Síguenos

Valencia

Ribó repetirá como candidato a la alcaldía de València

Publicado

en

joan ribó candidato alcaldía
El alcalde de Valencia, Joan Ribó. EFE/Archivo Manuel Bruque.

València, 20 sep (OFFICIAL PRESS-EFE).- El alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado este martes a sus compañeros de partido que, si así lo deciden, será por tercera vez el candidato de Compromís a la alcaldía en las elecciones municipales de 2023, para poder completar los proyectos pendientes y seguir trabajando por esta ciudad.

Así lo ha señalado el también portavoz de Compromís per València en la asamblea local de su partido, donde su predisposición a ser de nuevo el cabeza de cartel ha sido recibida con aplausos de los asistentes puestos en pie y al grito de «alcalde, alcalde».

Ribó, quien es alcalde de la tercera ciudad más grande de España desde 2015, ha pedido llegar a «grandes consensos» a la hora de hacer las listas y el programa, y ha asegurado que es «ilusionante» trabajar por esta ciudad que «enamora a todos».

Ha dedicado sus primeras palabras a la exvicepresidenta de la Generalitat y compañera de partido, Mónica Oltra, que «ayer lo pasó muy mal» al declarar como imputada ante el juez por el supuesto encubrimiento de unos abusos a una menor tutelada, y ha asegurado que están todos con ella y ha pedido que la justicia «vaya lo más rápido posible».

El alcalde, que el sábado cumplió 75 años, ha señalado que su decisión de presentarse es personal y la ha adoptado una vez ha superado los problemas de salud que le han ocasionado una hernia discal en los últimos meses, pues ahora se ve en condiciones de seguir trabajando por la inmensa mayoría de la población.

«No ha sido un mandato fácil, nos han quedado cosas por hacer», ha afirmado Ribó, quien ha destacado que València puede ser designada en breve Capital verde europea y sede del Hub del sur de Europa de Smart City de inteligencia artificial.

Joan Ribó, candidato a la alcaldía de València

Ha hecho hincapié en que Compromís tiene «un gran acuerdo con los valencianos», por los que ha trabajado durante la crisis generada por el coronavirus para ayudar a los que peor lo han pasado, y los resultados son «positivos» en los datos del paro y económicos.

Ribó ha indicado que también quedan por completar proyectos de infraestructuras ferroviarias o los cambios en la movilidad, pues se está «cambiando» la ciudad y es reconocida a nivel internacional, por lo que le gustaría seguir trabajando para continuar haciendo de València un lugar donde «da gusto» vivir y trabajar.

En declaraciones a los medios de comunicación, ha aseverado que su primer objetivo es «que ganen las fuerza de izquierdas y progresistas», y el segundo es sacar el mejor resultado posible, para lo que hay que trabajar en un «modelo plural» de Gobierno local, como en sus dos mandatos.

Sobre la afirmación que hizo en su día de que con dos mandatos tenía suficiente, Ribó ha señalado que cuando lo dijo no sabía que vendría la pandemia, que ha impedido durante dos años hacer muchos cosas y ha obligado a desviar muchos recursos a resolver los problemas más inmediatos de las personas, por lo que ha sido como 6 años de gestión y no 8.

Ribó ha indicado que le parecería «muy saludable» que se presentara una candidatura alternativa a la suya en Compromís, pues hay «muchas personas muy cualificadas», y ha insistido en que no influirá en la lista que finalmente se elabore, que será la del partido, no la del alcalde.

No obstante, ha admitido que le gusta el modelo en el que trabaja la ejecutiva de consensuar la lista en lugar de hacer primarias, pues eso permite que haya «cierto equilibrio» de conocimientos y no que por ejemplo todos los candidatos sean maestros de valenciano o ingenieros.

Finalmente, ha manifestado que no le «preocupan» las encuestas, y ha destacado que siempre han estado «muy equilibrados» entre los partidos de la izquierda y los de la derecha.

Joan Ribó

Ribó, nacido en Manresa (Tarragona) y quien este sábado cumple 75 años, ha elegido la asamblea de Compromís de la ciudad de València que se celebra el próximo martes a las 18.30 horas para despejar la incógnita y comunicar en primer lugar a sus compañeros de partido cuál es su «disponibilidad» para los próximos comicios.

