Síguenos

Valencia

Ha muerto Bautista Soler Crespo, uno de los gigantes del sector inmobiliario valenciano

Publicado

en

El constructor Bautista Soler Crespo falleció ayer a los 92 años. Soler, nacido en Turís, creó a mediados de los 50 uno de los grandes imperios inmobiliarios de la Comunitat Valenciana y llegó a ser incluído por la revista «Forbes» entre los hombres más ricos del mundo en el 2007, con una fortuna valorada en más de 1.300 millones de euros. Su nombre estuvo muy ligado al Valencia Cf. En 2004 compró a Paco Roig la mayoría accionarial y colocó a su hijo, Juan Bautista Soler, en la presidencia. La mala gestión del club, sumada a la crisis del 2008, marcaron el ocaso de su imperio.

Bautista Soler se inició en el mundo inmobiliario en 1953 en Alzira. El grupo Soler siempre estuvo muy ligado al mundo del cine. En la capital de la Ribera Alta contruyó la primera sala en 1960, y en los 80 adquirió buena parte de las principales salas de Madrid, donde llegó a tener 46. En València construyo el complejo de los cines Lys en el Paseo de Russafa a principios de este siglo.

En la capital de la Comunitat, las actuaciones de su grupo empresarial cambiaron la fisonomía de la ciudad, en zonas comola Avenida Aragón, Manuel Candela o la calle Centelles. En 2007 el imperio Soler llegó a su cúspide con su entrada en Metrovacesa y el proyecto de transformación de La Patacona, en Alboraia. Al año siguiente llegó la crisis inmobiliaria y el desastre. En 2012, Metrovacesa presentó uno de los mayores concursos de acreedores en España, con una deuda reconocida de 1.627 millones.

Bautista Soler nuncá olvidó sus raíces. En Turís financió la capilla y los accesos del cementerio, el Hogar de los niños, el conservatorio Lola Luján ,el campanario de la iglesia y la reforma del altar mayor. Allí tendrá lugar su funeral hoy a las 13:00 horas.

 

Valencia

Las residencias valencianas recuperan los abrazos

Publicado

en

València, 17 sep (EFE).- Las residencias de ancianos de la Comunitat Valenciana recuperan desde este viernes el contacto entre residentes y familiares o allegados que acudan a visitarlos, después de que la Conselleria de Igualdad haya eliminado la obligación de guardar la distancia física en las visitas con algunas condiciones, como que ambos estén vacunados y el municipio del centro esté en situación de nueva normalidad.

La patronal de residencias Aerte ha destacado que, después de dieciocho meses, «los abrazos vuelven a las residencias», gracias a la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana de una nueva resolución que regula el plan de actuación en las residencias y centros de día de mayores frente a la covid-19.

La resolución se adopta tras valorar la actual situación de la pandemia y teniendo en cuenta la necesidad de actualizar las medidas vigentes en los centros de mayores, por lo que se flexibilizan algunos criterios con el fin de tender a una normalización de la vida cotidiana de los residentes, aunque otros se mantienen.

El texto que entra en vigor este viernes introduce una nueva categorización de los centros, de forma que se considerará un centro residencial con alta cobertura cuando más del 80 % de los residentes y trabajadores hayan recibido la pauta de vacunación completa, mientras que por debajo de ese porcentaje será un centro con baja cobertura de vacunación.

Por lo que respecta a las visitas, elimina la necesidad de mantener la distancia de seguridad, siendo solo necesario el uso de mascarillas y medidas higiénicas generales, cuando el centro esté en un municipio en situación de nueva normalidad o nivel de alerta 1, residentes y visitantes tengan la pauta de vacunación completa, y el encuentro se produzca en un espacio abierto donde esté garantizada la ventilación, o en cerrados no compartido.

Sigue sin haber límite de familiares que acudan de visita al centro cuando el municipio esté en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2, aunque se mantiene la obligación de solicitar cita previa y de que los encuentros se mantengan preferiblemente en espacios abiertos.

Los centros en nivel de alerta 3 con una vacunación alta o completa podrán mantener las visitas de manera escalonada a lo largo del día de un familiar, tutor o allegado, o de hasta 3 personas convivientes, que podrán entrar juntas, siempre con cita previa y no más de una hora. Los centros con vacunación incompleta permitirán la visita de una única persona.

Los centros con una vacunación completa y los de alta cobertura de vacunación deberán reservar un 5 % de plazas para garantizar aislamientos y de esta forma prevenir brotes, mientras que los centros con baja cobertura de vacunación ese porcentaje será del 10 %. Como hasta ahora, se mantienen los grupos burbuja para permitir un mejor control y rastreo en caso de brote.

Respecto a las salidas de los residentes, los centros libres de covid y con vacunación completa de usuarios y trabajadores permitirán las salidas ordinarias de los residentes con vacunación completa hasta el nivel 3 de alerta, así como los centros con alta cobertura de vacunación y en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2.

La resolución establece que en los municipios que estén en situación de nueva normalidad, nivel de alerta 1 y 2, los residentes, independientemente de su grado de inmunización, podrán salir siguiendo el protocolo que establezca la dirección de la residencia.

Respecto a los nuevos ingresos, se continúan realizando siempre que el centro esté libre de covid-19 (sin brote ni sospecha de brote, o con brote cerrado). En centros con baja cobertura de vacunación y en nivel de alerta 3, solo se permitirán nuevos ingresos en centros libres de covid con carácter excepcional y de urgencia social.

La resolución establece que los usuarios no vacunados se integrarán individualmente en grupos burbuja de residentes vacunados, sin que pueda haber en la misma unidad convivencial otros residentes no vacunados.

Los trabajadores deberán utilizar en todo momento el equipo de protección individual cuando estén dentro del perímetro del centro, y los que no estén vacunados serán asignados a grupos burbuja de usuarios con pauta de vacunación completa, evitando entrar en contacto con quien no esté vacunado.

Por lo que respecta a los centros de día, todos los usuarios podrán acudir a los centros con alta cobertura o de vacunación completa y que sean independientes de centros residenciales, y los no vacunados se integrarán individualmente en grupos burbuja de usuarios vacunados.

En centros con baja cobertura de vacunación o incompleta pero que cuenten con una infraestructura que permita guardar las distancias de seguridad e higiene, todos los usuarios podrán asistir, y si no es posible mantener esta distancia se establecerán turnos rotatorios.

En cuanto a los centros de atención a personas mayores (CEAM y CIM), podrán realizar actividades y servicios de atención individualizada con un 75 % de su aforo en el nivel de alerta 1, y del 50 % en el 2. Solo actividades que requieran mesa y un máximo de seis personas por grupo, salvo en nueva normalidad.

En nivel de alerta 3, solo se podrán realizar las actividades o prestaciones individualizadas cuando la persona usuaria lo tenga prescrito.

Continuar leyendo