Ciencia y SaludSociedad

SALUD| Los cuidados básicos para prevenir el cáncer de piel

Llega el verano y con él la necesidad de extremar los cuidados con el sol. Este martes 13 de junio se celebra el Día Europeo para la Prevención del Cáncer de Piel que tiene como objetivo
concienciar a la población de que en la actualidad el cáncer de piel es el que con más frecuencia se diagnostica y que su incidencia tiende a incrementarse cada año de forma alarmante.

Todos los expertos señalan que la exposición a la radiación ultravioleta (rayos UV) es un factor de riesgo determinante para la mayoría de cánceres de piel. La luz solar es la principal fuente de rayos UV, que son los que provocan los efectos dañinos en la piel.

El laboratorio dermocosmético Sesderma lleva muchos años concienciando de la importancia de
anticiparse a los problemas de salud que puede causar la exposición solar y para ello apuesta por una piel sana para lo que se suma a las recomendaciones de buenos hábitos que realiza la AcademiaEspañola de Dermatología y Venereología (AEDV) sobre protección solar.

Es posible beneficiarse de los efectos positivos del sol si se siguen las siguientes recomendaciones:
• Reducir al mínimo la exposición al sol desde las 12 P.M. hasta las 16 P.M., especialmente
en los meses de verano.
• Usar sombrero, gorra, camiseta, gafas de sol…
• Aplicar suficiente protector solar 30 minutos antes de cada exposición al sol y volver a
aplicarlo nuevamente cada 2 horas. Siempre hay que aplicar de nuevo el protector solar
después de nadar o de sudar.
• Utilizar protectores solares con un FPS 15 o superior.
• Aplicar protector solar en días nublados y en cualquier época del año.
• Usar protector solar a gran altitud, cuando se practica el esquí, la escalada, el
montañismo…
• No exponer al sol a los bebés. Aplicarles protector solar a partir de los seis meses.
• Inspeccionar la piel regularmente y acudir al dermatólogo siempre que se aprecie
cualquier signo sospechoso en nuestra piel.

La utilización regular de protectores solares de calidad y adecuados a cada tipo de piel es uno de
los hábitos más importantes y recomendables para garantizar la salud de nuestra piel. Tras cada exposición al sol se produce un daño acumulativo y es de gran importancia la utilización de un fotorreparador como Repaskin, que repare el daño que el sol causa en el ADN.

Se sabe que el 80% del daño solar que sufre una persona a lo largo de su vida se produce en los
primeros 18 años. Los niños, y especialmente los bebés, son más vulnerables a los peligros de la
exposición al sol, ya que su piel es mucho más frágil e inmadura que la de los adultos. La piel de los niños necesita atenciones especiales porque su sistema de protección natural no está
totalmente desarrollado. Cualquier lesión solar durante la infancia puede provocar daños
irreversibles en la edad adulta ya que la piel tiene memoria solar. Por esta razón, Sesderma
recomienda que los bebés empiecen a utilizar protector solar cuanto antes.

La hidratación de la piel tras la exposición al sol debe formar parte de la rutina de cuidados que
garantizan una pielsana y saludable. Sesderma cuenta con diferentes productos hidratantes y uno
de ellos es Hidraloe gel de Aloe vera.

banner ivi

Tags
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close