Síguenos

Fallas

Sanidad pide que no haya castillos de fuegos artificiales en estas fiestas

Publicado

en

València, 18 mar (EFE).- La Conselleria de Sanidad ha remitido una circular a todos los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana en la que recomienda que en Fallas y Semana Santa no se celebren castillos de fuegos artificiales, ya que implican riesgo de aglomeración o concentración de personas y se puede incumplir la normativa de distancia de social frente a la covid.

La circular, firmada por la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, señala que los espectáculos pirotécnicos deberían realizarse en su caso en el horario del toque de queda nocturno, pero añade que aun así, existe el riesgo de aglomeraciones en las terrazas de los edificios de personas de diferentes unidades de convivencia.

Asimismo, indica que esas aglomeraciones pueden conllevar un «incumplimiento significativo» de las normas generales de seguridad y distanciamiento social, teniendo en cuenta además que, por tratarse de edificios privados, «es muy difícil su control» por los cuerpos de seguridad, de manera que recomienda que no se celebren espectáculos pirotécnicos.

La circular de Sanidad expone que la autorización de los espectáculos públicos y actividades recreativas en los municipios con motivo de la celebración de fiestas locales o patronales es competencia de los ayuntamientos, a los que pide que tengan en cuenta las implicaciones para la salud pública de la autorización de este tipo de actividades en un contexto de pandemia.

El objetivo de la circular es «aclarar» el marco jurídico en el que pueden desarrollarse los actos festivos para reducir el riesgo de contagios, teniendo en cuenta que las fiestas que se celebran en las localidades de la Comunitat, muchas de ellas de «notable tradición y arraigo», conllevan la programación de una serie de actos.

Asimismo, recuerda que el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha adoptado un acuerdo con motivo de la festividad de San José y de la Semana Santa, que establece que no se celebrarán eventos masivos de cualquier índole que impliquen riesgo de aglomeración o concentración de personas.

La Conselleria señala en su circular que no se permiten los espectáculos itinerantes, ni las actividades o eventos con concentración de personas, y que se ha establecido el cierre preventivo y la suspensión cautelar de las sedes festeras.

Respecto a los castillos de fuegos artificiales, expone que los principales riesgos sanitarios de su disparo en relación con el coronavirus son la posible generación de situaciones que «faciliten o promuevan la interacción social y la formación de aglomeraciones de personas que generen un incremento del riesgo de difusión de la pandemia».

Asimismo, alerta del «alto riesgo de incumplimiento» de la normativa de distanciamiento social y seguridad por parte de «sectores significativos de población, que podría ser de difícil gestión por las autoridades locales».

La circular, fechada el pasado 12 de marzo, ha sido remitida tanto a los ayuntamientos de la Comunitat Valenciana como a la Federación Valenciana de Municipios y Provincias, con el fin de que las autoridades locales adopten las decisiones pertinentes.

Manises contradice a Sanidad y programa varios espectáculos pirotécnicos

Fallas

Los falleros dicen ‘sí’ a celebrar las Fallas 2021 del 1 al 5 de septiembre

Publicado

en

La Asamblea de presidentas y presidentes de falla extraordinaria ha ratificado este miércoles la propuesta de celebración de las Fallas de 2021 del 1 al 5 de septiembre. El planteamiento del Ayuntamiento de València y Junta Central Fallera ha recibido el apoyo mayoritario de los representantes de las comisiones falleras y 308 de los 330 presidentas y presidentes han votado a favor, lo que supone el 93,3% del total. 18 han votado en contra y se han registrado 4 abstenciones.

Una vez con el visto bueno de la Asamblea de presidentas y presidentes, se trabajará en los protocolos necesarios para la celebración de los actos imprescindibles, como por ejemplo la Ofrenda. La Comisión de Seguimiento, que lleva trabajando desde hace tiempo para celebrar unas Fallas a partir del segundo semestre, ha puesto encima de la mesa las fechas del 1 al 5 de septiembre, empezando con la Plantà Infantil el 31 de agosto.

El alcalde de València y presidente nato de Junta Central Fallera, Joan Ribó, que ha presidido la Asamblea, ha agradecido el comportamiento “exquisito” del mundo fallero y ha destacado que “ha sido exponente de cómo hacer las cosas con solidaridad, aprecio y consideración”. “No hemos lamentado ningún incidente en las sedes festeras”, ha puesto en valor.

“Incluso en los momentos más complicados habéis mantenido vivo el espíritu de las fallas y una responsabilidad colectiva que quiero destacar. Gracias a las delegadas y delegados para mantener viva la actividad fallera. Soy consciente del doble esfuerzo que ha supuesto activar, suspender, y reactivar. Gracias a las presidentas y presidentes de las fallas de València, y de los pueblos que forman parte. Habéis sido la cara visible de la fiesta, la que tiene que asumir responsabilidades. Es el momento de agradecer vuestro talante educado. Gracias a las falleras Mayores de València y a las Cortes de Honor. El 10 de marzo se paró el mundo. Todo el mundo y yo mismo, queremos que tengáis una cremà digna. Quiero aprovechar para dar las gracias a las juntas locales que han participado. Sin los miembros de esa mesa de negociación no estaríamos aquí. Quiero pediros disculpas si alguna vez habéis pensado que podríamos haber hecho más. Toda la directiva de Junta Central Fallera se ha dejado la piel”, ha pronunciado.

