Síguenos

Deportes

Murthy se puede convertir en el presidente más duradero del Valencia en el siglo XXI

Publicado

en

Anil Murthy presidente valencia

Anil Murthy, puede convertirse en 2021, si las estructuras de la entidad no cambian en los próximos meses, en el presidente del Valencia con un mandato más largo en el siglo XXI.

Murthy, uno de los presidentes menos populares del club de Mestalla a lo largo de toda su historia, cumple ahora tres años y medio en el cargo, al que llegó tras relevar a Layhoon Chan el 1 de julio de 2017, aunque entonces ya llevaba algunos meses en la entidad, en lo que se consideró una fase de adaptación al puesto.

Chan y Murthy, además de ser los presidentes más recientes del club, son nacidos en Singapur, al igual que Peter Lim, el máximo accionista de la entidad.

Tanto ella, la primera presidenta mujer del Valencia, como Murthy se han convertido en los dos primeros extranjeros que han llegado a estar al frente del club.

Murthy, diplomático del profesión, vivió su momento de menos impopularidad durante la celebración del centenario de la entidad en marzo del 2019 y la obtención del título de Copa del Rey de dos meses después.

Sin embargo, muy pronto se deterioró la imagen de un presidente al que la afición nunca ha considerado conocedor del fútbol, ni tampoco próximo al espíritu de la entidad ni a la filosofía de sus seguidores, lo que, unido a determinadas decisiones le ha distanciado mucho del valencianismo.

La ausencia de público en el estadio desde marzo ha contribuido a que las críticas al modelo de gestión que representan Lim y Murthy hayan repercutido en menor medida de la que se podía esperar con público en las gradas, aunque desde la decisión de prescindir de Marcelino García Toral como técnico (septiembre 2019) y dos meses después del director general, Mateu Alemany, la consideración popular de Murthy cayó en picado.

La discreta trayectoria deportiva de la pasada campaña, el enfrentamiento con la agrupación de peñas del club, las salidas de jugadores emblemáticos este verano, la marcha actual del equipo en Liga o la ampliación a 3.598 de la cifra de nueve acciones para acudir a una junta de accionistas del club son alguna de las circunstancias que han marcado el distanciamiento con el entorno.

Pese a todo ello, parece muy poco probable que todas estas circunstancias vayan a impedir que su mandato sea el más prolongado en el club en el siglo actual.

Lejos están las casi dos décadas en el siglo XX de Luis Casanova como máximo dirigente del Valencia entre los años cuarenta y cincuenta o la de los sesenta con Julio de Miguel al frente, mientras que Arturo Tuzón dirigió el club durante siete años en el tramo final del pasado siglo.

En el XXI, ningún presidente ha llegado a estar cuatro años en el cargo, pero muchos, Pedro Cortés, a caballo entre las dos centurias, Jaume Ortí, Juan Soler o Manuel Llorente han superado los tres, este último el más duradero con tres años y diez meses, frente tres años y seis meses que ya acumula el actual dirigente en el puesto.

Por ello, si Murthy acaba la temporada, superará a Llorente, aunque lo habrá hecho en unas circunstancias marcadas por la ausencia de público como consecuencia de la pandemia y sin haberse visto sometido al juicio vivido por sus antecesores en los encuentros y que en su caso seguro que habrían encontrado críticas incluso más feroces que las recibidas por sus ellos.

Los que precedieron a Murthy aguantaron más de un chaparrón, pero no pidieron silencio al respetable por sus abucheos como sí ocurrió en el caso del actual presidente de la sociedad.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Los clubes valencianos en contra de la Superliga

Publicado

en

València, 19 abr (EFE).- El Valencia ha hecho suyo el comunicado de LaLiga en el que muestra una firme oposición a la creación de la Superliga, una competición que definen como “secesionista y elitista” a la que acusan de atacar “los principios de la competitividad abierta y del mérito deportivo que ocupan lo más profundo del ecosistema del fútbol nacional y europeo”.

