Síguenos

Cultura

ESPECIAL PREMIOS GOYA | «El buen patrón», triunfador de los Goya 2022 con seis premios

Publicado

en

"El buen patrón", triunfador de los Goya 2022 con seis premios

Valencia, 13 feb (EFE).- «El buen patrón» llegó a la gala de la 36 edición de los Goya como la gran favorita y cumplió los pronósticos, al hacerse con seis premios (de 20 nominaciones), entre ellos los de mejor película, director (Fernando León de Aranoa) y actor protagonista (Javier Bardem).

«Maixabel», de Icíar Bollaín, se quedó con tres, mismo número que «Mediterráneo», mientras que «Las leyes de la frontera» fue la sorpresa de la noche al conseguir cuatro Goyas, de categorías técnicas.

Javier Bardem gana el Goya al mejor actor por «El buen patrón»

Javier Bardem ha ganado el Goya al mejor actor protagonista por su papel de empresario en «El buen patrón», de Fernando León de Aranoa.

El actor ha dedicado el premio a las mujeres de su vida, a Penélope Cruz, «la mujer que amo, respeto, admiro y celebro todos los días. Te quiero mucho», le ha dicho a su esposa, sentada entre el público del auditorio del Palau de les Arts, que también estaba nominada al Goya.

«Y a nuestros hijos, Leonardo y Luna, que sois el mayor regalo y los más hermoso que ha pasado en nuestras vidas. Papá y mamá os aman», les ha dicho el actor, que no ha terminado ahí su emotiva dedicatoria:

«Se lo dedico con todo el corazón a una mujer, la que me parió, me enseñó a vivir, a sobrevivir, que me enseñó el amor, la pasión y respeto por este oficio tan hermoso. A mi amada madre Pilar Bardem, ejemplo ético y de compromiso, y referente para mi, que aparte de una actriz inmensa es uno de los mejores seres humanos».

No ha olvidado a sus compañeros, «grandísimos actores» Luis Tosar, Eduard Fernández, Javier Gutiérrez, «por lo que habéis hecho», y a Fernando León de Aranoa por escribir un personaje «tan rico en matices y complejidades, y darme la oportunidad de interpretarlo», ni a su maestro y amigo Juan Carlos Coraza, con quien prepara todos sus papeles.

Bardem (Las Palmas de Gran Canaria, 1969) ya era el actor español con más premios Goya, este es el sexto que suma en su trayectoria como intérprete y el segundo a las órdenes de León de Aranoa, después de «Los lunes al sol» (2002). Ha estado nominado en diez ocasiones.

El primer Goya lo ganó por «Días contados» (1994), como mejor actor de reparto y el resto han sido como protagonista, con la comedia «Boca a boca» (1995), «Los lunes al sol», «Mar adentro» (2004) y «Biutiful» (2010).

A ello hay que sumar otro Goya que ganó como productor del documental «Los hijos de las nubes» (2012).

En esta ocasión sus contrincantes eran Luis Tosar, nominado por «Maixabel»; Javier Gutiérrez por «La hija» y Eduard Fernández por «Mediterráneo».

Bardem es además el único actor español que ha ganado un Óscar -por «No es país para viejos» de los hermanos Coen en 2007-, y este año está nominado por «Ser los Ricardo».

Blanca Portillo, Goya a la mejor actriz protagonista por «Maixabel»

Blanca Portillo ha ganado el Goya a la mejor actriz protagonista por su interpretación de Maixabel Lasa en la película «Maixabel» de Icíar Bollaín.

Competía con Penélope Cruz, nominada por «Madres paralelas»; con Petra Martínez por «La vida era eso» y con Emma Suárez por «Josefina», a quienes quiso mandar todo su amor, además de resaltar que la nominación de Cruz a los premios Óscar le llena el corazón de alegría

Muy sorprendida por un premio que no se esperaba, Portillo repartió amor por su equipo, por sus compañeros actores y actrices -«me han dado la vida»-, y «por los ojos de Luis Tosar, que me han llevado al infinito y más allá».

Amor incondicional por Iciar Bollain; por su madre, que murió hace dos años; por una mujer que es un monumento a la empatía, Maixabel Lasa, que ha puesto «luz en el mundo» y «por hacer de este mundo un lugar mejor», y por Juan María Jauregui y todas las personas que han muerto «de forma injusta».

