Síguenos

FIN DE SEMANA

Todo lo que debes saber sobre el aceite de palma

Publicado

en

El aceite de palma es el más utilizado del mundo, por delante del de soja o el de colza. Está en multitud de productos que consumimos a diario, pese a que no es una alternativa idónea desde el punto de vista nutricional según han analizado los expertos. Además, su producción conlleva excesos mediambientales y sociales.

Se produce a partir de los frutos de la palma africana (Elaeis guineensis) y se ha convertido en una materia prima usada a nivel global para la elaboración de una gran cantidad de productos de la industria alimentaria y cosmética. El aceite de palma está desplazando a las grasas hidrogenadas, que se han demostrado nocivas para la salud. No obstante, este aceite es muy rico en grasas saturadas, por lo que está lejos de ser una alternativa idónea desde el punto de vista del equilibrio nutricional y es preferible no abusar de él.

Ahora, con las nuevas normativas, los fabricantes están obligados a detallar en el etiquetado de ingredientes el tipo de grasa vegetal que emplean en sus productos.

Usos

  • Cremas y coberturas. Se derrite a mayor temperatura que el chocolate, por eso es idóneo para mantener y almacenar las coberturas, pero en la boca funde peor.
  • Productos para untar. Por la cantidad de grasas saturadas que contiene y que facilitan el untado, hace que se utilice en cremas de cacao y en margarinas.
  • Snacks y pasteles. En galletas, tostadas o bollería industrial, como sustituto de las grasas hidrogenadas, poco cardiosaludables, y de la mantequilla, que es más cara.
  • Precocinados. Se enrancia menos y su precio es bajo, por eso se usa para elaborar muchos platos de comida preparada.
  • Chips y aperitivos. Porque aguanta más frituras que otras grasas. Aunque en España se usa en su lugar aceite de girasol o de oliva.
  • Productos de limpieza. Es parte clave de la fórmula de jabones y detergentes por estar presente en sus tensioactivos.
  • Cosméticos. Por su untuosidad, es una base óptima para muchos productos de belleza y cremas corporales.
  • Velas. Alternativa a la cera o la parafina, para fabricar velas.

De dónde procede

La palma aceitera se cultiva en países tropicales, donde a menudo representa una base importante para las economías locales, así como una materia prima para la industria local. Su cultivo en Indonesia y Malasia, los dos países que concentran el 85% de la producción mundial, ha tenido un fuerte impacto ambiental y social. Otros países exportadores de aceite de palma son Papúa Nueva Guinea, Colombia, Tailandia, Camboya, Brasil, México y África occidental.

La expansión de monocultivos intensivos, como las plantaciones de aceite de Palma, especialmente en el sudeste asiático, se ha asociado con la deforestación de los bosques tropicales, la apropiación de tierras pertenecientes a comunidades autóctonas, abusos contra los derechos humanos y la muerte de ejemplares de diferentes especies animales, como elefantes, orangutanes y tigres de Sumatra.

Según la UNEP (Progama medioambiental de Naciones unidas), las plantaciones de aceite de palma son la principal causa de la deforestación en Malasia e Indonesia. Aproximadamente el 70% de las plantaciones de palma en Indonesia y el 50% en Malasia, están situadas en zonas que previamente eran bosque tropical.

A qué se debe su éxito

El aceite de palma es económico, versátil y actualmente está dentro de un mercado estable. Hay muchas razones para que el de palma se haya convertido en el aceite vegetal más consumido del mundo:

  • En alimentación, su condición sólida a temperatura ambiente y su textura untuosa permite sustituir la mantequilla o las grasas hidrogenadas de muchos productos procesados.
  • Es un ingrediente difícil de sustituir en otros sectores industriales, como el de la cosmética o los productos de limpieza. Además, su cultivo es más rentable que el de sus hipotéticos sustitutos, como el aceite de soja o el de coco.
  • Estas razones explican el auge del uso de este tipo de aceite, pero también del impacto social y ambiental de su producción, una de sus mayores pegas.

¿Es un producto sostenible?

Una de las cuestiones más controvertidas sobre la producción de aceite de palma es dilucidar si es posible una producción sostenible.

La respuesta es que es muy difícil que el cultivo de palma aceitera sea sostenible, ya que es un monocultivo que se da en zonas tropicales, y suele estar asociado a pérdida de biodiversidad, deforestación y contaminación.

