Síguenos

Sucesos

Rocía con gasolina a clientes y mesas de un bar en Alicante y amenaza con incendiar el local

Publicado

en

Rocía con gasolina a clientes y mesas de un bar en Alicante y amenaza con incendiar el local
Alicante, 19 oct (EFE).- Un hombre de 41 años ha sido detenido en la ciudad de Alicante por, presuntamente, rociar con gasolina a clientes y mesas de un bar y amenazar con prender fuego al local, en un suceso en el que no hubo que lamentar desgracias personales.

Los hechos, de los que han informado este martes fuentes de la Policía Nacional, ocurrieron la semana pasada en un establecimiento ubicado en el barrio de Florida Sur y, al parecer, fueron motivados por un desacuerdo en la compraventa de una motocicleta que el arrestado había adquirido a un familiar de la propietaria del bar.

El suceso se produjo a primera hora de la mañana, cuando el detenido aparcó su moto en la puerta del local y bajó con dos bidones de gasolina que vació sobre las mesas y el interior del local ante la mirada atónita de los clientes, amenazando con un mechero en la mano con prender fuego al bar.

Según los testimonios de los clientes, también roció con gasolina a cuatro de ellos que estaban desayunando o a punto de hacerlo en las mesas de la terraza.

La dueña del bar inmediatamente llamó al 091 y comunicó al atacante que había llamado a la Policía Nacional, por lo que este huyó a bordo de su motocicleta, sin gasolina llegar a prender fuego al local.

Varias dotaciones de la Policía Nacional de la UPR-Motos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de Alicante que se encontraban cerca del lugar acudieron al establecimiento, donde fue necesario acordonar la zona y atender a los clientes, ya que el olor a combustible era muy intenso y afectaba a la respiración.

También fue requerida la intervención de los bomberos de Alicante para limpiar y estabilizar la zona, los cuales tuvieron que usar espuma para evitar que se pudiera producir una deflagración espontánea por la gran cantidad de liquido presente.

Con la descripción del atacante y de su vehículo, los agentes consiguieron localizar la motocicleta, que aún contenía los bidones con restos de gasolina en su interior. Finalmente dieron con el paradero del presunto agresor, que fue capturado.

El detenido, acusado de los presuntos delitos de amenazas y daños, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de guardia de Alicante

Sucesos

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días a la semana por 150 euros

Publicado

en

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días/semana por 150 euros

Alcoy (Alicante), 30 nov (EFE).- Un empresario de 43 años de una mercantil de Alcoy ha sido detenido por, supuestamente, explotar laboralmente a sus trabajadores, a uno de los cuales con jornadas de siete días a la semana en horario de mañana y tarde a cambio de un salario de 150 euros.

Según la Policía Nacional, el empresario arrestado es de nacionalidad marroquí, se dedicaba al reciclado de ropa y tenía a la víctima en condiciones de semi-esclavitud y con la promesa de un contrato laboral.

El trabajador que ha denunciado esta situación, que carece de documentación legal en España, ha manifestado a los agentes que pernoctaba en un colchón en el suelo de la nave de un polígono industrial alcoyano junto a los sacos de ropa y comía lo que le traía otra empleada, que se hallaba en una situación laboral similar.

Tenía orden de no abrir a nadie bajo ninguna circunstancia y avisar al empresario si detectaban cualquier movimiento extraño de vehículos que pudiera suponer la presencia de la policía o de la inspección de trabajo.

Una vez que huyó y abandonó la nave, la víctima fue amenazada por el empresario, que estaba en posesión de su pasaporte, y quien le dijo que mandaría esta documentación a Marruecos y que sufriría las consecuencias.

El día que se inspeccionó la nave se localizó en el interior a dos trabajadores escondidos, un hombre de 28 años y una mujer de 42, ambos marroquíes y también en situación irregular.

Éstos realizaban una labor de selección y corte del textil reciclado sin ninguna medida de seguridad, carecían de ventilación ni medios de protección y cobraban sueldos mínimos sin contrato ni seguro alguno.

Se trata del segundo detenido por un delito contra los derechos de los trabajadores y trata de seres humanos en menos de dos meses en la localidad de Alcoy.

Continuar leyendo