Síguenos

Buenas noticias

La Fe utiliza por primera vez la cirugía robótica para tratar una endometriosis con afectación urológica

Publicado

en

La Fe Valencia endometriosis cirujía robótica

La unidad de endometriosis de La Fe ha realizado con éxito la primera cirugía robótica en colaboración con Urología para tratar un caso de endometriosis con afectación del aparato urinario. El Hospital Universitari i Politècnic La Fe es de los primeros centros públicos valencianos que acomete una operación así.

En concreto, la paciente padecía endometriosis, enfermedad en la que el endometrio, que es un tejido similar al revestimiento del útero, crece fuera de él y puede causar dolor o llegar a comprometer los órganos cercanos.

La intervención se ha realizado en su totalidad con el sistema quirúrgico robótico y, en ella, han participado el coordinador de la unidad de Endometriosis y jefe de sección del servicio de Ginecología de La Fe, Vicente Payá; y el cirujano y jefe de la unidad de Laparoscopia Urológica del servicio de Urología y también coordinador del programa de cirugía robótica de La Fe, José Luis Cerdá, con sus respectivos equipos.

“Una de las ventajas de la cirugía robótica es la precisión, porque la imagen se puede aumentar hasta 10 veces. Además, los instrumentos se pueden mover como si moviéramos nuestras muñecas; y todo ello, en un entorno 3D”, como ha explicado Vicente Payá. Además, al tratarse de una operación mínimamente invasiva, la recuperación es más rápida y el riesgo de complicaciones, menor.

“Este es un perfecto ejemplo de la colaboración de dos servicios quirúrgicos y, sobre todo, de la indicación de la cirugía robótica, que adquiere especial relevancia en aquellos espacios donde el acceso es difícil, como la pelvis profunda, y donde es necesario realizar cirugía reconstructiva”, ha añadido Ruiz Cerdá.

Caso complejo

El caso ha sido especialmente complejo, al tratarse de una mujer que ya se había sometido a una intervención ginecológica en otro centro, en la que le extirparon por vía laparoscópica un ovario y una trompa, pero el posoperatorio se complicó con una lesión en el uréter. Además, quería preservar la fertilidad.

En este sentido, tras esa primera intervención, y para preservar su fertilidad, la mujer fue derivada a La Fe, donde se descubrió que continuaba habiendo tejido endometrial fuera del útero, en concreto en un lado del cuello uterino y en el uréter.

El comité de Endometriosis y el comité de Preservación de la Fertilidad de La Fe valoraron el caso de forma coordinada y decidieron extirpar el nódulo de endometriosis profunda detectado, cortar el tramo del uréter afectado y reconectar el resto del conducto a la vejiga. Además, como la paciente solo conservaba un ovario y una trompa de Falopio, se pautó un tratamiento de preservación de la fertilidad.

100 intervenciones de endometriosis profunda

El gerente del departamento de salud Valencia La Fe, José Luis Poveda, también ha destacado que esta primera colaboración en cirugía robótica entre los servicios de Ginecología y Urología “abunda en la calidad asistencial y brinda nuevas oportunidades para el aprendizaje continuo a través de la interacción entre servicios, lo que puede impulsar el desarrollo y la adopción de nuevas técnicas y procedimientos”.

La unidad multidisciplinar de Endometriosis de La Fe se formó en 2011 y, desde entonces, se han realizado más de 100 intervenciones de endometriosis profunda en colaboración con los servicios de Ginecología, Cirugía Coloproctológica, Radiología y Urología.

Esta es la primera intervención en que la cooperación entre la unidad de Endometriosis y el servicio de Urología se realiza íntegramente con cirugía robótica asistida. En la Comunitat Valenciana, sólo hay precedentes en el Consorcio Hospital General Universitario de Valencia y el Hospital de Castellón.

