Síguenos

Buenas noticias

La Fe realiza la primera extracción de riñón de donante vivo mediante cirugía robótica para trasplante renal

Publicado

en

La Fe trasplante renal

El equipo de trasplante renal del Hospital La Fe ha realizado por primera vez en la Comunitat Valenciana una extracción de riñón, lo que se conoce como nefrectomía, de donante vivo mediante tecnología robótica.

El caso ha sido un éxito y el paciente ha recibido el alta sin complicaciones a las 48 horas.

El desarrollo tecnológico está permitiendo realizar intervenciones cada vez más seguras y de menor impacto para los donantes de riñón, mediante técnicas mínimamente invasivas. Primero con la laparoscopia y, actualmente, con la cirugía robótica, se ha conseguido disminuir el sangrado, el dolor postoperatorio y los días de hospitalización después de la extracción del riñón.

La intervención ha sido posible gracias a la colaboración de los servicios de Urología y de Nefrología, así como los servicios de Anestesiología y de Coordinación de Trasplantes del Hospital La Fe.

La nefrectomía de donante vivo para trasplante renal presenta unas características técnicas diferentes a las nefrectomías realizadas por causas patológicas. Según José Luis Ruiz Cerdá, jefe de la unidad de Laparoscopia Urológica del servicio de Urología del Hospital y Coordinador del Programa de Cirugía Robótica del Hospital La Fe, “al tratarse de una intervención en individuos completamente sanos que realizan un acto de altruismo y generosidad humana como es la de donar un riñón, no existe posibilidad de error”.

Esta primera nefrectomía realizada con el robot Da Vinci ha permitido afinar tanto la precisión como la seguridad y las posibilidades quirúrgicas gracias a la visión tridimensional, a los mandos ergonómicos y a la gran maniobrabilidad que el robot ofrece dentro del organismo, lo que garantiza una precisión milimétrica que aumenta la calidad quirúrgica y reduce la pérdida sanguínea.

El trasplante renal de donante vivo, como cirugía programada, es el mejor escenario para introducir la cirugía robótica en trasplante. La nefrectomía de donante vivo es sólo el primer paso hacia la realización del implante del riñón extraído con tecnología robótica.

Proceso completo

“El objetivo del Hospital La Fe es incorporar la cirugía robótica para llevar a cabo el proceso de trasplante completo, desde la extracción hasta el implante, ya que nuestro centro cuenta con la infraestructura adecuada y gran experiencia quirúrgica en trasplantes”, ha señalado el gerente del hospital, José Luis Poveda.

El trasplante renal constituye el mejor tratamiento de la insuficiencia renal crónica en cuanto a supervivencia, calidad de vida, complicaciones y relación coste-efectividad frente a la diálisis.

España disfruta de una actividad trasplantadora renal privilegiada predominantemente a partir de donante fallecido. Sin embargo, sigue existiendo un desequilibrio entre el número de pacientes en lista de espera y la oferta de órganos para trasplante. Para paliar la carencia crónica de órganos de donante fallecido, la mejor alternativa es el trasplante renal de donante vivo. Sobre todo, para pacientes jóvenes con buena situación clínica y expectativa de vida larga.

Programa de trasplante renal de donante vivo en el Hospital La Fe

El 9 de abril de 1979 se realizó en el Hospital Infantil La Fe el que fue primer trasplante renal pediátrico de España de donante vivo, y primer trasplante renal de la Comunitat Valenciana. Inicialmente, los trasplantes de donante vivo eran infrecuentes y, fundamentalmente, los receptores eran pediátricos. En el año 2007, el programa se reactivó con la realización de la nefrectomía de donante vivo mediante laparoscópica.

Actualmente, el programa de trasplante de donante vivo de La Fe está plenamente consolidado. Se han realizado 160 trasplantes renales entre receptores pediátricos y adultos.

Además, tiene la acreditación de la Organización Nacional Trasplantes para participar en el programa nacional de donación renal altruista y donación renal cruzada. Hasta el momento, se ha participado en tres cadenas múltiples de trasplantes cruzados a nivel nacional, que consiste en el trasplante entre un donante y un receptor que no se conocen, fruto de un intercambio entre los donantes de dos o más parejas que son incompatibles.

