Síguenos

Salud y Bienestar

La pandemia ha multiplicado las consultas por alteraciones del sueño en niños

Publicado

en

EFE/Kai Försterling/Archivo

València, 24 feb (EFE).- La pandemia prolongada ya por 12 meses y la incertidumbre de no saber cuándo finalizará esta situación ha repercutido psicológicamente en niños y adolescentes, según el servicio de pediatría de las clínicas Vithas, que han detectado un incremento en las consultas por ansiedad, alteraciones del sueño, obesidad, y somatizaciones del estrés.

«Cuando la persona sometida a un elevado nivel de estrés o ansiedad comienza a tener síntomas físicos, y estos son problemas que han ido aumentando a lo largo de este año y han provocado que se incrementen las consultas en pediatría por estas razones», explica el doctor Fernando Baixauli, pediatra de Vithas Castellón, Vithas Valencia Consuelo y Vithas Valencia 9 de Octubre.

“Con las restricciones para paliar los contagios, los niños han perdido totalmente sus anteriores rutinas, y aunque van al colegio, no pueden realizar sus actividades extraescolares deportivas, sus paseos con sus amigos o ver por ejemplo a sus familiares más queridos como abuelos o primos. Esto, sumado al miedo a la enfermedad, la angustia por los familiares enfermos, los comentarios de los adultos delante de los niños, las noticias constantes sobre el número de fallecidos y el no recibir respuesta de cuando acabará esta situación, aumentan estos trastornos.

«Todo ello está ocasionando problemas de ansiedad, de obesidad y educativos para los más pequeños”, agrega, antes de señalar que “los niños llevan experimentando durante más de 12 meses emociones como incertidumbre, miedo, ansiedad, problemas de conducta, irritabilidad, desobediencia, enuresis, abuso de las nuevas tecnologías, y por supuesto, problemas del sueño”.

Un sueño de mala calidad puede afectar al desarrollo físico, emocional, cognitivo y social de los niños. La salud del sueño en los niños es un factor muy importante de cara a su desarrollo físico y psicológico. Por lo tanto, un problema en la conciliación del sueño o los terrores nocturnos persistentes en la infancia pueden llegar a afectar a la concentración, el aprendizaje e, incluso, el estado de ánimo del menor.

“Tener un hábito de sueño saludable y dormir las horas necesarias es muy importante para el crecimiento cerebral del niño. El gran desarrollo neuronal depende en gran medida de las sustancias que se segregan (proteínas, hormonas, etc.) durante el sueño”, comenta el profesional.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

Los síntomas neurológicos tras la covid-19 multiplican por seis el riesgo de morir

Publicado

en

EFE

Washington, 11 may (EFE).- Los pacientes enfermos de covid-19 que desarrollan síntomas neurológicos tienen un riesgo seis veces mayor de morir, según un estudio internacional publicado este martes en la revista médica JAMA Network Open.

Los resultados, aún provisionales, se obtuvieron con el análisis de 3.744 adultos hospitalizados en 133 ubicaciones alrededor de los cinco continentes.

La principal conclusión del estudio fue que el 82 % de pacientes hospitalizados desarrollan síntomas neurológicos que van desde dolores de cabeza a la pérdida del olfato o el gusto, lo que multiplica por seis el riesgo de morir.

«Tener cualquier síntoma neurológico relacionado con la covid-19, desde algo aparentemente inofensivo como la pérdida del olfato hasta eventos importantes, como accidentes cerebrovasculares, se asocia con un riesgo seis veces mayor de morir», según un comunicado.

Además, los pacientes con enfermedades neurológicas preexistentes como demencia o migrañas crónicas tienen un riesgo doble de desarrollar síntomas neurológicos relacionados con la covid-19.

«Desde temprano en la pandemia fue evidente que un gran número de personas que estaban lo suficientemente enfermas como para ser hospitalizadas también desarrollan problemas neurológicos», dijo en un comunicado la investigadora Sherry Chou.

Chou, profesora de neurología de la Universidad de Pittsburg, en Estados Unidos, lideró el consorcio internacional que elaboró el estudio.

«Un año después -agregó-, todavía estamos luchando contra un enemigo invisible desconocido y, como en cualquier batalla, necesitamos información: tenemos que aprender todo lo que podamos sobre los impactos neurológicos de la covid-19 en pacientes que están activamente enfermos y en sobrevivientes».

De hecho, el estudio alerta de la «incertidumbre» futura para los pacientes que sobrevivieron a la enfermedad.

Chou dijo que «incluso si la pandemia se erradicase por completo, todavía estamos hablando de millones de sobrevivientes» con potenciales problemas en el futuro.

Continuar leyendo