Síguenos

Valencia

Los propietarios de Campanar sabrán en 2 meses si el edificio se puede rehabilitar o hay que derribar

Publicado

en

Incendio Campanar últimas noticias
Vista general del balcón donde supuestamente se originó, al parecer por un cortocircuito en el mecanismo de un toldo, el incendio. EFE/Biel Aliño

Sigue desde Official Press toda la información sobre el incendio de Campanar, las últimas noticias y la situación de los afectados:

València, 10 abr (OP-EFE).-Los propietarios del edificio del barrio valenciano de Campanar incendiado el pasado 22 de febrero, en el que murieron diez personas, sabrán aproximadamente en un mes y medio o dos meses el resultado de los informes periciales que determinarán si está en ruina y hay que derribarlo o si se puede rehabilitar.

Así lo han confirmado a EFE fuentes de la comunidad de propietarios del edificio siniestrado después de una reunión mantenida este martes por la tarde en la sede de una compañía aseguradora para abordar los próximos pasos a dar, sobre todo en lo referido a los pagos pendientes a bancos y compañías de seguros.

140 viviendas afectadas

Según las fuentes, el proceso es lento y complejo dada la gran cantidad de propietarios afectados y a la particularidad de cada caso -el incendio dejó sin hogar a docenas de familias al haberse calcinado las cerca de 140 viviendas que había entre los dos bloques residenciales afectados- y a la falta de antecedentes recientes.

En cuanto al estado del edificio, dos empresas periciales harán una inspección visual y otra de catas para plantear a la comunidad de propietarios el futuro presupuestario del inmueble: si está en ruina y por tanto hay que derribarlo, o si por el contrario es factible una rehabilitación integral de los dos bloques.

Las mismas fuentes han añadido que esos informes podrían estar listos en un plazo aproximado de mes y medio o dos meses, ya que deben contar con todas las licencias y los permisos administrativos necesarios ante la gran cantidad de escombros que hay aún en el interior del inmueble.

En la reunión de este martes ha estado también presente la Asociación de Propietarios Afectados del Incendio de Campanar (Aproicam).

La investigación policial y pericial

Las primeras investigaciones de la policía científica apuntaron a un cortocircuito en el mecanismo del toldo del apartamento 86 del bloque más alto como posible causa del incendio -de hecho, en los primeros vídeos del siniestro se ve ese toldo ardiendo-, pero después se concretó que habría estado en un electrodoméstico de la cocina de esa vivienda.

El Juzgado de Instrucción número 9 de València se hizo cargo del caso, pero el 8 de marzo acordó archivarlo tras recibir un oficio policial en el que se descarta la «etiología criminal o delictiva» del siniestro.

Familiares de cuatro de los fallecidos anunciaron entonces que recurrirían ese sobreseimiento, algo que ha apoyado la Fiscalía Provincial; sin embargo, el pasado martes el juez acordó mantener el sobreseimiento provisional de la investigación abierta hasta recibir el informe policial que debe determinar el origen y las causas exactas del fuego.

El 21 de marzo, los peritos de las compañías aseguradoras del edificio accedieron por primera vez, acompañados de agentes de la Policía científica, al lugar del siniestro para «detectar el punto exacto del origen del fuego», porque sin determinarlo no pueden saber la causa del incendio, y ver dónde se podían tomar muestras de la fachada para ser analizadas después en el laboratorio.

La tragedia del incendio de Campanar

Aquel 22 de febrero, diez personas fallecieron y quince resultaron heridas, varias de ellas bomberos aunque recibieron el alta dos días después. Unas 400 personas, entre propietarias e inquilinas, se quedaron sin casa y sin absolutamente nada, incluida la documentación legal, pues las llamas lo calcinaron todo.

El incendio empezó poco después de las cinco y media de una tarde con rachas de viento cálido de poniente de hasta 60 km/h en una vivienda de la octava planta del bloque de catorce alturas situado sobre la glorieta donde confluyen las calles General Avilés y Maestro Rodrigo, y rápidamente se propagó al bloque anexo de diez alturas; en solo media hora las llamas habían afectado a las 138 viviendas de todo el complejo residencial.

Julián, el conserje convertido en héroe

Muchos vecinos pudieron salir del inmueble durante los primeros minutos gracias al conserje, Julián García, quien fue puerta por puerta avisando de la emergencia. Otra pareja fue rescatada por los bomberos desde su terraza, cercados por las llamas, en un operación muy arriesgada que acabó con éxito y entre los aplausos de la gente.

Hubo horas de angustia porque se daba a varias personas por desaparecidas. Unas fueron localizadas pero a cuatro las hallaron ya muertas, a medianoche, los drones y las cámaras térmicas y, luego, los bomberos cuando pudieron acceder al inmueble, horas después de apagarse las últimas llamas, por la mañana. Entre las víctimas mortales había una familia entera (padre, madre y dos niños).

