Síguenos

Sucesos

Siguen sin identificar a los agresores de la subdirectora de la cárcel de Villena

Publicado

en

Villena, 8 sep (EFE).- La investigación en torno a la agresión que sufrió el pasado lunes la subdirectora de Seguridad de la cárcel de Villena avanza aunque sin por el momento resultados ya que aún no se ha identificado a los agresores.

Así lo ha explicado a las puertas del centro penitenciario de Alicante II, en Villena, el secretario general de Instituciones Penitencias, Ángel Luis Ortiz, junto a la subdelegada del Gobierno en Alicante, Araceli Poblador, con motivo de una concentración de rechazo por los golpes y amenazas que sufrió la subdirectora.

En declaraciones a los periodistas, Ortiz ha expresado el «apoyo» a la víctima y ha insistido en que «en estos momentos» no hay resultados de la investigación abierta.

La agresión se produjo horas antes de que la subdirectora declarara sobre la actuación de tres trabajadores de la prisión que fueron grabados golpeando a un recluso con una enfermedad mental.

Ortiz ha intentado hablar en Villena con estos tres funcionarios pero no ha podido porque están de baja médica por las lesiones que sufrieron en el referido incidente con el recluso, que seguía en esta cárcel un programa de salud mental y que, como es habitual en estos casos, ya ha sido trasladado a una cárcel de la Comunidad de Madrid y se encuentra «bien».

Sobre el motivo y autoría de la agresión, Ortiz ha insistido en que «es apresurado sacar conclusiones» y ha recalcado que será la Justicia la que determine en su momento si hay relación entre las amenazas y los dos puñetazos propinados a la subdirectora por un grupo de entre 5 y 6 personas no identificadas y el incidente de los tres funcionarios con el interno.

De la subdirectora ha comentado que no tiene constancia de que haya solicitado un posible traslado a otro centro penitenciario y ha sostenido que «es una profesional íntegra, se siente con fuerza y tiene muy claro cuál debe ser la actuación de un funcionario público».

El secretario general de Instituciones Penitenciarias ha explicado que en torno a los tres funcionarios hay una investigación interna en la que se ha ofrecido al recluso que aporte su declaración, y ha continuado que estas pesquisas son paralelas a la actuación de un juzgado de Villena, que será el que dictamine si los tres actuaron profesionalmente o no, y si el interno pudo cometer una agresión.

La investigación interna ya está prácticamente terminada y previsiblemente se transformará en breve en un expediente disciplinario, según Ortiz, quien en todo caso ha confiado en que haya una «sentencia justa y contundente».

Del recluso ha aclarado que existen informes médicos y que ha sido evaluado en varias ocasiones por facultativos penitenciarios.

Preguntado por el escaso seguimiento de la concentración al mediodía de hoy ante la prisión de Villena por parte de los funcionarios, el secretario general de Instituciones Penitencias ha manifestado que «no se puede abandonar el servicio» en la prisión y que por eso ha habido presencia de pocas personas.

Ortiz ha insistido en que «la inmensa mayoría» de los funcionarios de prisiones «hubiera estado aquí» de haber podido «porque son profesionales íntegros».

Sucesos

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días a la semana por 150 euros

Publicado

en

Detienen a un empresario alicantino por obligar a un empleado a trabajar 7 días/semana por 150 euros

Alcoy (Alicante), 30 nov (EFE).- Un empresario de 43 años de una mercantil de Alcoy ha sido detenido por, supuestamente, explotar laboralmente a sus trabajadores, a uno de los cuales con jornadas de siete días a la semana en horario de mañana y tarde a cambio de un salario de 150 euros.

Según la Policía Nacional, el empresario arrestado es de nacionalidad marroquí, se dedicaba al reciclado de ropa y tenía a la víctima en condiciones de semi-esclavitud y con la promesa de un contrato laboral.

El trabajador que ha denunciado esta situación, que carece de documentación legal en España, ha manifestado a los agentes que pernoctaba en un colchón en el suelo de la nave de un polígono industrial alcoyano junto a los sacos de ropa y comía lo que le traía otra empleada, que se hallaba en una situación laboral similar.

Tenía orden de no abrir a nadie bajo ninguna circunstancia y avisar al empresario si detectaban cualquier movimiento extraño de vehículos que pudiera suponer la presencia de la policía o de la inspección de trabajo.

Una vez que huyó y abandonó la nave, la víctima fue amenazada por el empresario, que estaba en posesión de su pasaporte, y quien le dijo que mandaría esta documentación a Marruecos y que sufriría las consecuencias.

El día que se inspeccionó la nave se localizó en el interior a dos trabajadores escondidos, un hombre de 28 años y una mujer de 42, ambos marroquíes y también en situación irregular.

Éstos realizaban una labor de selección y corte del textil reciclado sin ninguna medida de seguridad, carecían de ventilación ni medios de protección y cobraban sueldos mínimos sin contrato ni seguro alguno.

Se trata del segundo detenido por un delito contra los derechos de los trabajadores y trata de seres humanos en menos de dos meses en la localidad de Alcoy.

Continuar leyendo