Síguenos

Otros Temas

Casi un 20% de los hogares valencianos no tiene acceso a ordenador o tableta

Publicado

en

teletrabajo
Archivo/EFE/Enric Fontcuberta

(EFE).- El número de hogares con acceso a ordenador creció un 1,1 % en la Comunitat Valenciana durante 2020, hasta alcanzar el 81,1 %, pero todavía hay un 18,9 % de la población sin acceso a ordenador o tableta en sus hogares, lo que ha dificultado tareas como el teletrabajo o la formación en línea.

Así lo afirma el Comité Econòmic i Social de la Comunitat Valenciana (CES-CV) en su «Memoria sobre la Situación Socioeconómica y Laboral» de esta autonomía en 2020, en la que se recoge que el número de teletrabajadores creció un 46,49 % durante el año pasado, al pasar del 8,54 % al 12,93 %.

El CES reconoce que la Comunitat mejoró en casi todos los indicadores de las TIC en los hogares, aunque alerta de que la pandemia deja al descubierto brechas digitales de acceso, uso y calidad de uso.

Brechas que, en su opinión, se han de solventar porque la transformación digital va a ser fundamental en la recuperación y el desarrollo económico y social de este territorio, según indica en un comunicado.

En su Memoria, el CES aprecia que existe un número importante de hogares sin acceso a ordenadores, así como que el acceso a Internet aumenta cuanto mayor es el tamaño de los municipios y disminuye en familias con las rentas más bajas.

De los datos se constata que a menor nivel de estudios menor es el uso de Internet, así como que de la franja de edad de 16 a 74 años, solo el 40 % de los hombres y un 55,8 % de mujeres sin estudios hacen uso de internet.

TELETRABAJO

Según los datos de la EPA, en 2020 en la Comunitat Valenciana teletrabajaron 261.300 personas, lo que supone un 12,93 % del total de ocupados y un aumento del 46,49 % respecto al año 2019.

Del total, un 51,13 % eran hombres y el 48,87 % mujeres, aunque en su comparativa con respecto a 2019, las mujeres presentan un incremento porcentual mayor de un 71,4 %, es decir 42,7 puntos superior al de los hombres (28,70 %).

En este sentido, el comité ve necesario que se articulen medidas de contrapeso para que el teletrabajo no sea considerado una medida de conciliación.

CAMBIOS EN EL CONSUMO

El CES-CV constata también que la pandemia ha provocado un cambio en las compras por Internet en la Comunitat Valenciana, aumentando las adquisiciones de ropa, zapatos, accesorios y artículos deportivos o los pedidos de comidas de restaurantes, y disminuyendo la compra de viajes y de estancias en hoteles.

“Así, un 43,2 % ha comprado ropa, zapatos o accesorios; un 26,7 % entregas de restaurantes, de comida rápida o servicios de catering; un 25,6 % ordenadores nuevos, portátiles reacondicionados, tabletas, teléfonos móviles o accesorios; y un 24,7 % artículos deportivos (excluyendo ropa).”

Además, el 68 % del total de internautas valencianos contactó o interactuó con las administraciones o servicios públicos a través de internet en los 12 últimos meses por motivos particulares, mientras que un 9,45 % tuvo la necesidad de presentar un formulario, pero finalmente no lo envió.

Entre las causas apuntadas, el 56,2 % afirma que lo tramitó por Internet otra persona en su nombre –gestor o conocidos–, el 34,9 % por falta de habilidades o conocimientos y el 33,8 % por no disponer o tener problemas de firma o certificado electrónico.

EL TELÉFONO MÓVIL SE MPONE AL FIJO

El informe elaborado por el CES CV a partir de las estadísticas del Instituto Nacional de Estadística (INE) constata que el uso del teléfono móvil o «smartphone» se impone al fijo en la Comunitat, dado que el 100 % de la población dispone de un teléfono (móvil o fijo).

El 82,5 % de los hogares tiene conexión de banda ancha fija y un 13,2 % accede a Internet mediante conexión móvil, porcentaje idéntico al de España.