Desde su comienzo, el programa supera los 3.000 trasplantes en receptor adulto y los 400 en receptores pediátricos. Todo ello en el marco del hospital con mayor actividad trasplantadora de España y entre los diez primeros a nivel de trasplante renal. Cada año en el Hospital La Fe se superan el centenar de trasplantes renales de donante fallecido.

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buenas noticias

Un centro de día para personas sin hogar que también cuida de sus mascotas

Publicado

en

Centro de día Valencia mascotas

El centro de día que gestiona en la ciudad de Alicante Cruz Roja para personas sin hogar que padecen adicciones desarrolla un programa pionero que incluye cuidados a los perros y gatos que viven con estos usuarios en la calle.

A espaldas del estadio Rico Pérez, el Centro de Intervención de Baja Exigencia (CIBE) de la institución humanitaria alicantina proporciona piensos, collares y pastillas antiparasitarias, así como un lugar para duchar y asear a las mascotas, champú incluido.

El programa va más allá de la atención material ya que informa a los usuarios (personas sin techo consumidores de alcohol y/o drogas) del contenido de la Ley de Protección Animal y se denuncia ante cualquier indicio de un posible caso de maltrato a las mascotas, algo que no ha ocurrido hasta ahora.

La trabajadora social del CIBE Luisa Martín ha relatado a EFE que quienes duermen en la calle «tienen un vínculo especial con sus animales» y que éstos «les ayudan a conectar con el entorno social», pese a lo cual «hay una carencia absoluta de atención integral a estas personas y a esos perros o gatos».

Ante esta realidad, este centro de Cruz Roja permite que estos animales entren en las instalaciones e, incluso, se da la opción de que puedan quedarse durante unas horas si el usuario tiene que acudir a alguna cita incompatible con la presencia del animal, por ejemplo sanitaria.

La comida para los perros y gatos llega gracias a donaciones de una tienda para mascotas de la ciudad, Madagascar, y con fondos propios se sufragan collares contra las garrapatas, pulgas y para prevenir la leishmaniosis.

«Hay gente que piensa que las personas sin hogar no tienen derecho a tener animales e, incluso, algunos creen que los cuidan mal pero no es cierto sino todo lo contrario», ha asegurado Martín, ya que ésos se responsabilizan «lo mejor que pueden» y convierten a los animales en su vínculo principal con una sociedad que, a menudo, les invisibiliza.

De hecho, los trabajadores sociales han comprobado que tener una mascota aumenta las probabilidades de inserción y mejora el pronóstico de recuperación de las adicciones.

Francisco Javier, de 54 años, vive en la calle con ‘Kika’, una cruce de pincher con ratonero andaluz, y se siente agradecido por la atención que Cruz Roja le ofrece para una perra que ve y trata como si fuera su hija.

«Me cuida más ella a mí y que al revés», ha asegurado este usuario, quien duerme con su perra en una tienda de campaña en los aledaños del CIBE y quien ha comentado que hacerlo juntos le permite conciliar el sueño «más tranquilo» porque sabe sabe que si alguien se acerca, ‘Kika’ avisa».

Ha explicado que la atención que le ofrecen le ayuda sobremanera a tener a la perra en condiciones, por ejemplo con un collar antiparasitario que cuesta entre 30 y 35 euros y que, seguramente, no se podría permitir.

Lo mismo piensa Óscar, quien tiene a ‘Loco’, un perro mestizo de dos años y medio, a quien trata de cuidar por delante de sí mismo. «Antes él que yo», ha recalcado antes de asegurar que la responsabilidad que le supone tener al perro a su cargo hace que diariamente se meta en «menos líos» en la calle y a estar más centrado.

En su día, el CIBE ya fue pionero en una terapia con animales con las personas sin techo y adicciones que funcionó satisfactoriamente aunque se tuvo que interrumpir por falta de presupuesto hasta que hace dos años, con la ayuda de la Fundación La Caixa, se retomó para ofrecer una atención integral a los usuarios con mascota.

El próximo objetivo es tratar de concertar alguna acción con veterinarios para facilitar las vacunas y la atención de urgencias. Hasta ahora, la recolecta del personal del centro y la colaboración desinteresada de voluntarios del centro, como Paloma, ha permitido afrontar este tipo de gastos.

 

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo