Síguenos

TIPS Y BELLEZA

Cómo preparar un «açaí bowl» paso a paso

Publicado

en

¿Cómo preparar un «açaí bowl» paso a paso?
ARCHIVO PEXELS

El «açaí bowl» es todo un descubrimiento para los amantes de la fruta y de los snacks saludables de esta temporada. Es uno de los platos más coloridos y llenos de vitaminas que lo convierten en uno de los preferidos por su gran variedad de ingredientes. Te contamos cómo preparar un «açaí bowl» paso a paso. ¿Te animas a prepararlo?

Es uno de los platos con mayor sabor y frescura que puedes disfrutar en desayunos y meriendas. Si eres amante de la fruta exótica deberías probarlo. Se prepara con açaí, como su propio nombre indica, pero, también se conoce como asaí, azaío huasaí. Se trata de una fruta cuyo origen es brasileño y sus numerosas propiedades la convierten en un superalimento.

Cuenta como una fuente de fibra, minerales, rico en vitaminas, antocianinas, flavonoides y aporta muchos nutrientes. Hoy en día, pero, sin duda alguna, el açaí bowl es una de las más famosas versiones.

Gratis Fresas En Rodajas, Plátano Y Moras Foto de stock

 

¿Cómo preparar un açaí bowl?

El açaí bowl es uno de los platos más nutritivos y rápidos que hay. Puedes prepararlo solo con la pulpa del asaí o con más frutas. 

Frutas

1. Plátano

Gratis Frutos De Plátano Amarillo Sobre Superficie Marrón Foto de stock

2.Mango

Gratis Fotos de stock gratuitas de beber, comida, delicioso Foto de stock

3.Kiwi

Gratis Fotos de stock gratuitas de comida, de cerca, delicioso Foto de stock

4.Arándanos

Gratis Fotos de stock gratuitas de arándanos, arándanos azules, avena Foto de stock

5.Frambuesas

Gratis Frambuesas Rojas En Taza Foto de stock

6.Fresas

Gratis Tazón De Fuente Blanco De Fresas Enteras Foto de stock

 

Hay quien utiliza frutas frescas o congeladas como base principal, debido a que proporciona cremosidad a la preparación de dicho plato.

 

Gratis Fotos de stock gratuitas de Almendras, anacardos, avellanas Foto de stock

Para decorar tu açaí bowl, podremos utilizar diferentes  toppings como: las almendras trituradas, pipas, semillas, cacahuetes, avellanas, cacao e incluso, chispas de chocolate. Además, puedes añadirle rodajas de manzana, así como copos de avena tostada o granola. Entre otras adiciones recomendadas, se encuentran la crema de maní sin azúcar, semillas de sésamo y mantequilla de coco, nueces y anacardos.

El paso a paso de cómo realizarlo:

Ingredientes

  • 100 gramos de pulpa o polvo de açaí.
  • 2 plátanos congelados o no, aunque recomendamos la fruta congelada por el detalle de estar más cremoso.
  • 150 ml de agua o leche, que podrá ser vegetal, almendras o de coco.
  • Frutos rojos, semillas y frutos secos al gusto.
  • Chispas de chocolate, avena tostada o granola al gusto como decoración.

Preparación

Para preparar un açaí bowl, necesitaras elaborar un batido o smoothie casero. Te tomará aproximadamente 15 minutos la preparación

 1. Congela las frutas

Es clave que congeles las piezas de fruta que vayas a utilizar. Si compras la pulpa de las frutas y recuerda dejarlas en por unas cuantas horas dichas piezas de fruta en la nevera antes de empezar la preparación del acaí bowl. Pero, prefieres utilizar açaí en polvo, deberás de mezclar dicho polvo con agua o alguna de los tipos de leche anteriormente ya mencionadas hasta que consigas como resultado una pasta y guardarla en el congelador.

El hielo nos permitirá obtener un resultado cremoso. Proporcionándonos una textura similar al del efecto que tiene el smoothie. Como segunda alternativa para crear nuestra base del bowl podremos usar un plátano congelado para que nos proporcione una mayor cremosidad a dicha área.

