Televisión

Masterchef indigna a los valencianos con un menú «catalán» servido a 30 falleros

La séptima edición de Masterchef ha pasado por tierras valencianas para decidir una de sus semifinales. Un conocido restaurante del centro de València era el lugar escogido para que Aleix, Carlos, Aitana, Valentín y Teresa pudieran salvarse en la semifinal y llegar a la tan deseada final del concurso.

Para ello, tenían unos comensales muy especiales: 30 falleros, todos ellos ataviados con el traje regional, a los que supuestamente se les serviría un menú «tradicional».

La sorpresa para los espectadores, especialmente valencianos, llegaba cuando el menú propuesto no era de la ‘terreta’ sino catalán y estaba compuesto por un primer plato de bacalao con piel frita y ‘samfaina’. De segundo, propusieron canelones de ‘rostit’ y culminaba el postre conocido como crema catalana.

Un menú que indignaba al público, que utilizaron las redes sociales para mostrar su sorpresa e indignación con el programa. Algunos incluso proponían que el menú podría haber sido más adaptado a la ciudad en que se celebraba la prueba «paella, esgarraet, buñuelo, fartons, all i pebre,…» otros atacaban la «poca sensibilidad» del programa:

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: