Síguenos

Salud y Bienestar

Muere el hombre que fue trasplantado con un corazón de cerdo

Publicado

en

Trasplante corazón cerdo

Su operación fue un hito en la historia de la medicina, porque hasta ese momento era habitual sustituir las válvulas del corazón humano por otras provenientes de estos animales, pero nunca se había implantado el órgano al completo. David Bennet, de 57 años, se sometió a un trasplante de corazón de cerdo como última opción tras ser desahuciado.

«Era morir o someterme a este trasplante», dijo en su día el paciente. Y le pudieron sus ganas de vivir. «Sé que es un disparo en la oscuridad, pero es mi última opción», comentó horas antes de pasar por el quirófano. Sus últimos meses no habían sido buenos. Estaba postrado en una cama y atado a una máquina de soporte vital. No podía levantarse.

Pero hace unos días, su estado físico comenzó a deteriorarse aunque en todo momento Bennet ha podido comunicarse con su familia durante sus últimas horas. El hombre ha recibido cuidados paliativos después de que el servicio médico confirmase la imposible recuperación del paciente.

«Estamos devastados por la pérdida del señor Bennett. Demostró ser un paciente valiente y noble que luchó hasta el final. Expresamos nuestras más sinceras condolencias a su familia», ha señalado el doctor Bartley P. Griffith, quien trasplantó quirúrgicamente el corazón de cerdo.

Este trasplante realizado en la Universidad de Maryland. sirvió para que David alargara dos meses más su vida y para que la ciencia diera «un paso más» en la búsqueda de una solución a la falta de órganos.

Salud y Bienestar

Cerca del 70% de la población ha pasado covid en la Comunitat

Publicado

en

Cerca del 70% de la población ha pasado covid en la Comunidad Valenciana
En la imagen, personal sanitario atienden a un paciente covid en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital La Fe de Valencia, en una imagen de archivo. EFE/ Juan Carlos Cárdenas

València, 5 oct (OFFICIAL PRESS/EFE).- Alrededor del 70 por ciento de los valencianos ha pasado la infección por SARS-CoV-2, según los datos preliminares del segundo estudio de seroprevalencia realizado en la Comunitat Valenciana, donde a consecuencia de las secuelas provocadas por la covid persistente han crecido hasta un 20 por ciento las primeras visitas en Atención Primaría.

Así se ha puesto de manifiesto durante las segundas Jornadas Científicas de la Plataforma Salud Global del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que reúne en València a expertos para abordar aspectos clínicos y epidemiológicos de la covid-19.

ESTUDIO DE SEROPREVALENCIA

David Navarro, catedrático de Microbiología de la Universitat de València, investigador de INCLIVA y Jefe del Servicio de Microbiología del Hospital Clínico de València, ha indicado que a finales de estas semana tendrán los resultados definitivos del segundo estudio de seroprevalencia después de la «ola ómicron», ya que los análisis están aún en marcha y a día de hoy se ha analizado a cerca de 400 personas y quedan otras 600.

«No tengo la impresión de que pueda variar mucho la cosa. Veremos cómo se ajusta a los grupos de edad y sexo pero, en principio, aproximadamente el 70 % de la población valenciana, si no más, podría haber pasado la infección por SARS-CoV-2», ha afirmado Navarro, quien ha recordado que en un primer estudio realizado el pasado mes de abril, la cifra era del 50 %.

Preguntado por si podrían ser datos extrapolables al resto de España, el director científico del Programa Valenciano de Investigación sobre la Vacuna de covid-19 ha respondido que «hasta cierto punto, porque en el registro covid de 2020 había algunas diferencias entre autonomías en cuando a la incidencia de infección del SARS-CoV-2 y eso podría pasar ahora mismo, comunidades que tienen una prevalencia mayor que la nuestra».

A su juicio, siempre es una «buena noticia» que haya gente infectada o vacunada en este contexto concreto «porque pensamos que las personas vacunadas con infección previa o posterior a la vacunación tienen ventaja en cuanto a robustez y duración de inmunidad en relación con las personas simplemente vacunadas».

Según Navarro, «no quiere decir que las personas solo vacunadas que no hayan pasado la infección no tienen un nivel aceptable de protección, lo tienen pero lo que llamamos inmunidad híbrida, la conseguida después de la vacunación y la infección parece más robusta y duradera que la actividad solo por vía natural, a través de la infección, o solo por la vacunación».

También ha recordado que el estudio del mes de abril concluyó que hasta el 75 % de la población tenía respuestas detectables de inmunidad con células T de la memoria, cuya vinculación con la protección «es obvia» y ha subrayado que es «bueno que una gran parte de la población tenga inmunidad T contra el virus a efectos de protección frente a enfermedad grave».

SECUELAS DEL COVID

También ha participado en las jornadas Josep Redón, del Instituto de Investigación Sanitaria Incliva, del Hospital Clínico, quien junto al Bernardo Valdivieso, del Hospital La Fe, realizan una investigación sobre el covid persistente en la Comunitat Valenciana.

Según ha explicado a los periodistas, han analizado el impacto epidemiológico y de costes sanitarios y, aunque los datos no son aún definitivos, «es evidente que hay un impacto en un incremento de la carga hacia el sistema nacional de salud, porque aumentan el número de visitas de pacientes con más necesidad de ir a urgencias».

Respecto a los síntomas persistentes en personas que han pasado la covid-19, señala que son «muy variados» aunque han seleccionado los 40 que tenían un mayor número de pacientes como secuelas de la esfera neuropsiquiátrica, respiratoria, de infecciosos y, sobre todo, de la esfera músculo esquelética (cansancio, dolores, insomnio, dolores de cabeza…).

«Eso evidentemente existe, y es superior en personas que han pasado la covid que en aquellas que no lo han pasado y tienen las mismas características, porque hemos hecho una selección de controles muy exhaustiva», ha dicho para añadir que la muestra ha sido de un total de 140.000 personas, de las que 37.000 han pasado el covid.

Estas secuelas, explica, son más frecuentes en mujeres y en pacientes que han tenido que ser hospitalizados, y aunque los problemas músculo esqueléticos o neuropsiquiátricos afectan a personas de más edad, los jóvenes se ven más afectados por infecciones respiratorias.

Según Redón, a consecuencia de la pandemia, usan el sistema sanitario un diez por ciento más de pacientes que antes de ella, mientras que las primeras visitas a Atención Primaria han crecido hasta un 20 por ciento.

Continuar leyendo