Síguenos

Sucesos

Caso Esther López: Óscar, principal sospechoso, rompe su silencio

Publicado

en

Caso Esther López: Óscar, principal sospechoso, rompe su silencio

Se cumple un año del hallazgo del cadáver de Esther López y sigue sin conocerse las causas y qué persona o personas movieron el cuerpo de la joven de Traspinedo.

Ya son varios meses desde que Esther López falleció y la investigación continúa para esclarecer lo que ocurrido.

La familia de la víctima pide justicia, que se encarcele al principal sospechoso.

Óscar, principal sospechoso

Hallan «similitudes» entre la chaqueta de Esther y un hilo encontrado en casa de Óscar

A día de hoy, Óscar es el principal sospechoso. Todas las pruebas y pistas apuntan a él. En uno de los últimos informes de la investigación de la Guardia Civil se produjo un avance clave. En este caso se trata del realizado por el laboratorio AmsFashion, en el que se encuentran «ciertas similitudes» entre la chaqueta de Esther López y un hilo encontrado en casa de Óscar S. M., el principal sospechoso para la Guardia Civil de la desaparición y muerte de la joven de Traspinedo.

En dicho informe, de fecha 10 de octubre y al que ha tenido acceso Europa Press, llega ahora seis meses después de los registros en la casa de Oscar S.

¿Miente Óscar?

Óscar contó a los investigadores que dejó a Esther López a las 03:15 horas de la mañana. Y ante el juez, confesó que «ese día me fui para casa y estuve en casa».

Sin embargo, este informe demuestra científicamente que vuelve a mentir: «El móvil de Esther López comparte ubicación con el de Óscar y curiosamente hacen lo mismo desde la 03:19 horas hasta las 09:13 horas de la mañana». Además, a los móviles se suma que la SIM del coche también realiza los mismos movimientos: «Desde la zona de urbanizaciones de Traspinedo hasta una zona más al oeste».

Este informa también destapa otra mentira de Óscar. El sospechoso recalca ante los letrados que él no limpió ni aspiró su vehículo al día siguiente de la desaparición. Sin embargo, a pesar de haber reseteado dos veces el ordenador de navegación del vehículo, la tarjeta SIM del coche lo sitúa en la misma gasolinera en la que aparecieron las imágenes de cámaras de seguridad de un vehículo idéntico al suyo entre las 15:15 horas hasta las 15:37. Misma hora y mismo día en el que se grabaron las imágenes, pese a su negación…

Óscar se defiende

Un año después del terrible suceso todos los indicios apuntan a una misma persona: Óscar S., amigo de la familia y última persona que la vio con vida.

Óscar se ha visto acorralado en varias ocasiones. Ha denunciado dos veces haber sido acosado, cuando su negocio y su coche amanecieron repletos de carteles con la foto de Esther, pero siempre se ha mantenido al margen de lo que iba aconteciendo.

Oscar ha roto su silencio a través de una carta. En ella denuncia el derribo que está recibiendo tanto él como su familia, sostiene que los medios de comunicación lo han señalado basándose en pruebas “infundadas”.

Añade además que su coche no tenía ningún golpe cuando la Guardia Civil se lo retiró para analizarlo, pero el informe pericial dice lo contrario. También defiende que siempre ha colaborado con la justicia, sin embargo ha llegado a cambiar su versión hasta tres veces, incriminando incluso a amigos suyos.

Óscar agradece el trabajo que está haciendo la justicia: “quiero agradecer la labor judicial que está realizando su trabajo de forma objetiva e imparcial sin dejarse influir por los juicios paralelos”.

Con motivo de la concentración celebrada tres días más tarde, la familia de Esther elaboró un vídeo en el que participaron algunos personajes públicos como Rosa López o Paula Echevarría en el que hablaban del autor de los hechos como un “lobo con piel de cordero”.

Lo cierto es que a día de hoy el caso siguen sin dar la respuesta definitiva.  La jueza encargada del caso está esperando a los informes que faltan para conocer con exactitud si la muerte de la joven, que fue violenta, fue un homicidio o no y quién lo llevo a cabo.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión: suspendida la ejecución de su condena

Publicado

en

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión
Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, a su llegada a los juzgados de Llíria (Valencia). EFE/Manuel Bruque/Archivo

Madrid, 24 jun (OFFICIAL PRESS-EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha suspendido la ejecución de la condena de dos años de prisión impuesta a Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, siempre y cuando no delinca en los próximos cuatro años.

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión

En un auto al que ha tenido acceso EFE, la Audiencia toma esta decisión teniendo en cuenta que el condenado -que recibía tratamiento en el Hospital General de València, ciudad en la que también se organizó una gala benéfica a su favor- carece de antecedentes penales, que la pena impuesta no supera los dos años de prisión y que ha consignado 40.000 euros de fianza, suficiente para devolver los 36.918 euros que estafó.

Sanz fue condenado en 2021 a dos años de prisión por simular que padecía una enfermedad letal y que si no viajaba a Estados Unidos para curarse, iba a morir.

Esa sentencia fue fruto del acuerdo alcanzado entre la defensa de Paco Sanz y la Fiscalía, que redujo su petición de condena de seis años a solo dos.

Ahora, la Audiencia atiende a la petición del condenado y considera que no es necesario su ingreso en prisión siempre y cuando no cometa ningún delito en los próximos cuatro años.

«Síndrome de Cowen»

Según la sentencia, a Paco Sanz le diagnosticaron la enfermedad del «síndrome de Cowen» en 2009, que se «caracteriza por la aparición de tumores benignos» pero sin riesgo de morir, por lo que se aprovechó de su dolencia para obtener «un lucro patrimonial ilícito desde 2010 hasta 2017».

Durante este periodo de tiempo, Paco Sanz hizo creer, a través de redes sociales y medios de comunicación, que su enfermedad era «muy grave», por lo que creó una página web en la que exageraba los síntomas de su enfermedad con la finalidad de «conmover a las personas» para que le donasen dinero y financiar así un supuesto tratamiento en Estados Unidos.

Pero en realidad, según explica la sentencia, «consistía en un ensayo experimental gratuito y sin coste alguno» que tenía lugar en el Hospital General de València.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo