Síguenos

Otros Temas

Si abusas de la tecnología puedes sufrir esta enfermedad en los ojos

Publicado

en

València, 17 feb (EFE).- El uso excesivo de tecnología provoca que más del 50 % de los jóvenes padezcan la enfermedad de ojo seco, según ha alertado este miércoles la doctora Teresa Sánchez-Minguet, responsable de la unidad de oftalmología de Vithas Valencia Consuelo y oftalmóloga en Vithas Valencia 9 de Octubre.

La doctora ha explicado en un comunicado de Vithas que el dolor, el ardor, el enrojecimiento, los ojos cansados, la sensación de arenilla y la visión borrosa son los síntomas principales de la enfermedad de ojo seco (EOS), una dolencia ocular que altera la película lagrimal, que es fundamental para una buena visión.

Entre las más afectadas por esta enfermedad están las mujeres mayores de 40 años, por el cambio hormonal que genera un funcionamiento anormal de la película lagrimal y que puede ocasionar daño potencial a la superficie ocular, aunque ha señalado que «no hay que olvidar que existe un altísimo porcentaje de jóvenes que padecen de ojo seco por permanecer periodos prolongados frente a un monitor o pantallas de dispositivos móviles».

La enfermedad puede afectar a la superficie de la córnea, por lo que el ojo pierde sensibilidad y surgen problemas de visión, ha afirmado Sánchez-Minguet, quien también ha explicado que este es uno de los motivos más habituales de consulta en medicina familiar y oftalmología.

«Los meses más fríos del año también pueden suponer una amenaza para la salud ocular, ya que el frío, el viento o la calefacción pueden provocar una mayor evaporación de la lágrima y otras patologías, como la meibomitis, que tiene como efecto secundario la producción de una lágrima de peor calidad», ha subrayado la doctora.

Según la profesional, «un ojo seco en grado leve puede provocar molestia o necesidad de parpadear de forma constante, pero en grado medio la molestia aumenta y se produce una pesadez de los párpados, incluso se puede tener visión borrosa, provocada por queratitis e inflamaciones de la superficie ocular».

Normalmente el tratamiento pautado a las personas que sufren de ojo seco de manera leve suele ser evitar la exposición a la calefacción por tiempo prolongado, disminuir la exposición al ordenador y utilizar gotas lubricantes para evitar las molestias.

«La mayoría de los casos de sequedad del ojo no es grave, aunque los pacientes con EOS persistente, moderada o grave deben ser derivados al oftalmólogo para evitar infecciones posteriores, realizar un estudio de los componentes de la lágrima y establecer el tratamiento más adecuado», ha añadido.

Asimismo, ha detallado que la EOS puede manifestarse en mayor proporción en personas con enfermedades como diabetes o que sufren alergias, y ha destacado que es importante utilizar los dispositivos en sitios iluminados, a más de 40 centímetros de distancia de los ojos, y con buena ventilación, establecer periodos de 20 minutos de descanso tras una hora de uso y parpadear constantemente.

«Con este parpadeo se incentiva la producción de lágrimas de una forma natural», ha comentado Sánchez-Minguet, quien ha concluido que las lágrimas «son necesarias para lubricar los ojos y eliminar partículas extrañas» así como que padecer ojo seco puede dañar la córnea, la conjuntiva, los folículos pilosos de las pestañas y el adecuado parpadeo.

Otros Temas

Un valenciano acude desnudo al juzgado para ir a un juicio por exhibicionismo

Publicado

en

valenciano desnudo juzgado
València, 27 sep (OFFICIAL PRESS-EFE).- Un valenciano ha tratado sin éxito este martes de acceder completamente desnudo a los juzgados de Valencia para asistir a un juicio por exhibicionismo en la vía de lo Contencioso-Administrativo.

Según ha explicado este hombre, Alejandro Colomar, a los periodistas, la vista a la que está citado hoy es para ver su recurso a una sanción administrativa de la que fue objeto por pasearse desnudo.

En anteriores ocasiones, ha explicado su abogado, Pablo Mora, también ha sido sancionado en la vía Penal, si bien estas condenas se encuentran recurridas.

Tres agentes de la Guardia Civil, del grupo de seguridad de la Ciudad de la Justicia de Valencia, le han impedido el paso cuando trataba de acceder desnudo al juzgado, e inmediatamente otro grupo de cinco policías nacionales le han rodeado y le han obligado a vestirse con la advertencia de que sería propuesto para sanción si no lo hacía, dado que en ese preciso instante un menor también estaba accediendo al edificio.

«Alejandro ya tuvo un juicio penal, le condenaron por entrar a una comisaría desnudo. Este juicio se ha perdido en primera instancia y en la Audiencia Provincial, y está pendiente de casación al Supremo. Es probable que acabe en el Constitucional», admite su letrado.

«La mayoría de sanciones que le ponen no suelen ser por la vía penal, sino por vulneración del artículo 37 de la conocida como Ley Mordaza, que sanciona el exhibicionismo obsceno cuando no sea delito, es decir, cuando no se produzca ante menores. Por el momento, hemos ganado alguna sentencia alegando la vulneración de sus derechos fundamentales o del principio de legalidad, ya que muchas ciudades no tienen ordenanza al respecto».

«Nosotros no creemos que sea obsceno ir por la calle desnudo. Sí masturbarse o hacer actos obscenos. Entendemos que ir desnudo es ejercer la libertad ideológica», explica Pablo Mora, quien lamenta que recientemente «el director de un colegio de Torrent le ha denunciado por pasar ‘a propósito’ desnudo por delante del colegio, cuando realmente acude a un huerto que tiene allí».

Este letrado advierte que «la ley no es clara. Desde que en 1988 se derogó el escándalo público el vacío legal ha de ser cubierto por ordenanzas municipales que la mayoría de ciudades no tienen, por eso entendemos que se vulnera el principio de legalidad».

A pesar de que no existe demasiada jurisprudencia al respecto, Pablo Mora explica que «hay precedentes del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, concretamente un caso del Reino Unido, en el que se entiende que el nudismo está amparado por la libertad ideológica y de expresión. Ese es nuestro alegato fundamental, pero hay que llegar a las instancias que corresponda, y ahora mismo el Supremo no comparte esa postura».

Continuar leyendo