Basada en una historia real, Portillo se pone en la piel de Maixabel Lasa, cuyo marido, el político socialista Juan María Jáuregui, fue asesinado por ETA en el año 2000 y once años más tarde accede a encontrarse cara a cara con uno de sus asesinos.

Para la actriz, que ha estado cuatro veces nominada, supone su primer Goya. Tenía, eso sí, su cuota del premio colectivo a la mejor interpretación del festival de Cannes como miembro del reparto de «Volver» (2006) y una Concha de Plata de San Sebastián por «Siete mesas de billar francés» (2007).

Por ambas películas estuvo nominada a los Goya y, una vez más, la primera, como mejor actriz revelación por «El color de las nubes» (1997). Su carrera está muy ligada también al teatro -como actriz y como directora- y a la televisión, donde ganó especial popularidad gracias a la serie «Siete vidas».

José Sacristán, un Goya de Honor que tira de recuerdos y de humildad

José Sacristán, uno de los grandes nombres de la escena española, ha recogido hoy su Premio Goya de Honor emocionado pero consciente de su trayectoria, y ha tirado tanto de recuerdos como de humildad para aceptar el reconocimiento.

Sacristán (Chinchón, Madrid, 1937) ha recordado a su pueblo y a su gente, su esfuerzo y su esperanza, el campo, allí donde hay un tiempo para labrar la tierra, otro para echar la simiente y otro para recoger los frutos.

«Gracias a todos los que con su confianza en mi trabajo me permiten seguir arando, sembrando y cosechando», ha afirmado el actor, que, como siempre en sus discursos, tuvo palabras cariñosas para sus padres, el Venancio y la Nati.

También a sus hijos y a su mujer, Amparo. «Sin su amor ni su cuidado no me quedaría otra que echar el alto», ha asegurado Sacristán, antes de recordar que fue uno de los fundadores de la Academia del Cine.

Un momento breve en una larga gala para homenajear a un actor que ha recibido el Goya de honor por «representarnos de forma única en tantos títulos inolvidables que forman parte de nuestra memoria íntima», según la Academia de Cine.

Sacristán es «un modelo de entrega, pasión, ética y profesionalidad para todos los cineastas jóvenes». Galardonado con el Premio Nacional de Cinematografía 2021, lleva más de sesenta años «jugando con responsabilidad» en cine, teatro y televisión.

Protagonista de títulos míticos de la historia del cine español como «La colmena» (1982) o «La vaquilla» (1985), Sacristán se mantiene activo en cine, teatro y televisión.

Entre sus trabajos más recientes figuran series como «Alta mar» o «Velvet» y películas con directores como Carlos Vermut, Isaki Lacuesta o Javier Rebollo.

Y en teatro, ha estado desde 2018 con «Señora de rojo sobre fondo gris» de Miguel Delibes, y ahora prepara «El hijo de la cómica», un homenaje a su gran amigo Fernando Fernán Gómez.

En sus comienzos, simultaneó su oficio de mecánico en un taller con la escena, en la que debutó gracias al director José Luis Alonso como meritorio en el madrileño Teatro Infanta Isabel.

En 1960 se sumó a la compañía Teatro Popular Español, en el cine aterrizó con la popular «La familia y uno más» (1965), de Fernando Palacios y en la década de los setenta participó en algunas de las comedias más representativas de la época («El arte de casarse», «Sor Citroen» o «Cómo está el servicio», entre otras).

A la vez que se reveló como un excelente actor dramático con títulos rompedores como «Un hombre llamado Flor de Otoño» (1978), de Pedro Olea; «El diputado» (1978), de Eloy de la Iglesia, y la película más representativa de las contradicciones, frustraciones y deseos del español medio de entonces, «Asignatura pendiente» (1977), de José Luis Garci.

Ha trabajado con la gran mayoría de los grandes cineastas españoles: Luis García Berlanga («La vaquilla», 1985, «Todos a la cárcel», 1993); Mario Camus («La colmena», 1982); Pilar Miró («El pájaro de la felicidad», 1993); Javier Rebollo («El muerto y ser feliz», 2012); Carlos Vermut («Magical Girl», 2014) o Kike Maíllo («Toro», 2016).

Desarrolló una parte de su carrera profesional en Argentina, donde se hizo popular en 1978 con «Solos en la madrugada». Y rodó con Adolfo Aristarain dos de sus películas más aclamadas: «Un lugar en el mundo» (1992) y «Martin (Hache)» (1997).