Exlíder de Esquerra Unida, exdiputado autonómico y concejal del Ayuntamiento de la capital valenciana desde 2011, Ribó se convirtió en 2015 en uno de los llamados «alcaldes del cambio» cuando Compromís ganó las elecciones en la tercera ciudad con más población de España y puso fin a 24 años de hegemonía del PP de Rita Barberá, con un gobierno de coalición con PSPV-PSOE y València en Comú (la marca local de Podemos en aquellos comicios) en el primer mandato, y ya solo con los socialistas en el segundo.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

Podemos carga de nuevo contra los empresarios y ataca a Boluda por la ampliación del puerto

Publicado

en

Podemos carga de nuevo contra los empresarios y ataca a Boluda por la ampliación del puerto
El vicepresidente segundo del Consell y aspirante a encabezar la lista de Podem a la Generalitat, Héctor Illueca, ha afirmado este viernes que las primarias que ha celebrado esta formación han demostrado que son "una organización que tiene coraje y muchas ideas y propuestas de cara al futuro.Illueca se ha pronunciado así antes de comparecer en Les Corts (en la imagen) para informar del presupuesto de su departamento para 2023.EFE/ Ana Escobar

València, 6 feb (OFFICIAL PRESS/EFE).- El vicepresidente segundo del Consell, Héctor Illueca, ha criticado las operaciones urbanísticas en las que acaban predominando «intereses de una minoría y de empresarios raritos y oscuros como el señor Boluda», que «están demasiado acostumbrados a que sus éxitos dependan de las subvenciones públicas» y de «seguir succionando los recursos públicos».

Illueca ha hecho estas manifestaciones a los periodistas tras reunirse este lunes con representantes de la Comisión Ciutat-Port de València para tratar asuntos relacionados con el modelo de ciudad, entre ellos la ampliación norte del puerto de Valencia, con quienes ha asegurado coincidir en su voluntad de «avanzar hacia un modelo más sostenible».

El vicepresidente segundo ha cuestionado asimismo que detrás de estas grandes obras en la Comunitat «lo que hay es destrucción del territorio y corrupción, y no podemos permitir que eso vuelva».

«Lo hemos vivido en el pasado y no podemos permitir que ese pasado nos atrape otra vez», ha advertido.

Illueca ha reivindicado que la Generalitat «tiene que escuchar las demandas ciudadanas que están empujando para frenar una operación que puede degradar nuestro territorio y poner en cuestión ecosistemas fundamentales y queridos como es el caso de la Albufera» y que «no es deseable para nadie».

El vicepresidente ha trasladado asimismo su «satisfacción» por el encuentro que ha mantenido hoy con la Comisión Ciutat-Port de València y las «coincidencias» con las demandas de esta organización que «tienen que ver con la voluntad de avanzar hacia un modelo más sostenible», también en relación con la ampliación norte del puerto.

UNA CIUDAD MÁS SOSTENIBLE

Por su parte, David Adrià, miembro de la Comisión Ciutat-Port de València, ha valorado positivamente que el conseller haya querido reunirse con la plataforma ciudadana y social, en la que tendría que ser una actuación «rutinaria» y ha defendido que «querer paralizar la ampliación es querer una València más limpia, saludable y sostenible».

Adrià ha insistido en que «revertir esta ampliación es saldar la deuda histórica que el Puerto tiene con La Punta, Nazaret y el Parque Natural de la Albufera».

La organización cívica tilda además este proyecto de «extemporáneo», que además «ignora las numerosas declaraciones de emergencia climática que se han hecho a lo largo de los últimos años».

Advierte también que «devalúa la imagen de la ciudad de València como espacio puntero en cuestiones de sostenibilidad en toda Europa» y «perjudica gravemente» su entorno natural, «en clara contradicción con la capitalidad verde».

La Comisión Ciutat-Port acusa a la Autoridad Portuaria de València de haber actuado como un organismo «opaco, en la línea del resto de los gestores de espacios portuarios en el Estado, amparada por su anacrónico y antidemocrático estatus jurídico, que comporta la indefensión de la ciudad frente a un inmenso espacio industrial, situado en sus mismas puertas y que tiene potestad para contaminar sin consultar ni rendir cuentas a esa ciudadanía”.

Aadvierte también de que esta operación «supone la transferencia de una cantidad multimillonaria de dinero público, cerca de 600 millones, a petición de usos privados, que tendrían que ir, para empezar, a paliar , corregir y revertir los impactos que lleva décadas infringiendo en el territorio valenciano».

«Supone ocupar e hipotecar las instalaciones públicas del Puerto para muchos años, contribuyendo así a la privatización prácticamente total de los terrenos portuarios», añade.

Concluye que esta decisión «no puede quedar en manos de empresas privadas y gestores públicos que persiguen su beneficio personal en detrimento del interés general de todos y todas».

Continuar leyendo