2. Tritura en la licuadora o pica todo

Cuando ya tenemos nuestra fruta congelada y cortada irá directa a la licuadora y la picas. Obtendremos nuestra base en muy poco tiempo para el açaí bowl y así evitaremos tantos grumos con la opción de potencia máxima de la licuadora. Deja que un dedo de tu mano aguante por algunos minutos dicha máquina,  pulsando para que la licuadora haya batido todo correctamente.

3. Añadir leche o agua

Debemos de incorporar ya sea algún tipo de leche de las indicadas anteriormente o agua para la preparación que buscamos. La cual, debe ser con una textura suave. En el caso en el que prefieras que tu bol sea más ligero se recomienda incorporar agua fría. Posteriormente, se debe de mezclar bien y incorporaremos si lo deseamos endulzar con estevia azucar moreno o un edulcorante de origen natural como opción opcional.

4. Añadir el topping

En este momento ya contamos con una especie de crema suave que no contiene grumos así que podríamos decir que contamos con nuestra base. Debemos de pasarlo a un tazón o bol que sea de estilo hondo y podremos decorarlo con los incredientes que desees, es decir, los que tenemos anotados en la sección de «ingredientes». Pero, después podrás añadir cuantos toppings quieras, desde frutas, frutos secos, semillas, copos, entre otras opciones.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

TIPS Y BELLEZA

Los 7 alimentos antiinflamatorios, respaldados por la ciencia

Publicado

en

alimentos antiinflamatorios
Los 10 alimentos antiinflamatorios, respaldados por la ciencia-PEXELS

La inflamación crónica se ha vinculado a diversas enfermedades, desde las afecciones cardiovasculares hasta las enfermedades autoinmunes. Adoptar una dieta antiinflamatoria puede ser una estrategia eficaz para mitigar los efectos de la inflamación en el cuerpo. En este artículo, exploraremos un listado amplio de alimentos antiinflamatorios respaldados por la ciencia.

1. Frutas y Bayas: Las frutas y bayas son ricas en antioxidantes y compuestos antiinflamatorios. Ejemplos incluyen:

  • Arándanos: Contienen antocianinas que han demostrado reducir la inflamación.
  • Piña: Contiene bromelina, una enzima con propiedades antiinflamatorias.
  • Cerezas: Poseen antocianinas y quercetina, con efectos antiinflamatorios.

2. Verduras de Hojas Verdes: Las verduras de hojas verdes son una excelente fuente de vitaminas y minerales con propiedades antiinflamatorias:

  • Espinacas: Contiene antioxidantes, como la vitamina E, que combaten la inflamación.
  • Kale: Rico en glucosinolatos que pueden tener propiedades antiinflamatorias.
  • Brócoli: Contiene sulforafano, con efectos antiinflamatorios demostrados.

3. Pescados Grasos: Los pescados grasos son ricos en ácidos grasos omega-3, conocidos por sus propiedades antiinflamatorias:

  • Salmón: Rico en ácidos grasos omega-3, como el EPA y el DHA.
  • Arenque: Fuente de ácidos grasos omega-3 y proteínas.
  • Sardinas: Contienen ácidos grasos omega-3 y vitamina D.

4. Frutos Secos y Semillas: Frutos secos y semillas son ricos en grasas saludables y antioxidantes:

  • Almendras: Contienen vitamina E y magnesio, con propiedades antiinflamatorias.
  • Chía: Rica en ácidos grasos omega-3 y fibra.
  • Nueces: Fuente de ácido alfa-linolénico (ALA), un tipo de omega-3.

5. Aceite de Oliva: El aceite de oliva virgen extra es una grasa saludable con propiedades antiinflamatorias:

  • Ácido Oleico: Componente principal, con propiedades antiinflamatorias.
  • Polifenoles: Actúan como antioxidantes y antiinflamatorios.

