Síguenos

Cultura

Las alquerías de Campanar: esplendor y abandono del símbolo de la huerta

Publicado

en

Puede que hoy en día muchos desconozcan que una alquería eran una pequeña comunidad rural de unas pocas casas, conformada por una o varias familias, que se dedicaban a explotar las tierras de los alrededores, así como a las actividades ganaderas.

Puede que también muchos desconozcan que la palabra alquería viene del árabe: القرية al-qarīa, «pueblo, caserío», y que eran una construcción típica del este y sureste español, principalmente entre las provincias de Valencia y Granada. Este término hacía referencia en la Edad Media a las pequeñas comunidades rurales que se situaban en las inmediaciones de las ciudades, llamadas medinas en al-Ándalus y que no fue hasta el siglo XV cuando cambió su significado de localidad por el actual, de un tipo de finca.

Y también puede que muchos de vosotros hayáis pasado frente a una sin prestarle atención camino del trabajo, del súper o de recoger a los niños del colegio. Son muchas las alquerías que pertenecen a esa lista del patrimonio olvidado de la ciudad, convirtiéndose en grandes desconocidos de los vecinos de la ciudad.

Campanar es una de las zonas de València que todavía conserva algunas de estas construcciones cargadas de historia y tradición que son memoria y patrimonio de los valencianos. Algunas han sido restauradas y reutilizadas para diversos usos. Otras, abandonadas a su suerte, ven como poco a poco desaparecen bajo sus escombros debido al estado de ruina que presentan. Hace tan solo unos meses, la Alquería del Rey, una de las más queridas por los vecinos de Campanar, se desplomaba debido a las lluvias y a su estado de ruina.

Official Press ha querido recorrer el barrio para mostrar lo que queda de estas emblemáticas construcciones de la huerta valenciana y comprobar el estado en el que se encuentran en la actualidad.

Alquería del Rey

Situada en la antigua huerta de Campanar, junto a Bioparc, la Alquería del Rey es una de las alquerías más populares de la zona. Abandonada desde que en 1997 fuera expropiada para la construcción del Parque de Cabecera, eran muchos los vecinos los que llevaban tiempo advirtiendo del peligro que corría esta joya de la arquitectura valenciana.

Incendios y continuas ocupaciones ilegales que han llevado a la ruina a la querida alquería ante la indignación de los vecinos que señalan como responsables a Rain Forest, empresa concesionaria del Bioparc, por no rehabilitar, conservar y dedicar a uso público la alquería. Ahora piden que se anule el convenio para activar un plan de restauración urgente y recuperar este histórico edificio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Alquería de Ricós

Perteneció en el S. XIX al cabeza de familia Paco Ricós Puchades «el tío Paco el de Ricós» esta construcción es otra de las supervivientes del antiguo Camí del Pouet. Aislada dentro de la zona urbana está declarada Bien de Relevancia Local.

En la actualidad alberga una guardería.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Junto a la alquería de Ricós nos encontramos en estado de abandono una serie de edificaciones situadas en los números 4, 6, 8 y 10 del camino del Cementerio, lo que era la antigua morada de Gonçalet Vila Ricós «el de la plaça» en el s.XIX, situada por aquel entonces en el barrio Molí del Conde nº 4, lo que actualmente es el Camino del Cementerio nº 4.

Los vecinos llevan años reclamando su rehabilitación que sirva como punto de encuentro de los vecinos como una biblioteca o una Universidad Popular. En 2017 se especuló con la posibilidad de convertir el edificio en el primer centro de acogida para inmigrantes y refugiados en la ciudad de València.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Conjunto Alquería Tío Nel.lo, El Xurro y Ermita

Entre altos y nuevos edificios, a espaldas de un gimnasio el conjunto Alquería Tío Nel.lo El Xurro y Ermita siguen en pie de manera milagrosa. Este original conjunto del siglo XVI uno de los vestigios que quedan y nos recuerda el rico pasado de huerta de Campanar y de la desaparecida antigua partida de El Pouet, ‘integrado’ en el barrio Sant Pau de Campanar.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Alquería Pallardó