Además, aunque el país productor recibe ingresos por la exportación del aceite de palma, los grandes perjudicados suelen ser las comunidades autóctonas, que habitualmente ven desaparecer su modo de vida tradicional a cambio de un puesto de trabajo en una gran plantación.

Para tratar de hacer frente a esta situación, se ha creado una iniciativa internacional voluntaria, la Mesa Redonda para el aceite de palma Sostenible (RSPO por sus siglas en inglés), que tiene la ventaja de agrupar a todos los actores de esta industria: productores, distribuidores, fabricantes y ONG.

La RSPO ha creado un sistema de certificación de aceite sostenible, que establece criterios y sistemas de auditoría que pretenden garantizar que la producción respete los derechos laborales y de las comunidades indígenas, que no se ocupen nuevas zonas de elevado valor medioambiental y que no se amenace la biodiversidad, además de promover prácticas agrícolas más limpias.

Esta organización cumple sus objetivos, pero con matices:

  • Es válido para las nuevas plantaciones, pero no soluciona los problemas creados en el pasado por empresas que ahora son miembros de la RSPO.
  • Es mejorable, ya que hay aspectos como el cambio climático o la prohibición de pesticidasespecialmente peligrosos, como el paraquat, que todavía no se han abordado.
  • Todavía no se han hecho estudios de impacto que avalen que realmente suponen una mejora en el terreno.

No todo el aceite sostenible es igual. Hay varias fórmulas de abastecimiento de aceite de palma que pueden usar los fabricantes amparándose en que son sostenibles, pero no todas tienen el mismo valor:

Aceite certificado sostenible (CSPO): La RSPO certifica que el aceite de palma se produce de manera sostenible y que lo que se vende bajo esa nomenclatura de sostenible es efectivamente aceite producido en plantaciones certificadas.

El procedimiento de auditoría de la certificación incluye la revisión de la documentación, controles en el terreno y entrevistas con los actores externos (comunidades locales, organizaciones de trabajadores, pequeños agricultores, ONG nacionales…). A este tipo pertenecen los aceites Segregado, Identidad preservada y Mass balance.

Fuente: OCU

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

València en un fin de semana

Publicado

en

Su oferta cultural, gastronómica y su clima hace que la capital del Turia sea uno de los destinos turísticos más atractivos en el panorama nacional e internacional. ¿Buscas una escapada? ¿Quieres descubrir siglos y siglos de tradiciones? Piérdete por sus calles, sus plazas, lugares con encanto, llenos de historia. Bañada por el Mediterráneo, València es el destino perfecto para una escapada a solas, con amigos, en pareja o en familia aunque solo dispongas de un fin de semana. Seguro que repites.

Viaje al centro histórico: Arte y gastronomía

Salir de tapeo, comer o cenar siempre es una buena excusa para pasear por las calles de València. Ya sea de día o de noche, a cualquier hora, no puedes dejar de perderte por su centro histórico. La calle de la Paz, las Torres de Serrano, las Torres de Quart, plaza de la Reina, la plaza de la Virgen, calle Caballeros, plaza del Tossal, plaza de El Negrito y el Mercado Central son solo algunos puntos de obligada visita a pie para admirar parte de su vida y origen. Y desde ahí callejear por sus numerosas calles y plazas cargadas de historia y que ofrecen además una rica y variada oferta gastronómica y de ocio. Saborea su sabrosa cultura.

La pareja estrella: Paella y horchata

La gastronomía es uno de sus puntos fuertes de la Comunidad Valenciana. El plato estrella de la tierra es sin duda la Paella y no puedes marcharte de la ciudad sin probar la auténtica paella valenciana. Esta plato universal lo encontramos en cualquier restaurante de la ciudad, aunque no hay nada mejor que disfrutar del sabroso arroz a orillas del mediterráneo junto al mar en las playas de València. La horchata es la bebida estrella de la ciudad y en verano, bien fresquita acompañada de los tradicionales fartons, es la reina de las terrazas. Si visitas València en invierno, puedes tomarte un buen chocolate caliente con churros y buñuelos mientras disfrutas de las Fallas por ejemplo.