Hasta el lugar del siniestro se desplazaron durante las jornadas siguientes los reyes de España, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, mientras que en todo momento estuvieron en la zona tanto la alcaldesa, María José Catalá, como el president de la Generalitat, Carlos Mazón, entre otras autoridades y junto a un gran despliegue de equipos de emergencia, sanitarios, policiales y de protección civil.

Una vez confirmadas las identidades de las víctimas mortales -hubo que cotejar su ADN con el de familiares por el estado en que se encontraban algunos cadáveres-, los funerales particulares se han desarrollado en la intimidad a excepción de uno colectivo organizado por el Arzobispado, que acogió la Catedral este 11 de marzo.

La investigación

Las primeras investigaciones de la policía científica apuntaron a un cortocircuito en el mecanismo del toldo del apartamento 86 del bloque más alto como posible causa del incendio -de hecho, en los primeros vídeos del siniestro se ve ese toldo ardiendo-, pero después se concretó que habría estado en un electrodoméstico de la cocina de esa vivienda.

El Juzgado de Instrucción número 9 de València se hizo cargo del caso, pero el 8 de marzo acordó archivarlo tras recibir un oficio policial en el que se descarta la «etiología criminal o delictiva» del siniestro. Familiares de cuatro de los fallecidos anunciaron entonces que recurrirían ese sobreseimiento.

Este jueves, los peritos de las compañías aseguradoras del edificio han accedido por primera vez, acompañados de agentes de la Policía científica, al lugar del siniestro para «detectar el punto exacto del origen del fuego», porque sin determinarlo no pueden saber la causa del incendio, y ver dónde podrán tomar muestras de la fachada para ser analizadas después en el laboratorio.

El edificio

El material empleado en la fachada ventilada de este complejo residencial, construido en la época del boom inmobiliario en un barrio periférico de la ciudad y que se publicitaba hace diecisiete años como un edificio «vanguardista» con materiales de la «máxima calidad», pudo influir también en la rápida propagación de las llamas.

Este incendio, según constató EFE, tuvo un precedente similar en agosto de 2020 en el barrio de Hortaleza de Madrid, en un fuego que se saldó sin heridos pero en el que ardieron materiales de la misma empresa y características muy similares que los que revestían la fachada del inmueble valenciano y cuya reacción al fuego ya llamó la atención.

Desde el 22 de febrero varias comunidades de propietarios y entidades profesionales han pedido revisar algunos edificios con características similares al de Campanar, por si existe la posibilidad de terminar sufriendo un incendio parecido.

Un mes después de la tragedia, en la zona del edificio -que todavía no se contempla derribar- aún huele a quemado mientras una corona de flores recuerda a las víctimas, a las que también se homenajea aún con un improvisado altar en la rotonda en solidaridad con los niños que murieron en ella. Y en los balcones del esqueleto arquitectónico se ven todavía enseres, muebles y toldos quemados.

Las ayudas

Desde esa misma noche se puso a disposición de las familias docenas de plazas hoteleras y poco después pudieron instalarse en el edificio municipal de 131 viviendas de nueva construcción del barrio de Safranar habilitado por el Ayuntamiento, que ha destinado a más de 650 profesionales -entre ellos 300 bomberos, 255 policías locales, 42 funcionarios y 16 psicólogos- a atender las necesidades.

En ese edificio hay actualmente ocupadas 99 viviendas, según datos facilitados a EFE por el Ayuntamiento, por 229 personas afectadas por la tragedia (42 menores y 187 adultos).

Por su parte, la Generalitat ha aprobado ayudas económicas, fiscales y sociales. Se han dictado ya diez resoluciones de concesión agrupadas que van dirigidas a beneficiar a 112 familias y que suman un importe global de 818.000 euros en ayudas directas.

La Policía Nacional también ha dado facilidades para que los damnificados -entre quienes hay personas de varias nacionalidades- tramiten la documentación oficial perdida en el incendio.

Una vez cubiertas las necesidades básicas de alojamiento, atención psicológica y apoyo administrativo (por parte del Ayuntamiento) y las ayudas económicas (de la Generalitat), «se estudiarán, de manera individual, otras posibles medidas, siempre en función de las nuevas necesidades puntuales que, en su caso, trasladen las personas afectadas», añaden a EFE desde el Consistorio, que hace un balance «positivo» de la respuesta dada hasta ahora.

Propietarios e inquilinos

La comunidad de propietarios del edificio ha denunciado a los agentes de edificación que intervinieron en la construcción del inmueble por un presunto delito de daños por imprudencia grave y, además, se ha personado como parte perjudicada, en calidad de acusación particular, en la investigación judicial.