Te puede interesar:

La endometriosis: síntomas y tratamiento

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram y también puedes suscribirte a nuestro canal de WhatsApp.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Buenas noticias

El Hospital de Mar cambia de lugar el útero de una paciente oncológica para preservar su fertilidad

Publicado

en

Hospital de Mar útero
El Hospital de Mar cambia de lugar el útero de una paciente oncológica para preservar su fertilidad

El equipo del Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital del Mar ha llevado a cabo la primera transposición uterina del Estado en una paciente diagnosticada de cáncer de recto localmente avanzado. Esta técnica permite a las mujeres afectadas por un tumor en la zona pélvica mantener la posibilidad de ser madres y, a la vez, evitar una menopausia precoz, al proteger tanto el útero como los ovarios de los efectos del tratamiento con radioterapia. En todo el mundo solo se han llevado a cabo un pequeño número de cirugías de este tipo unos veinte, y muy pocos casos en Europa. En algunos casos, las pacientes han podido tener un embarazo con éxito. El primer bebé nació en Brasil el año 2022 y en los Estados Unidos en marzo del 2024.

Joana_Vidal_Gemma_Mancebo_Ester_Miralpeix_Montse_Bonilla_Sandra_Alonso_Marta_Pascual_Cristina_Alvarez

De izquierda a derecha, Joana Vidal, Gemma Mancebo, Ester Miralpeix, Montse Bonilla, Sandra Alonso, Marta Pascual y Cristina Álvarez

Este abordaje consiste en una primera cirugía, antes del inicio de la radioterapia, para trasladar tanto el útero como los ovarios dentro del abdomen, a una posición donde quedarán libres de los efectos de la radiación. El útero mantiene la vascularización a través de los ovarios para asegurar su viabilidad mientras se lleva a cabo el tratamiento contra el tumor. Una vez ha acabado la radioterapia y la quimioterapia, se lleva a cabo una segunda intervención, en la cual se devuelven los órganos afectados a su ubicación original. «Se trata de cambiar la anatomía de un órgano de la pelvis, situándolo en otra ubicación. Lo dejamos con la vascularización necesaria para garantizar su viabilidad y, una vez completado el tratamiento oncológico, lo devolvemos a su ubicación normal», explica la jefa de sección del Servicio de Obstetricia y Ginecología y una de las responsables de la cirugía, la Dra. Gemma Mancebo.

El primer caso de España

La primera paciente, una mujer de 36 años con diagnóstico de cáncer de recto localmente avanzado, fue intervenida por primera vez el mes de noviembre del 2023. La segunda intervención se llevó a cabo el pasado mes de junio, cuando ya había acabado el tratamiento oncológico, coincidiendo con la cirugía del tumor rectal.

Las dos intervenciones se hicieron con cirugía robótica, para minimizar su impacto. En este caso, el segundo procedimiento se hizo coincidir con la resección del tumor de recto, hecho que añade complejidad e incrementa de forma significativa el riesgo de dañar la vascularización uterina. Contar con la tecnología robótica resulta de gran ayuda en estos casos. Ahora, la paciente podrá, si lo quiere, ser madre.

Transposicio_uter

En el proceso para determinar qué pacientes se pueden beneficiar de esta intervención intervienen los servicios de Aparato Digestivo, de Cirugía General, a través de la sección de Cirugía Colorrectal, el de Oncología Médica y el de Oncología Radioterápica.

Se ha establecido un circuito para la detección y derivación de las mujeres diagnosticadas con un tumor en la zona pélvica que precisan tratamiento con quimioterapia y radioterapia, para valorar si se pueden beneficia de esta intervención, sin que ello provoque retrasos en el inicio del tratamiento del cáncer, con un papel destacado de la enfermera gestora de casos.

En aquellas de 40 años o menos, se les ofrece la posibilidad de proteger el útero y los ovarios para mantener la posibilidad de un embarazo. A las de menos de 47 años, la transposición solo de los ovarios, para protegerlos de una menopausia precoz.