LOS JÓVENES, LOS QUE MÁS SE CONECTAN

El uso de la Red en la Comunitat Valenciana entre los jóvenes de 16 a 24 años fue del 98,2 %, porcentaje que cae a medida que aumenta la edad, siendo a partir de los mayores de 55 del 87,3 % y del grupo entre 65 y 74 años del 71,5 %.

El uso de ordenador entre los menores es del 90,1 % y el uso de Internet el 96 %. Además, un 73,4 % de la población de entre 10 y 15 años tiene un teléfono móvil.

La franja entre 25 y 34 años es la que con más frecuencia compra por Internet. En los últimos tres meses, el 73,8 % adquirieron bienes en la Red, mientras que entre los mayores de 65 años el porcentaje baja hasta el 18,3 %.

Según la Memoria del CES, la franja de edad que más uso hace de Internet (mínimo 5 días a la semana) son los hombres de 16 a 24 años, con un 100 %, y las mujeres de 25 a 35 años, con un 93,7 %, siendo las personas de entre 65 y 74 años, con un 50,5 % entre los hombres y un 60,5 % en las mujeres, quienes menor uso hacen.

REDES SOCIALES

La Memoria refleja que el 66,1 % de la población de 16 a 74 años de la Comunitat ha usado redes sociales en 2020, un 9,2 % más que en 2019, y que el 65,15 % de las empresas con conexión a Internet usó alguno de los medios sociales por motivos de trabajo en el primer trimestre del año pasado.

El CES ve necesario un plan de digitalización de las pymes valencianas; fomentar de la utilización de tecnología en el ámbito educativo; modernizar y digitalizar el sistema sanitario y el desarrollo de la innovación en la Comunitat, entre otras cosas.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

«Sanibaby», la muñeca valenciana capaz de neutralizar el COVID-19

Publicado

en

(EFE).- La primera muñeca capaz de neutralizar y evitar la transmisión del coronavirus en manos de los más pequeños de la casa será comercializada a nivel nacional e internacional por dos empresas alicantinas.

Fruto de la colaboración entre Weenup y Berjuan, de Petrer y Onil, ha nacido la muñeca ‘Sanibaby’, que ya cuenta con el certificado del Instituto Valenciano de Microbiología (IVAMI) con el objetivo de que «los niños vuelvan a jugar y compartir juguetes con normalidad».

«Hasta el momento a nivel mundial no existe ninguna muñeca en el mercado que neutralice los virus y bacterias», ha explicado en un comunicado el gerente de Berjuan, César Bernabéu, quien ha añadido que este proyecto es producto «de una investigación nacional que ha sumado el conocimiento científico y la capacidad industrial para así luchar por objetivos comunes».

Esta nueva tecnología sanitaria «supone un paso adelante» en la protección frente a la pandemia dado que los tejidos de la muñeca tienen «capacidad antimicrobiana, que mantienen las propiedades de desactivación del virus y bacterias del 99,99 por ciento hasta con 100 lavados».

La comercialización de ‘Sanibaby’ está prevista en jugueterías tradicionales y plataformas online tanto a nivel nacional como internacional en diecisiete países, entre ellos Estados Unidos, Italia, Portugal, Rusia, India, Holanda, Argentina, Reino Unido, Dinamarca e Indonesia.

La fábrica de muñecas de Onil ya ha sido pionera en otros juguetes en el pasado, como el llamado ‘Bebé Glotón’, que fue el primer muñeco lactante del mundo y la ‘Mosquidolls’, la primera repelente de mosquitos.

Por su parte, Weenup, de Petrer, se dedica a aportar a las empresas soluciones antivirales y antibacterianas con foco en el sector sanitario, industrias alimentarias y, en general, «en cualquier tipo de negocio en el que virus y bacterias representan una amenaza».

La colección de muñecas surgida de la colaboración de ambas empresas está dividida en tres líneas de mercado y una colección de vestidos, definidas por la edad de los niños y niñas a los que va dirigido el producto.

Por este motivo, han diseñado muñecas de 40 centímetros recomendadas para niños y niñas de más de 3 años y también de 30 hechas con materiales más blandos para la primera infancia, con un precio de mercado que oscila entre alrededor de 30 y 50 euros.

Continuar leyendo