6. Cúrcuma: La cúrcuma es conocida por su principio activo, la curcumina, con fuertes propiedades antiinflamatorias:

  • Propiedades Antioxidantes: Combate el estrés oxidativo.
  • Modula la Inflamación: Inhibe las vías inflamatorias en el cuerpo.

7. Jengibre: El jengibre contiene gingerol, un compuesto con efectos antiinflamatorios:

  • Propiedades Analgésicas: Alivio del dolor asociado con la inflamación.
  • Modulación de Citocinas: Regula la respuesta inflamatoria.

Adoptar una dieta rica en alimentos antiinflamatorios respaldados por la ciencia puede ser una estrategia valiosa para mejorar la salud general y prevenir enfermedades relacionadas con la inflamación crónica. Es crucial recordar que la moderación y la variedad son clave en una dieta equilibrada. Antes de realizar cambios significativos en la dieta, siempre es recomendable consultar con un profesional de la salud. Incorporar estos alimentos puede ser un paso significativo hacia un estilo de vida más saludable y equilibrado.

Menú Semanal Antiinflamatorio:

Lunes: Desayuno:

  • Tazón de yogur natural con arándanos y almendras.
  • Batido verde con espinacas, piña y jengibre.

Almuerzo:

  • Ensalada de hojas verdes con aguacate, salmón a la parrilla y aderezo de aceite de oliva y limón.
  • Quinoa cocida como guarnición.

Cena:

  • Pollo al curry con cúrcuma y leche de coco.
  • Brócoli al vapor.

Martes: Desayuno:

  • Tostadas integrales con aguacate y tomate.
  • Zumo de naranja fresco.

Almuerzo:

  • Wrap de pavo con hojas de lechuga, tomate y mostaza.
  • Ensalada de garbanzos con pepino, pimiento y aderezo de aceite de oliva.

Cena:

  • Sopa de lentejas con verduras.
  • Espárragos a la parrilla.

Miércoles: Desayuno:

  • Avena cocida con plátano y nueces.
  • Infusión de cúrcuma y jengibre.

Almuerzo:

  • Pechuga de pollo al horno con hierbas.
  • Puré de batata.

Cena:

  • Ensalada de quinoa con vegetales asados (pimientos, calabacín, berenjena).
  • Salmón al horno con limón.

Jueves: Desayuno:

  • Smoothie bowl con bayas, plátano y semillas de chía.
  • Té verde.

Almuerzo:

  • Ensalada de aguacate, garbanzos y espinacas.
  • Pescado a la plancha con limón.

Cena:

  • Stir-fry de tofu con brócoli, champiñones y salsa de soja.
  • Arroz integral como base.

Viernes: Desayuno:

  • Tortilla de claras de huevo con espinacas y tomate.
  • Zumo de zanahoria y naranja.

Almuerzo:

  • Ensalada de quinoa con aguacate, tomate y maíz.
  • Pavo a la parrilla.

Cena:

  • Pescado al horno con hierbas.
  • Ensalada de col rizada con aderezo de aceite de oliva y limón.

Sábado: Desayuno:

  • Pan integral con aguacate y salmón ahumado.
  • Batido de frutas con jengibre.

Almuerzo:

  • Rollitos de lechuga con pollo desmenuzado, zanahoria rallada y salsa de cacahuate.
  • Sopa de calabaza.

Cena:

  • Tacos de pescado con repollo rallado y salsa de aguacate.
  • Quinoa cocida.

Domingo: Desayuno:

  • Açaí bowl con frutas frescas y granola.
  • Té de cúrcuma.

Almuerzo:

  • Lentejas estofadas con verduras.
  • Ensalada de espinacas con nueces y fresas.

Cena:

  • Pollo al horno con hierbas y limón.
  • Brócoli y coliflor asados.

Este menú ofrece variedad, equilibrio y está diseñado con ingredientes que contienen propiedades antiinflamatorias según la evidencia científica. Recuerda adaptar las porciones según tus necesidades y consultar a un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en tu dieta.

Continuar leyendo