Síguenos

Consumo

Los mejores cavas de primeras marcas por menos de 5 euros

Publicado

en

mejores cavas
FREEPIK
Aprovechando la cercanía de las fiestas navideñas, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha analizado 18 vinos espumosos blancos y rosados, 17 con la denominación de origen Cava y 1 con la denominación Rioja. Todos ellos corresponden a primeras marcas de amplia distribución en supermercados; este año no se incluyen marcas blancas.

Los resultados del análisis comprenden el control del contenido de alcohol, de azúcar, la acidez volátil, la acidez total, la presencia de conservantes, como los sulfitos. Pero también de otros aditivos, como el ácido ascórbico, innecesario si se ha realizado un buen procesado y del que este año no se han encontrado restos (el año pasado se detectó en siete cavas). Los resultados incluyen además la degustación realizada por un panel de expertos catadores, el criterio más importante del análisis y en el que destacan los mejores cavas, como los siguientes, que pueden adquirirse por menos de 5 euros.

  • Bach Extrísimo Brut Nature. Calificación global: 85 puntos sobre 100. Precio medio: 4,75 euros. Alcohol medido: 11,6 %. Uva: chardonnay. Degustación: Color amarillo pajizo con tonos dorados; burbuja de tamaño medio, rosario continuo y ligera corona; intensidad media, aromas de fruta madura, pasas e higos secos, con matices de frutos secos y frutas de hueso. La versión Brut Rosado también destaca por su buena relación calidad precio.
  • Jaume Serra Brut Nature Reserva. Calificación global: 84 puntos sobre 100. Precio medio: 4,28 euros. Alcohol medido: 11,5 %. Uvas: Macabeo, Xarelllo, Parellada y Chardonnay. Degustación: Color amarillo pajizo con tonos dorados; burbuja de tamaño y presencia media, ligero rosario; aromas de intensidad media a fruta madura, con notas de levadura; en boca es equilibrado, con recuerdos de almendra amarga.

Dónde encontrar los mejores cavas

El estudio de precios muestra un amplio abanico, de 4,28 a 10,52 euros la botella, con un precio medio de 7,49 euros. Para encontrarlos más fácilmente y comparar precios puede aprovecharse la app gratuita OCU Market, que señala los precios de todo tipo de alimentos y productos en los supermercados más cercanos.

 

OCU recomienda guardar los cavas en un lugar fresco, seco y oscuro. Y enfriarlos luego con la suficiente antelación: la temperatura óptima son 8ºC, que se consiguen metiendo la botella al menos 4 horas antes de su consumo en la nevera. Luego, una vez en la mesa, debe mantenerse fresco en una cubitera con hielo y agua.

 

Por cierto, los cavas son vinos que acompañan muy bien los menús navideños. En concreto, los brut nature, extra brut y brut son los más adecuados para tomar con los platos principales de una comida o cena, especialmente los pescados, mariscos, quesos y escabeches. Son además cavas con un limitado contenido de azúcar, siempre inferior a 12 g/litro. Mientras que los cavas semisecos, por su mayor contenido de azúcar (hasta 50 g/litro), están más indicados para acompañar a los postres.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

6 consejos para evitar incendios domésticos

Publicado

en

evitar incendios domésticos
6 consejos para evitar incendios domésticos

Los incendios domésticos son uno de los principales siniestros que se producen en las viviendas españolas. Para evitar que se produzca cualquier fuego en el hogar, no solo se deben tomar precauciones en el interior de la vivienda. Quienes viven en comunidad, deben tener en cuenta que su hogar está expuesto también a los problemas que puedan surgir en las casas vecinas o en las zonas comunes de los edificios y que pueden provocar un incendio.

Los incendios domésticos pueden tener diversas causas, y es importante abordar y prevenir estas situaciones para garantizar la seguridad en el hogar. La prevención y la conciencia son clave para evitar los incendios domésticos. Mantenerse informado sobre las prácticas seguras y realizar inspecciones regulares en el hogar puede contribuir significativamente a la seguridad.