Además de su carrera como actor, ha dirigido «Soldados de plomo» (1983), «Cara de acelga» (1987), donde también fue el responsable del guion junto a Carlos Pérez Merinero, y «Yo me bajo en la próxima, ¿y usted?» (1992), adaptación de la obra de teatro de Adolfo Marsillach que también había protagonizado.

León de Aranoa, Goya a la mejor dirección por «El buen patrón»

Fernando León de Aranoa se ha hecho con el Goya a la mejor dirección por «El buen patrón».

Jonás Trueba se lleva el Goya al mejor documental por «Quién lo impide»

Jonás Trueba (Madrid, 1981) ha ganado esta noche el premio Goya al mejor documental por «Quién lo impide», su monumental retrato de la adolescencia de casi cuatro horas de duración dividido en cuatro episodios.

«Es insólito para nosotros estar aquí», ha asegurado Trueba al recoger el premio, que es el fruto del trabajo de unos ilusos, un «pequeño grupo de amigos, técnicos y actores», ha recordado el realizador.

Algunos de los actores tenían 14 años cuando empezaron a participar en este proyecto y ahora tienen 20, ha señalado Trueba, quien ha afirmado que sin ellos no habrían podido poner en pie un proyecto que empezó, literalmente, con dos personas en el equipo.

Una de las protagonistas del documental, Candela Recio, ha dedicado el Goya «a todos los jóvenes que están empezando. Hoy en día ser joven no es fácil y que te den un espacio tampoco lo es».

La película competía con «El retorno: la vida después del ISIS», dirigida por Alba Sotorra; «Héroes: silencio y rock and roll», sobre la banda zaragozana Héroes del Silencio y dirigida por Alexis Morante, y «Un blues para Teherán», de Javier Tolentino.

A caballo entre el documental y la ficción, «Quién lo impide» se rodó a lo largo de cinco años y está protagonizada por un grupo de jóvenes entre 15 y 18 años que comparten sus inquietudes, deseos y forma de ver el mundo.

La sexualidad, la madurez, el alcohol, el tabaco, la virginidad, las redes sociales, la amistad, la soledad, la inseguridad, la presión social o la ideología son algunos de los temas que van tocando los protagonistas de «Quién lo impide».

Sus actores ganaron la Concha de Plata a la Mejor interpretación de reparto en el pasado Festival de San Sebastián, donde la cinta obtuvo además el Premio Feroz Zinemaldia y el Premio FIPRESCI.

Es el sexto largometraje del pequeño de la saga artística de los Trueba, quien debutó en 2010 con «Todas las canciones hablan de mi» por la que fue nominado al Goya a la mejor dirección novel.

Su penúltima película, «La virgen de agosto» (2020), fue nominada al César a la mejor película extranjera en Francia.

Barroso arranca aplausos para Forqué, Almudena Grandes, Pilar Bardem y Camus

El presidente de la Academia de Cine, Mariano Barroso, ha arrancado hoy los aplausos de los asistentes a los Goya al recordar a los fallecidos Verónica Forqué, Almudena Grandes, Pilar Bardem y Mario Camus, a quienes sería «muy parecida» si fuera una persona -ha dicho- la institución que representa al cine español.

En su discurso de la 36 edición de los premios, Barroso también ha felicitado a Penélope Cruz, a Javier Bardem, a Alberto Iglesias y a Alberto Mielgo, todos ellos presentes en la gala, por sus nominaciones a los Óscar.

Y «si el cine español tuviera una cara sería la de un maestro que es una referencia. Este compañero es José Sacristán, al que vamos a entregar el Goya de Honor», ha remarcado.

Barroso ha querido aprovechar para explicar y «resumir» la labor de la Academia en defensa de una profesión en muchas ocasiones precaria e inestable como la de actores o guionistas, y para eso ha utilizado a estas figuras recientemente desaparecidas que estuvieron relacionadas con el cine, y les ha rendido homenaje.

De este modo, ha recordado a Forqué, a la que ha definido como «una actriz que hacía algo que muchos actores se ven obligados a hacer: entregar su alegría y su luz a sus personajes, y a través de ellos a su público. Y guardarse para ella su dolor». «Nadie ocultó nunca su dolor de una forma tan hermosa», ha añadido sobre la actriz, que ganó cuarto goyas.

Como ha recordado Barroso, la cuarta parte de los académicos son actores, y son los que menos trabajo remunerado tienen, ya que solo uno de cada diez días tienen trabajo y tienen un desempleo al rededor del 90 %, por lo que ha reclamado para ellos la misma protección que tiene el resto de los trabajadores.