A la Luna de València

Cuando llega la noche la ciudad no descansa y se viste de fiesta para. Sus zonas de ocio se abren a todo el que desee disfrutar de sus terrazas y locales de moda en los que tomar copas y disfrutar de la mejor música tanto en directo como para bailar. Todo ello en enclaves con encanto que en ocasiones unen ocio y cultura. La zona de la Marina en verano, Ruzafa, Cánovas y El Carmen son algunas de las zonas más concurridas para salir por la noche a disfrutar tanto de música como de buena gastronomía dada su gran oferta y variedad de restaurantes. Descubre algún restaurante con encanto en el que pasar una velada romántica a la Luna de València y luego disfruta de la noche valenciana.

Imagen nocturna del Palau de les Arts Reina Sofía. Archivo/ EFE/Manuel Bruque.

Ópera y Teatro

¿Quieres pasar la noche de otra forma? ¿Tal vez una noche en la Ópera como el célebre título de los hermanos Marx? Puedes acudir a la ópera en el imponente Palau de les Arts Reina Sofía o acercarte a ver una obra de teatro hasta uno de los numerosos teatros de Valencia entre los que destacan sus históricos y bellos Teatro Principal, el centenario Teatro Olympia o el emblemático Flumen.

La València más salvaje

El Jardín del Turia es el pulmón verde que cruza la ciudad. Punto de encuentro para practicar deporte, desconectar del estrés, pasear o disfrutar con los más pequeños de la casa. Pero además no puedes dejar de visitar el Bioparc y el Oceanogràfic. En el Bioparc, ubicado en el parque de Cabecera de la ciudad, se recrean los hábitats naturales de los animales que viven en ella por lo que podrás viajar por los distintos continentes sin salir de la ciudad. En el Oceanogràfic disfrutarás del mayor acuario de Europa. Pingüinos, leones marinos, delfines, belugas, tiburones, morsas así hasta más de 40.000 animales. Visita el lado más salvaje de la ciudad.

Parque Gulliver en el cauce del río Turia EFE/Ana Escobar

València para niños y mayores

València ofrece una oferta variada que la convierte en el lugar ideal para ir con niños. No puedes dejar de ver L’Iber, el Museo de los Soldaditos de Plomo, uno de los lugares más singulares de la ciudad y el museo más grande de miniaturas históricas del mundo.

Los Jardines del Turia acogen una espectacular figura del Gulliver, que con sus setenta metros y una altura aproximada de unos 7´5 metros, niños y mayores pueden disfrutar subiéndose a él y lanzándose por sus numerosos toboganes y rampas.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias te espera en un enclave ideal para pasear y disfrutar de la naturaleza y su futurista arquitectura así como de las diversas actividades que se ofertan en su interior.

Merecido descanso

Regálate experiencias con los que cargar las pilas para el resto de semana.

  • Si buscas descansar del bullicio lo ideal es relajarte escuchando el sonido del agua de sus fuentes que aguardan en sus calles, plazas o jardines. Uno de los sitios predilectos por los valencianos son los Jardines del Palau de la Música donde podrás disfrutar de los rayos de sol prácticamente durante todo el año en un marco incomparable.
  • El mejor atardecer de València. Uno de los lugares más románticos y únicos es el Parque Natural de La Albufera. Navega sus aguas en un maravilloso paseo en barca mientras contemplas una de las puesta de sol más bonitas que puedas ver.
  • Si eres de los que se relajan con el arte, Valencia tiene una gran variedad de museos y salas de exposiciones.

¡Vamos de picnic! También puedes realizar un picnic. Da igual la estación del año, el clima de València invita a vivir en la calle y sus jardines. Bajo el sol mediterráneo en su paseo marítimo o sobre su dorada arena es el lugar perfecto en el que disfrutar de un tranquilo picnic. Otro de los lugares preferidos es el parque de Cabecera, con su fantástico estanque.

Recorre la ciudad en bicicleta. València es una ciudad plana perfecta para recorrerla cómodamente en bicicleta. Alquila una y disfruta del encanto de sus calles gracias a sus numerosos carriles para bicicletas o pedalea por los Jardines del Turia. Eso sí, siempre cumpliendo las normas de circulación

Recorre la ciudad con autobús turístico. Si prefieres que te lleven y visitar rápidamente la ciudad tú opción es coger alguno de sus autobuses turísticos. Desde lo alto podrás contemplar cómodamente cada una de sus calles y zonas más emblemáticas.

Continuar leyendo