En este sentido, ha pedido a las presidentas y presidentes que tomen la decisión “sin ningún tipo de presión” y ha subrayado que la fiesta “la hacen los falleros y falleras” y “sois los falleros y falleras los que tenéis que decidir”. “Nosotros apoyaremos vuestra decisión”, ha garantizado, porque “esto no va de unos contra otros”.

Por su parte, el presidente de Junta Central Fallera, Carlos Galiana, ha insistido que “tenemos que acabar con el ciclo de 2021” y ha defendido que la celebración de las Fallas de 2021 en septiembre “permite restablecer un calendario lo más parecido a lo que hemos tenido siempre”. Al respecto, ha apuntado que todas las actividades “se tendrán que ajustar a las restricciones sanitarias del momento”, como la plantà, la cremà y la ofrenda, con todas las medidas sanitarias.

“La primera consecuencia que nos podemos encontrar es que muchas fallas están en Feria València; y ese espacio ocupado tiene que volver a su actividad”, ha destacado. Sobre el asunto de los representantes de las comisiones, ha afirmado que cada comisión “es absolutamente libre de la elección”.

Junta Central Fallera ha defendido la celebración de las Fallas de 2021 por la necesidad de cerrar un ciclo y volver a empezar, puesto que la pandemia ha agotado al colectivo mentalmente y es necesario volver a socializar en lo posible. Además, la situación económica de los sectores productivos es muy delicada y, quizás, esperar más tiempo aboque al cierre de muchas tiendas y negocios esenciales para ser Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

CALENDARIO LO MÁS PARECIDO POSIBLE AL HABITUAL

El planteamiento de las fechas del 1 al 5 de septiembre responde a varias cuestiones. En primer lugar, estas fechas permitirían restablecer un calendario lo más parecido posible a un ejercicio natural respecto a las Fallas de 2022. Así, se podrían llevar a cabo las preselecciones y la Fonteta y así conseguir también que el resto de actos vuelvan a sus fechas habituales. Junta Central Fallera cree que lo mejor es no alargar el calendario ni malgastar la oportunidad de hacer actividades falleras. Además, hacer Fallas del 1 al 5 de septiembre también evitaría coincidir con otras festividades tanto de la ciudad como de la Comunitat.

Todas las actividades tendrán que ajustarse a la normativa sanitaria vigente en ese momento. El programa de festejos tiene que pasar por el Pleno y la Asamblea de Junta Central Fallera. No obstante, se han marcado como imprescindibles los actos de la plantà, la cremà y la ofrenda, con todas las restricciones y medidas sanitarias necesarias.

Los diferentes actos de las comisiones se ajustarán a la normativa sanitaria vigente en ese momento y serán equivalentes a las diferentes disposiciones que la Consellería de Sanidad ha ido publicando durante el último año.

Además, encontrar unas fechas mejores parece prácticamente imposible. Por lo tanto, la opción sería ir a marzo de 2022, lo que supondría, además del perjuicio económico para todos los sectores productivos de la cultura festiva de la ciudad, que las Fallas almacenadas en Feria València y otras localizaciones tendrían que salir de allí y cada comisión se debería hacer cargo de las mismas.

En este sentido, hay que recordar que los censos falleros ya han bajado un 10% durante estos meses y un aplazamiento de las Fallas a marzo de 2022 podría comportar una nueva bajada del mismo ante la falta de actividad y, por lo tanto, perjuicio económico para las comisiones.

Por último, las subvenciones dadas por el Ayuntamiento de València a las comisiones de la ciudad podrían ser revisadas para comprobar si se ha cumplido el objeto de las mismas. Esto, después de iniciar el correspondiente expediente, podría suponer devolver la subvención del 62,5% otorgada en 2020. La subvención de 2021 no corre ese riesgo puesto que está pensada para las Fallas de 2022.

ACTIVIDADES FALLERAS A PARTIR DE SEPTIEMBRE

El pasado lunes, la Consellería de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, en la reunión con la Comisión de Seguimiento de las Fallas de 2021 comunicó a los representantes de la fiesta que tanto las actividades falleras como cualquier fiesta tradicional o popular podrán celebrarse en la Comunidad Valenciana a partir del 1 de septiembre. El 1 de septiembre, explicó Barceló, es el punto de partida para cualquier tipo de celebración popular o tradicional, aunque la fecha exacta lo tiene que decidir cada colectivo.

En el caso de las fallas, la Consellería se mostró a favor de estudiar incluso la posibilidad de actos, como es el caso de la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados. Un acontecimiento que, para los representantes falleros, se considera imprescindible.

Desde la Consellería se ha mantenido septiembre como fecha más próxima “porque garantiza un margen de tiempo importante y más posibilidades de controlar la pandemia con el aumento de la vacunación en los próximos dos meses”. Respecto al tipo de actos que se autorizarán siempre que se cumplan las medidas que en dicho momento estén vigentes, la acotación básica que ha marcado Ana Barceló ha sido evitar las aglomeraciones de todo tipo, tanto del personal de dentro de la fiesta, como de la gente que acude a los actos.

Después de la reunión, el concejal de Cultura Festiva y presidente de Junta Central Fallera, Carlos Galiana, anunció la convocatoria de la Asamblea de Presidentas y Presidentes de falla para trasladarles toda la información recibida y que se produjese el debate y la votación pertinentes.

Continuar leyendo