionistas’, la mayor exposición inmersiva sobre el impresionismo, producida por Art Apart, prorroga su estancia en Valencia y ofrece como detalle de despedida un 25% de descuento en sus entradas para estos últimos días. Desde que abriera sus puertas el pasado octubre, la muestra ha sido vista por más de 20.000 personas y se ha convertido en un plan de ocio y cultura puntero dentro de la variada agenda de Valencia.

La exposición invita a redescubrir el impresionismo a través de la tecnología de última generación. Una experiencia multisensorial, fascinante y divertida donde el espectador podrá admirar una de las corrientes más bonitas del arte de una manera totalmente diferente.

 

‘Johnny Chico’ en la Sala Russafa

Hasta el 30 de enero, Sala Russafa, la compañía Moriarty&Holmes nos trae de nuevo su gran éxito con Victor Palmero como protagonista.

.

 

Hemisfèric ofrece este fin de semana los planetarios en directo ‘Las Nocturnas de invierno’ y ‘Astromenuts’

El Hemisfèric ofrece cada fin de semana un planetario en directo para público general con ‘Las Nocturnas de invierno’ y también la sesión infantil ‘Astromenuts’ para edades comprendidas entre los 3 y 6 años.

Los sábados a las 20 horas hasta el 12 de marzo se realiza el planetario ‘Las Nocturnas de invierno: música y astronomía’. Guiados por la narración en directo de un educador, se muestran algunos de los lugares más fascinantes del cielo invernal, como las nebulosas más brillantes, se cuentan historias mitológicas, curiosidades de la astronomía como es el nacimiento, evolución y muerte de las estrellas o algunos de los planetas más extraños.

‘Astromenuts’ se celebra los domingos a las 12 horas, es una sesión especial para público entre 3 y 6 años que les introduce de forma divertida en las ciencias del espacio a través de dibujos, historias y animaciones. El Hemisfèric descubre así los secretos del día y la noche, las fases de la Luna, el sistema solar y algunas de las maravillas que encierran las constelaciones.

ciudad de las artes

 

El método Grönholm, Premio MAX al Mejor Texto Teatral, en el Teatre Talia

Sátira sobre el mundo de los procesos de selección de personal. Cuatro aspirantes a un cargo de alto nivel en una de las más prestigiosas empresas multinacionales, se presentan para la prueba definitiva. Esta sigue un procedimiento nada convencional: el Método Grönholm. La obra ilumina, con crudo humor, una época en la cual el paro y Ia precariedad laboral son una auténtica maldición. En el afán de conseguir un empleo, cualquier rasgo de humanidad ha sido abolido, y los aspirantes se ven reducidos a la condición de meras marionetas. ¿Hasta dónde estarán dispuestos a llegar para obtener el puesto de trabajo que siempre habían soñado? Hasta el 30 de enero.

 

 

‘Maravilloso fue volver’ vuelve al Teatro Flumen

«Maravilloso fue volver» regresa al Flumen. No te pierdas este emocionante espectáculo de revista, al más puro estilo musical, en el que recordaremos las canciones de ayer fusionándolas con los temas más populares de la actualidad. Con unas coreografías de ensueño y un elenco de catorce artistas dirigidos por Jose Saiz, podrás disfrutar durante más de 100 minutos de una comedia entrañable en la que se homenajeará a la gran Lina Morgan. Solo podemos decir, antes de empezar: ¡Gracias por venir!

Hasta el 30 de enero.

 

‘La función que sale mal’ en el Teatro Olympia

Ganador del Premio Olivier 2015 a la mejor comedia, este espectáculo nos presenta a un grupo de teatro amateur en el estreno de su obra de misterio en el que, como el mismo título hace temer, todo lo que puede salir mal,  ¡sale peor!

Extrañamente propensos a los accidentes, los actores luchan contra las adversidades a lo largo de toda la representación, con unas consecuencias tan divertidas como irreparables. Hasta el 30 de enero.

 

Exposición ‘Yo fui a EGB’

Una exposición inmersiva con objetos y estancias que ya forman parte de nuestra vida. Los visitantes vivirán en primera persona esta exposición, realizando un viaje al pasado en el que en cada estancia se encontrarán objetos, actividades, música e incluso olores, para revivir momentos inolvidables de quienes estudiaron Educación General Básica. Desde los colegios, la vida cotidiana, el cine y la televisión a los lugares de ocio y los juegos de la época.

Un paseo por los juegos, la moda, la cultura e incluso los hogares con una fiel recreación de la decoración y el estilo de vida de aquellas generaciones que veían el “1, 2, 3”, jugaban a las canicas en la calle, escuchaban Alaska y Dinarama y pasaban el rato con el “Quién es quién” o el “Cinexín”. Hasta el próximo mes de febrero Kinépolis Valencia

 

 

 

 

Continuar leyendo