Transposicio_uter

Como explica la Dra. Anna Maria Reig, médica adjunta del Servicio de Oncología Radioterápica, «la radioterapia pélvica en las dosis necesarias para conseguir la curación de un tumor rectal provoca un daño irreversible, tanto en el ámbito uterino provocando infertilidad, como ovárico, ocasionando menopausia precoz a las pacientes jóvenes diagnosticadas de cáncer de recto». Por este motivo, «es prioritario preservar tanto su salud sexual como reproductiva», apunta la Dr. Reig.

Para poder optar a este tipo de intervención, las pacientes tienen que presentar un tumor localizado, se estudia la extensión para determinarlo, que tenga que ser tratado con radioterapia en la zona pélvica, con posible afectación al útero y a los ovarios. En el Hospital del Mar, la transposición de ovarios ya se ofrecía y se llevaba a cabo para evitar la menopausia precoz en pacientes jóvenes con cáncer de cérvix.

El Hospital del Mar realiza la primera transposición uterina de España

En este sentido, la Dra. Marta Pascual, jefa de sección de Cirugía Colorrectal del Hospital del Mar, destaca el hecho que esta intervención «es una nueva forma de velar por la salud global de estas pacientes, ahora que la incidencia de cáncer de recto en pacientes jóvenes está en aumento, tendremos que ser capaces de ofrecer este procedimiento».

La Dra. Joana Vidal, oncóloga médica especialista en cáncer colorrectal del centro, añade que «gracias a los avances en el tratamiento, obtenemos tasas de curación muy elevadas, pero las secuelas del tratamiento generan un impacte en su calidad de vida. Ofrecer el mejor tratamiento oncológico requiere un abordaje multidisciplinario y coordinado, donde exploremos y preservemos la salud sexual y reproductiva de las pacientes».

Transposicio_uter

«Esta técnica supone darle esperanza a una paciente joven, que todavía no ha complido sus posibles deseos de ser madre y a quien se le ha diagnosticado un cáncer que no afecta al sistema genital, pero el tratamiento del cual sí que puede afectar a su capacidad reproductiva y hormonal», explica la Dra. Ester Miralpeix, médica adjunta del Servicio de Obstetricia y Ginecología.

Una vez se hace la segunda cirugía y se da por superado el tratamiento contra el cáncer, la paciente puede optar, si lo quiere, por el embarazo. En este caso, se recomienda recorrer a la fecundación in vitro, a causa de la posible toxicidad de la quimioterapia que se utiliza contra el tumor sobre los ovarios, y por cesárea a la hora del parto.

Mejorando la asistencia a las mujeres con cáncer ginecológico en el Hospital del Mar

El Servicio de Obstetricia y Ginecología del Hospital del Mar ha puesto en marcha diversas iniciativas para mejorar la atención y la asistencia a las pacientes tratades con cáncer ginecológico o patologías que afectan su capacidad reproductiva y sexual. En este sentido, a parte de la incorporación de la transposición uterina, ya dispone de una consulta monográfica para la rehabilitación sexual de las mujeres que han recibido tratamiento para un cáncer ginecológico o de mama y ofrece un tratamiento con láser fraccionado de CO2 para ayudar a recuperar la elasticidad y lubricación perdidas en la vagina a consecuencia del abordaje del cáncer.

En el proceso de su puesta en marcha se tuvo en cuenta la opinión de las pacientes, después de llevar a cabo grupos focales para conocer de primera mano sus necesidades.

También ha puesto en marcha el tratamiento del cáncer de ovario con la técnica de la quimioterapia intraperitoneal hipertérmica, HIPEC, por sus siglas en inglés, (Hyperthermic IntraPeritoneal Chemotherapy), que consiste en la administración intrabdominal de quimioterapia a alta temperatura para eliminar células tumorales residuales una vez se llevado a cabo la cirugía de cáncer de ovario avanzado.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram y también puedes suscribirte a nuestro canal de WhatsApp.

Continuar leyendo