Asimismo, propietarios e inquilinos se han unido en la nueva Asociación Residentes Damnificados Incendio de Campanar (Ardic), con la que quieren desarrollar una actuación conjunta y organizada y tener una interlocución más fluida y directa con las administraciones y entidades para encauzar sus intereses.

Ambas partes, propietarios e inquilinos, evidenciaron públicamente sus diferencias en la primera reunión que tuvieron con el Ayuntamiento apenas dos días después de la tragedia, sobre todo porque los segundos se quejaban de que también tenían derecho a participar en las gestiones para recibir las ayudas públicas.

Un perito afirma que nunca había visto un incendio de la «envergadura» del de Campanar

El presidente y director técnico de la empresa riojana Synthesis Investigación de Siniestros, Félix César Alonso, ha asegurado que no había visto nunca un incendio «de la envergadura» del ocurrido el pasado 22 de febrero en dos bloques de un edificio residencial del barrio de Campanar de València.

Alonso ha sido uno de los peritos que han entrado este jueves por primera vez al lugar del siniestro, junto con los de las otras empresas autorizadas por el juez, para recabar datos que les permitan hacer sus informes y empezar a abonar las pólizas.

Un incendio nunca visto

Tras más de dos horas en el edificio incendiado con toma de muestras tanto dentro como fuera del inmueble acompañados de agentes de la Policía Científica, Alonso ha explicado a los medios de comunicación que tendrán que quedar con la comunidad de propietarios para volver al edificio a tomar muestras de las fachada para ser analizadas en laboratorio.

Preguntado por cómo ha encontrado el edificio por su extensa experiencia, ha sostenido que la estructura «está bien» aunque él no es técnico experto en ese ámbito.

«No le veo gran afectación en lo que es el edificio pero las paredes son de pladur y están todas colapsadas. En los interiores de las plantas no hay tabiques», ha comentado.

Preguntado por si había visto algún incendio parecido en su larga trayectoria, ha indicado que «no lo había visto» y ha recordado que en la torre Windsor de Madrid, en el que también investigó, «se colapsó hasta la planta diecisiete» durante el siniestro de 2005.

«Mira que he visto incendios, entre 6.000, pero de esta envergadura no», ha concluido.

Clara Marzá, periodista de Informativos Telecinco, testigo del desastre

Según ha apuntado la periodista de Informativos Telecinco, en las zonas comunes del edificio de Campanar el escenario es devastador. Todos los restos que se podían ver caer de la fachada aquel trágico día se han convertido en un amasijo de placas de aluminio y cristales.

También se puede ver el mobiliario que formaba parte de las zonas comunes del complejo residencial, de los lugares de recreo. Un auténtico desastre que este jueves ha comenzado a valorarse por los peritos, como decíamos. Uno de los detalles que más ha llamado la atención es que las plantas del edificio son totalmente diáfanas, los tabiques han desaparecido, dando buena muestra del desastre que supuso el incendio.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Concluye el montaje del andamio para la restauración de El Parotet, la obra de Miquel Navarro

Publicado

en

Ya ha concluido el montaje del andamio para la restauración de la pieza escultórica El Parotet, la obra de Miquel Navarro que está ubicada en la plaza de Europa, junto a la avenida de Francia. Por razones de seguridad, el montaje de la estructura se demoró hasta que acabaron las fiestas de las Fallas y, tras varias semanas, ya está listo para comenzar el proceso de restauración en sí. Hay que tener en cuenta las dimensiones y el volumen de la pieza artística, 46 metros de altura y 93 toneladas de peso, que han hecho que la instalación de la estructura de apoyo para las obras haya requerido de varias semanas de trabajo. 

 Tal como explicó en su día el concejal de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, José Luis Moreno, “el objetivo de la intervención es la limpieza de la obra y la recuperación de su color original”. La colocación del andamio ha corrido a cargo de la empresa ATES Ingeniería y Servicios Integrales, SL, que ha instalado una estructura de andamio “europeo modelo Brío”, fabricado por Ulma Sdad. Coop. LTDA, que reúne las garantías estructurales de capacidad portante y estabilidad. Las garantías de la estructura siguen las siguientes normativas y documentos: UNE-EN 12810-1/2, UNE-EN 12811-1/2/3, UNE-EN 12812, 6º Convenio de la construcción, RD 1627 sobre “Disposiciones mínimas de seguridad y de salud en las obras de construcción”, Instrucciones técnicas de montaje del fabricante y la Guía de usuario sistema multidireccional BRIO. 

 El objetivo de la intervención, ha explicado el concejal José Luis Moreno, es “evitar el deterioro de este bien patrimonial, protegerlo y ponerlo en valor, ya que se ha convertido en un símbolo de nuestro paisaje urbano”. El edil ha destacado que “en unos pocos meses podremos volver a ver El Parotet en todo su esplendor, como si estuviera recién instalado”. 