Al respecto, y como «el sistema público no les cubre», crearon «una especie de seguridad social paralela», la Fundación AISGE, que atiende a los actores en situación de necesidad, con unas pensiones que les sirven para pagar el alquiler, y que fue presidida muchos años por «otra compañera muy querida por todos, Pilar Bardem», que se dedicaba «a estas cosas aparte de hacer cine», ha dicho, provocando los aplausos y la emoción de su hijo, Javier Bardem.

Recordar a la escritora y guionista Almudena Grandes le ha hecho al presidente de la Academia resaltar que los guiones «están en el origen de todo» y sin los guionistas, «no habría una sola película. Ninguno de nosotros estaría hoy aquí».

«Precisamente las historias que optan hoy al Goya a la mejor película tienen eso en común: hablan de la parte menos obvia de la realidad y tienen otra forma de mirarla», ha recalcado sobre la manera de escribir de Grandes «sobre el reverso de la vida, sobre la cara B, las partes menos conocidas de la realidad, o de las que menos se habla».

De Mario Camus ha contado que, cuando le preguntó cómo hacía para dirigir a los actores como Paco Rabal, Alfredo Landa, Terele Pávez o Juan Diego, le respondió con humildad: «Yo no hago nada. Los directores no hacemos falta. Lo único que tenemos que hacer es ir al rodaje para asegurarnos de que los actores llegan a la hora».

Cate Blanchett: «Cuando era pequeña, Buñuel me cambió la vida»

Pedro Almodóvar y Penélope Cruz han sido los encargados de entregar el primer Goya Internacional que concede la Academia de Cine a la estrella australiana Cate Blanchett, que ha declarado su amor por el cine español desde que era niña: «Cuando estaba en el instituto vi a Buñuel y eso cambió cómo veía el mundo».

La actriz, poseedora de los más prestigiosos premios cinematográficos del mundo, ha comparado a sus anfitriones españoles con grandes parejas de creadores del cine, como Gena Rowlands y John Cassavetes, y Katharine Hepburn y George Cukor.

«Son una pareja legendaria, para mi es un honor. Son una inspiración», ha dicho Blanchett antes de desearle suerte a Penélope Cruz en los Óscar a los que está nominada en la categoría de mejor actriz por «Madre paralelas», de Pedro Almodovar.

La actriz australiana se ha referido al director manchego en todo broma al señalar que Pedro Almodóvar «tiene tanto talento que da hasta asco».

«No podemos ni siquiera empezar a hablar de Pedro, cuando estaba en el instituto vi la obra de (Luis) Buñuel y eso cambio por completo cómo veía el mundo; desde entonces me atrae el lenguaje visual del cine español», ha declarado la artista.

También ha señalado la «enorme suerte» que ha tenido en su carrera de trabajar con grandes directores como Steven Spielberg, Martin Scorsese o Todd Haynes, «y ahora voy a trabajar con Pedro», ha celebrado.

Para ella, el manchego es «un artesano». «Trabajar con el cerebro también forma parte de esa artesanía, si combinas cabeza, corazón y manos eres un artista, y Pedro lo es», ha dicho, mientras el director de «Madres paralelas» se tapaba la cara con las manos.

Antes, Almodóvar la había presentado como: «una maravillosa actriz a la que adoro. Espero cumplir el sueño que rodar con ella».

Cruz avisó al público de que llegaba «la gran Cate Blanchett», que fue recibida con el auditorio puesto en pie y ella dando las gracias en español. «Pero eso es todo lo que conozco en español», se ha disculpado la actriz, que ha bromeado con la posibilidad de «mejorar su nivel» cuando empiece a rodar «Manual para mujeres de la limpieza».

Ha dado las gracias a la Academia de Cine española y ha añadido su deseo de «rendir homenaje al mundo del cine español» por haber peleado en estos difíciles meses de pandemia.

«Me siento muy orgullosa por lo que hemos creado a nivel internacional, ha sido trabajar con una incertidumbre muy profunda para animar «a todo el mundo a aceptar la incertidumbre y que vuelvan a las salsa de cine, aceptemos que el mundo tiene zonas grises, como todo ser humano», y ha concluido con un «buenas noches, España», en español.

Chechu Salgado, Goya al actor revelación por «Las leyes de la frontera»

Chechu Salgado ha ganado esta noche el Goya que lo reconoce como actor revelación de 2022 por su papel de Zarco, el chaval delincuente que arrastra por el mal camino al protagonista, Nacho, en «Las leyes de la frontera», de Daniel Monzón.