Una auténtica superviviente, esta alquería sigue en pie en el casco viejo de Campanar pese al crecimiento de la zona convirtiéndose en todo un símbolo del barrio. Conocida como alquería de Santamaría o de LLopis, posiblemente fuera una de las explotaciones más importantes que existió en la huerta de Campanar durante los años de mayor esplendor y auge económico. Con más de tres siglos de vida su origen no está claro levantándose lo más probable entre los siglos XVI – XVII.  Se encuentra ubicada de manera estratégica en el antiguo camino del Río que conducía a la ciudad, antes de llegar al núcleo histórico. En 1991 se convertiría en la primera biblioteca de Campanar.

 

El Molí de Frares

Se piensa que el molino formaba parte del conjunto de una alquería señorial. Ubicado en la conocida partida de D’Alt de Campanar, sobre la acequia de Rascanya, semioculto en la huerta, al fondo del camino que lleva hasta el río desde el camino del Cementerio de Campanar, lugar propio de molinos y de las mejores huertas regadas con el agua directamente cogida del río. Hoy en día estos edificios de varias épocas, guarda un valioso mural del siglo XVII que recrea la batalla de Salses. De origen medieval, los vecinos denuncian que la ruina y la ‘ocupación’ amenaza este conjunto protegido como Bien de Relevancia.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

Alquería de Puchades

Se calcula que el conjunto se levantó y fue ampliando entre los siglos XIV y XVII. Tuvo suerte y es uno de los pocos edificios que han sobrevivido del desaparecido antiguo Camí del Pouet en Campanar. Es una construcción de Bien de Relevancia Local. Actualmente la alquería es de propiedad privada, pertenece a varios socios, y está dedicada a la realización de eventos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Dani de la Torre presenta en València ‘Live i Life’: «Es el homenaje al cine que forjó mi vocación»

Publicado

en

El realizador Dani de la Torre ha presentado en València su nueva película, Live is Lifeuna historia de aventuras ambientada en el verano de 1985 y escrita por el novelista Albert Espinosa (Héroes, Polseres vermelles). La cinta, que se estrenará en toda España el próximo viernes 3 de junio, supone el tercer largometraje del director gallego tras la excelente acogida de El desconocido (2015) y La sombra de la ley (2018) y su periplo televisivo al frente de la serie La Unidad. El pasado febrero, De la Torre fue el encargado de dirigir la gala de los premios Goya que se celebró en el Palau de les Arts de València.

Tomando como referencia el mítico tema de la banda austríaca Opus, Live is Life representa el particular homenaje del cineasta a las películas de los años 80, «las mismas que forjaron mi vocación y me convirtieron en lo que soy», y al legado de referentes de aquella época como Steven Spielberg, Robert Zemeckis o Richard Donner. Protagonizada por los jóvenes Adrián Baena, Juan Manuel del Pozo, Raúl del Pozo, David Rodríguez y Javier Casellas, la película cuenta la historia de cinco amigos que planean escaparse la noche de San Juan en busca de una flor mágica, la cual, según cuenta la leyenda, crece en lo alto de una montaña y puede hacer que los deseos se cumplan. Una aventura que les hará crecer a través de un fascinante camino lleno de acción, emoción y esperanza, y que les dejará un recuerdo imborrable de aquel verano.

En palabras de Dani de la Torre, Live is Life «propone un regreso a aquella estética del cine de los ochenta, colorida, optimista, luminosa,  que tanto marcó a los chicos de mi generación». También ha destacado que la película «reivindica la libertad, el poder volver a conectar con las personas, con la naturaleza. Esta historia trasmite la sensación de verano, aventura, contacto con la naturaleza, es algo mágico.»

Continuar leyendo