 

 

El Parotet ya ha cumplido 20 años  

 La escultura del artista de Mislata Miquel Navarro representa un insecto gigante a modo de vigía o guerrero de Valencia, y fue un regalo a la ciudad de la Fundación Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia en el año 2003 para conmemorar el 125 aniversario de la creación de la Obra Social de Bancaja. “La obra representa un guerrero de carácter totémico, pero que todos la conocemos como El Parotet por su semejanza con una libélula”, ha explicado el concejal Moreno, quien ha destacado que es “una de las obras más conocidas de Navarro, y hemos querido aprovechar que este 2023 se ha cumplido su 20 aniversario para devolverle su cromatismo original”. La escultura, realizada en hierro pintado en azul mediterráneo, está valorada en 1,1 millones de euros.  

 

La restauración corre a cargo de la empresa Salmer Restauración y Conservación SL, que efectuará las labores de limpieza, saneado y repintado posterior de la pieza. La intervención cuenta con un presupuesto global de 73.151,76 euros (IVA incluido), que incluye la inspección previa de su estado de conservación, el análisis del recubrimiento existente, la limpieza de la suciedad depositada en superficie, con eliminación de óxidos, y la preparación de las superficies para recibir el recubrimiento final. Tras la adjudicación de las obras de restauración el pasado mes de enero, se efectuó el estudio y plan de seguridad y, dada la proximidad de las fiestas de Fallas y la programación de actos festivos y festivales pirotécnicos en la proximidad de la escultura, el gobierno municipal decidió retrasar el montaje del andamio y el inicio de las obras hasta la conclusión de las fiestas por razones de seguridad. 

 El plazo previsto para la restauración es de tres meses, no prorrogables. Con carácter complementario a estas obras, se mejorará también la iluminación ornamental del monumento. Todos los gastos inherentes al uso, conservación y mantenimiento de la estatua corren a cargo del consistorio según el acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento de València y la Fundación Bancaja en el momento de su donación.  

 Navarro cuenta con más obras expuestas en las calles de València: Fuente pública (más conocida como La pantera rosa), inaugurada en 1984 en las inmediaciones de la plaza Manuel Sanchis Guarner, bajo el patrocinio de la Sociedad de Aguas Potables y Mejoras de Valencia. Una década después, la Fundación Bancaja cedería la escultura en acero Home Guaita para su emplazamiento en los Jardines del Real, donde preside, desde 1999, la entrada del Museo de Ciencias Naturales. Dos años más tarde se instaló Motoret 2000, en el acceso a l’Umbracle junto con otras piezas escultóricas de reconocidos artistas valencianos, como Joan Cardells o Ramón de Soto. 

 

Así quedará el Parotet de Miquel Navarro de Valencia tras su restauración

València, 25 mar (EFE).- Las obras de restauración de la escultura de Miquel Navarro conocida como El Parotet, ubicada en la rotonda de la plaza de Europa-Avenida de Francia, durarán 3 meses, según ha informado el Consistorio en un comunicado.

El concejal de Cultura, José Luis Moreno, ha explicado que el objetivo es “evitar el deterioro de la pieza, protegerla y ponerla en valor, ya que se ha convertido en un símbolo de nuestro paisaje urbano”.

El objetivo de la intervención es la limpieza de la obra y la recuperación de su color original. Tal como ha explicado el concejal, “ya ha comenzado el montaje del andamio en torno a la escultura, y en unos pocos meses podremos volver a ver El Parotet en todo su esplendor, como si estuviera recién instalado”.

Esta escultura del artista de Mislata Miquel Navarro representa un insecto gigante a modo de vigía o guerrero de Valencia, y fue un regalo a la ciudad en el año 2003 de la Fundación Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Valencia para conmemorar el 125 aniversario de la creación de la Obra Social de Bancaja.

“La obra representa un guerrero de carácter totémico, pero que todos la conocemos como El Parotet por su semejanza con una libélula”. “Se trata –ha añadido el concejal de Cultura- de una de las obras más conocidas de Navarro, y hemos querido aprovechar que este 2023 se ha cumplido su 20 aniversario para devolverle su cromatismo original”.

La restauración corre a cargo de la empresa Salmer Restauración y Conservación SL, que efectuará las labores de limpieza, saneado y repintado posterior de la pieza.

La intervención cuenta con un presupuesto global de 73.151,76 euros (IVA incluido), que incluye la inspección previa de su estado de conservación, el análisis del recubrimiento existente, la limpieza de la suciedad depositada en superficie, con eliminación de óxidos y la preparación de las superficies para recibir el recubrimiento final.

El Parotet tiene una altura de 46 metros y un peso de 93 toneladas. La escultura, realizada en hierro pintado en azul mediterráneo, está valorada en 1,1 millones de euros.

 

Continuar leyendo