Tras dedicarle el premio a sus compañeros de nominación, Salgado compartió el Goya con todo el equipo de «Las leyes de la frontera», su familia (a quienes se dirigió en gallego). «Estoy nerviosísimo y este es un regalo increíble».

Salgado, gallego nacido en Sober (Lugo) en 1991, competía por el galardón con dos de los actores de «El buen patrón», Tarik Rmili y Óscar de la Fuente, y con Jorge Motos, protagonista de «Lucas».

Tras estudiar Arte Dramático en Vigo, Salgado hizo su primer papel interpretando a Román Fluza en la serie de televisión de TVG «Serramoura» durante cuatro años, de donde saltó a la serie nacional «Fariña».

Después ha trabajado en «La caza. Monteperdido», en la serie diaria «Servir y proteger» y más tarde en la serie de HBO España «Patria». Era la primera vez que el actor competía por un Goya.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

VÍDEO| Así es Blanca Paloma, la representante de España en Eurovisión

Publicado

en

blanca paloma eurovision
La cantante Blanca Paloma se proclama vencedora en la final del BenidormFest 2023 que se celebra este sábado en la localidad alicantina. EFE/Morell
Benidorm (Alicante), 5 feb (OFFICIAL PRESS- EFE).- Blanca Paloma representará a España en la gran final de Eurovisión 2023 que tendrá lugar en mayo en Liverpool (Reino Unido), tras ganar
este sábado con un tema de raíz flamenca la segunda edición de Benidorm Fest.

La artista ilicitana y su tema «EaEa» han conquistado el triunfo con un total de 169 puntos, en una final en la que ha hecho suyas las mejores votaciones del jurado profesional y el televoto, por delante de Agoney, con 145 puntos.

Esta es la canción de Blanca Paloma para Eurovisión:

Blanca Paloma a Eurovisión

«Tranquila pero incrédula» aún por su victoria en el segundo Benidorm Fest que la convierte en la representante española en Eurovisión 2023, Blanca Paloma ha dicho que irá «a por todas para traer el festival a la terreta», convencida de que su propuesta flamenco conquistará en Europa.

«Fuera de España también se ama mucho el flamenco, que es universal. Cuando se hace algo con verdad y autenticidad llega a donde tiene que llegar y pellizca, yo espero que Europa esté preparada para el pellizco y se despierte por bulerías», ha señalado en la rueda de prensa posterior a su triunfo.

Blanca Paloma (Elche, Alicante, 1989) ha dado las gracias a sus «pichones», apodo con el que ha bautizado a sus seguidores, y se ha puesto como reto en su camino a Eurovisión aprender por fin inglés, la «única asignatura» que ha suspendido siempre.

«Cuando se hace algo con verdad, llega donde tiene que llegar»

Ha relatado que en la gestación de su «EaEa» buscó «una palabra que diera centro a todo, como un trance» y, en su traslación al directo, pensó en un homenaje al mantón de flecos de su «yaya» Carmen, a cuyo legado honra.

«Las cosas que van de a poquito llegan para quedarse», ha dicho la artista ilicitana sobre su evolución entre el público, al que ha ido conquistando progresivamente, sobre todo tras su paso por la semifinal de esta preselección con una impactante puesta en escena diseñada por ella misma.

Una mujer hecha a sí misma

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha resaltado la capacidad de superación de Blanca Paloma, flamante campeona del Benidorm Fest: «Ganando Blanca, gana la fortaleza de una joven capaz de superarse, una persona que no venía patrocinada por ninguna discográfica, que se ha hecho a sí misma y que da imagen muy positiva para la juventud».

Al término de la final del Benidorm Fest que ha coronado a la ilicitana de 34 años, que representará a España en Liverpool con su «EaEa», Puig ha subrayado que Blanca es un ejemplo de «perseverancia, de cómo avanzar en personalidad» tras su intento de conseguir el Benidorm Fest el año pasado, cuando finalizó quinta.

Blanca Paloma, flamante ganadora del Benidorm Fest, abrazada a sus padres el pasado jueves. EFE/Morell/Archivo

El jefe del Consell ha comparado su capacidad de superación con la de la ciudad de Elche, donde vive, ha dicho, «gente trabajadora y que pone lo mejor de sí misma», y ha recordado que será el primer artista valenciano en Eurovisión desde Jaime Morey, un hecho que le «congratula».

Continuar leyendo