Fuentes del club de Mestalla explicaron a Efe, que LaLiga les hizo llegar el comunicado este lunes y que la entidad decidió hacerlo suyo incluyendo su nombre junto a la asociación de los clubes de Primera y Segunda División.

La entidad ha preferido, según estas fuentes, unirse a LaLiga para reforzar el frente contra esta nueva competición auspiciada por algunos de los más importantes clubes europeos.

El Valencia cree que ante un tema tan sensible y con implicaciones tan profundas para el fútbol español y europeo es mejor tener de momento una voz única.

El club dijo que están a la espera de ver cómo evolucionan los acontecimientos y dijo desconocer si esta situación podrá de alguna manera abrirles las puertas de las competiciones europeas organizadas por la UEFA en su próxima edición.

El Villarreal también condena enérgicamente la creación de la Superliga

El Villarreal condenó «enérgicamente» este lunes la propuesta anunciada de la creación de una Superliga europea que ha calificado de «secesionista y elitista» y que a su juicio «ataca los principios de la competitividad abierta y del mérito deportivo que ocupan lo más profundo del ecosistema del fútbol nacional y europeo».

En un comunicado, el Villarreal se alinea con LaLiga y apunta que en la actualidad «los aficionados al fútbol de toda Europa pueden soñar con que su club, sea cual sea su dimensión, pueda destacar en una competición, alcanzar lo más alto, y competir en la cumbre del fútbol europeo».

El club castellonense defiende esta tradición futbolística europea del fútbol para todos y considera que «el concepto propuesto por 12 clubes europeo destruye ese sueño, cerrando la puerta a la cima del fútbol europeo y permitiendo la entrada de sólo unos pocos a una élite».

Recuerda que LaLiga tiene «una orgullosa historia de 90 años como competición abierta y basada en el mérito» y que «millones de aficionados de todo el mundo son aficionados a los 42 clubes de LaLiga Santander y LaLiga SmartBank».

Además, desde el Villarreal se añade que el éxito de las actuales competiciones ha contribuido a «que el fútbol se convierta en un factor clave de la economía española, representando casi el 1,4% del PIB y dando empleo a casi 200.000 personas»,

Para la entidad villarrealense, la nueva propuesta de competición europea «no es más que un planteamiento egoísta, diseñado para enriquecer aún más a los más ricos» y considera que «socavará el atractivo de todo el juego y tendrá un impacto profundamente perjudicial para el futuro inmediato de LaLiga, de los clubes que la componen y de todo el ecosistema futbolístico».

Asimismo, considera que la creación de la nueva competición impactará también en el resto de los deportes a los que, en la actual temporada, LaLiga aporta más de 126 millones de euros ya que «pone en peligro el sistema de contribuciones aprobado en el Pacto de Viana».

Finalmente, el Villarreal anuncia que utilizarán «todas las herramientas a nuestra disposición y trabajaremos con todas las partes implicadas para defender la integridad y el futuro del fútbol español en el mejor interés del juego».

El Levante se pone del lado de la Liga en su condena a la Superliga

El Levante se ha puesto este lunes del lado de la Liga en su condena de la Superliga europea al publicar el mismo comunicado que había emitido unos minutos antes el organismo presidido por Javier Tebas.

En su cuenta oficial en Twitter, el Levante ha publicado un escueto ‘+1’ junto al comunicado íntegro de la Liga, en el que el organismo condenaba “enérgicamente la propuesta anunciada de creación de una competición europea secesionista y elitista, que ataca los principios de la competitividad abierta y del mérito deportivo que ocupan lo más profundo del ecosistema del fútbol nacional y europeo».

«La nueva propuesta de competición europea no es más que un planteamiento egoísta, diseñado para enriquecer aún más a los más ricos. Socavará el atractivo de todo el juego y tendrá un impacto profundamente perjudicial para el futuro inmediato de LaLiga, de los clubes que la componen y de todo el ecosistema futbolístico», afirmó la Liga en el comunicado.

Continuar leyendo