Síguenos

Otros Temas

El parque Gulliver reabre el lunes tras más de un año clausurado por la pandemia

Publicado

en

València, 1 may (EFE).- El Ayuntamiento de València reabre este lunes al público el parque Gulliver, que mantenía sus instalaciones clausuradas desde el inicio del estado de alarma impuesto por la pandemia de covid, en marzo de 2020.

La reapertura del parque tiene lugar, no obstante, a la espera de una reforma integral que ya está licitada, según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa.

El vicealcalde y concejal de Parques y Jardines, Sergi Campillo, ha destacado que la estructura del Gulliver está «perfectamente» y que ya se han reparado «algunos desperfectos menores», al tiempo que «se ha añadido piedra para amortiguar las caídas que se producen».

Además, la zona ajardinada que rodea el Gulliver también ha sido intervenida con trabajos de poda, siega y recorte.

«Hemos determinado que es posible y perfectamente seguro reabrir el Gulliver, especialmente por la situación pandémica en nuestra ciudad, puesto que ha bajado muchísimo la incidencia de la covid-19», ha explicado Campillo.

Según ha recordado, el parque está pendiente de una restauración completa, y la empresa externa que ganó la licitación ya está redactando el proyecto de restauración, que «tiene un presupuesto inicial de un millón de euros», aunque se ha de «esperar al proyecto definitivo para saber el coste final».

La rehabilitación integral prevista incluye una mejora del acceso al parque y de la zona del merendero, «una de las más utilizadas de la ciudad», un espacio que cumplirá su función de espacio lúdico para actividades colectivas y, «a la vez, actuará de antesala del Gulliver».

Tras la desescalada de las restricciones impuestas por la pandemia iniciada el pasado mes de febrero, que llevó a la reapertura de los parques infantiles de la ciudad, el siguiente paso ha sido la reapertura del Gulliver, que, según el vicealcalde Campillo, cuenta con un plan de contingencia ante la covid-19.

Situado en el tramo XII del Jardín del Turia, este parque infantil es un referente de la ciudad de València y una atracción para el turismo familiar desde hace 30 años.

Se trata de una enorme figura de 70 metros que representa a Gulliver, el protagonista de una de las obras del escritor irlandés Jonathan Swift, un gigante sobre el cual los niños y adultos pueden jugar y deslizarse a la manera de los liliputienses de la obra.

Encargado por el Ayuntamiento de València en 1990 al arquitecto Rafael Rivera y al artista fallero Manolo Martín, consta de una estructura vacía revestida de materiales blandos que forman sobre ella diferentes zonas de juego: toboganes, escalas y pasarelas.

Otros Temas

La reinvención forzosa de los solteros hacia nuevas formas de buscar pareja

Publicado

en

Castelló, – may (EFE).- Un año después de levantarse el confinamiento y con la movilidad y otros aspectos de la vida cotidiana aún restringidos por la pandemia, expertos en salud mental hablan de cómo las personas solteras han vivido este «parón» social de manera más pronunciada y tenido que reinventarse agarrados a las nuevas tecnologías para conocer gente en su búsqueda de pareja.

Las consultas sobre la soltería, sentirse solo y la imposibilidad o dificultad de encontrar pareja han aumentado desde que se decretó el estado de alarma, según explican a EFE los psicólogos Enric Valls y Gracia Vinagre, quienes reflexionan sobre cómo el virus ha «puesto el freno» a la facilidad y la inmediatez a la hora de entablar nuevas relaciones.

Valls explica la diferencia entre «estar solo y sentirse solo» y que la misma radica en el aislamiento. Alguien, asegura, «puede estar rodeado de 100 personas y sentirse solo», porque no conecta «con la intimidad, con el mundo afectivo».

Los 7 rasgos de las personas que no saben estar solas

Para mucha gente, «la felicidad depende de tener una relación de pareja», y esta necesidad de estar con alguien puede conllevar a un estado de dependencia emocional y de sufrimiento, e incluso a relaciones tóxicas al mantener una pareja sin estar satisfechos o ser felices con ella.

El especialista explica que en estos tiempos «podemos aprovechar para autoconocernos y hacernos preguntas como qué aprendí de mi última relación; quién soy; por qué me gusta esto o lo otro o por qué me obsesiono con alguien».

Para Gracia Vinagre este “frenado en seco” nos “ha alejado de todo lo que creíamos que era necesario para vivir” y que no era fruto sino de “habernos dejado llevar por muchos clichés”, y en este caso en particular “se había dotado a la soledad de una connotación negativa”.

La pareja, añade Valls, «es un complemento, no un suplemento», y aboga por «primero querernos a nosotros mismos y luego querer el otro», aunque advierte de que la tendencia es lo contraria. En este sentido, en los últimos meses en su consulta ha escuchado frases como «necesito mi media naranja o mi media naranja me está esperando», pero, asegura «ya somos naranjas completas aunque nos han vendido que necesitamos a otro para nuestra felicidad».

En los últimos años las aplicaciones de móvil para conocer gente han ido al alza, y aún más en tiempos de pandemia. Y están facilitando otra forma de acercamiento que da paso a nuevas fórmulas de contacto más virtual como «quedar para dar un paseo con distancia social o hacer una videollamada y ver y comentar una película juntos».

Se da pie así a todo con un conocimiento previo que, explica Gracia Vinagre, ya no se producía en nuestra sociedad porque «vivíamos en la inmediatez» y «el conocimiento estaba muy basado en lo físico».

Ahora, con las restricciones y el miedo al contagio, explica la psicóloga que «cuesta más dar el paso de quedar con la persona” y se tiende forzosamente hacia una relación que implica «más trabajo previo y conocer más el entorno de la persona o sus hábitos».

«Ese rollo de una noche, de un día o de una semana», al que la gente se había acostumbrado, añade, «se pospone y volvemos a los preámbulos» ya que «a través de las nuevas tecnologías hemos podido hablar más y saber más sobre la otra persona». Puestos a arriesgar, explica Vinagre , «hagámoslo con la persona adecuada».

El hecho de que ha cambiado la forma de ligar se refleja también en el estudio realizado por la compañía de servicio de citas «online» Meetic, que ha realizado un estudio sobre los obstáculos para conocer gente que los solteros han tenido que sortear a causa de la pandemia.

Este estudio “revela cómo ha cambiado el perfil de las personas que buscan pareja”, según informan fuentes de la compañía al respecto de la publicación del estudio.

Según una investigación interna poscovid realizada por Meetic, el 69 % de los solteros españoles piensa que la situación actual en la que nos encontramos es el peor momento para tener citas y si bien su estado de ánimo era bastante positivo después de salir del primer confinamiento, durante el resto del año su motivación ha caído cinco puntos.

Por Rosabel Tavera

Continuar leyendo