6 consejos para evitar incendios domésticos

– No sobrecargar los enchufes:

‘Es importante conocer la capacidad de las tomas para no sobrecargar los enchufes con aparatos que demandan una elevada potencia, así como hacer revisiones periódicas de las instalaciones por parte de especialistas’. Se aconseja además la instalación de cables libres de halógenos, ya que son resistentes al fuego y tienen una excelente capacidad para no propagar el incendio.

– Usar tratamientos ignífugos:

‘Si vives en una casa de madera o con gran cantidad de revestimientos de este material, es conveniente usar tratamientos ignífugos. Para ello, se deben aplicar los productos necesarios en el interior de la vivienda, ya que si se dan en el exterior, determinados tratamientos pueden perder propiedades en contacto con factores ambientales’, afirman los técnicos.

– Cortar gas y electricidad en ausencias prolongadas:

‘Durante las vacaciones es conveniente cerrar las llaves de gas y apagar los distintos aparatos eléctricos que puedan provocar un incendio.’

– Extremar la limpieza en jardines:

‘Si tu vivienda cuenta con zona ajardinada, es aconsejable evitar que se acumule vegetación seca y tener especial cuidado con el mantenimiento de los caminos para que estos se encuentren limpios de maleza. Así evitaremos que se propague un incendio’, señalan desde HomeServe.

– Utilizar materiales resistentes al fuego:

‘Para viviendas cercanas a zonas forestales, es conveniente que los materiales en los que estén construidos el tejado y la fachada sean resistentes al fuego como es el caso de la pizarra, el ladrillo o el cemento, entre otros’.

– Extrema las precauciones con un extintor y elementos decorativos ignífugos:

Es aconsejable contar con un extintor en las viviendas, para poder apagar pequeños incendios o fuegos en primera fase. Además, el cigarrillo es una de las principales causas de origen de los incendios domésticos, por lo que contar con elementos decorativos de tejidos ignífugos como por ejemplo en alfombras o cortinas, ayuda a prevenir posibles fuegos por despistes humanos.

Las principales causas de los incendios en viviendas

  1. Electricidad defectuosa: Problemas en el sistema eléctrico, como cables desgastados, enchufes sobrecargados, o conexiones defectuosas, pueden provocar cortocircuitos y, en última instancia, incendios.
  2. Electrodomésticos defectuosos: Electrodomésticos en mal estado, cables dañados o un mal uso de estos pueden ser una fuente de ignición. Es crucial seguir las instrucciones del fabricante y mantener los electrodomésticos en buen estado.
  3. Cocina descuidada: La cocina es una de las áreas más propensas a incendios debido a la presencia de calor y elementos inflamables. Dejar alimentos cocinándose sin supervisión, grasa acumulada en la cocina, o manipular incorrectamente aparatos como la estufa puede desencadenar incendios.
  4. Velas y fuentes abiertas de fuego: Las velas, lámparas de aceite y otras fuentes abiertas de fuego pueden ser peligrosas si no se utilizan correctamente o se dejan desatendidas.
  5. Calefacción insegura: El uso inadecuado de estufas, radiadores, chimeneas u otros dispositivos de calefacción puede provocar incendios. Es crucial seguir las pautas de seguridad y realizar un mantenimiento adecuado.
  6. Cigarrillos y fósforos: Fumar en interiores o descuidar la disposición de colillas de cigarrillos puede desencadenar incendios. Es importante seguir las normativas de seguridad al fumar y tener cuidado con las llamas abiertas.
  7. Niños jugando con fuego: Los niños curiosos pueden jugar con fósforos, encendedores u otros objetos inflamables, lo que aumenta el riesgo de incendios. La educación sobre la seguridad y mantener estos objetos fuera del alcance de los niños es esencial.
  8. Fallos en sistemas de calefacción y aire acondicionado: Sistemas de calefacción o aire acondicionado defectuosos pueden causar incendios. Es fundamental realizar un mantenimiento regular y reparar cualquier problema identificado.
  9. Almacenamiento inseguro de productos inflamables: Guardar productos químicos, líquidos inflamables u otros materiales peligrosos de manera incorrecta puede aumentar el riesgo de incendios.
  10. Falta de detectores de humo y extintores: La ausencia de detectores de humo y extintores puede agravar la situación en caso de incendio. Es importante instalar y mantener estos dispositivos para una rápida detección y respuesta.

 

Continuar leyendo