Síguenos

Valencia

La nieve deja estampas «de foto» en el interior norte de Castellón

Publicado

en

nieve
Ares del Maestre. EFE/ Domenech Castelló

Castelló, 25 nov (EFE).- La nieve caída en las últimas horas en el interior norte de Castellón ha dejado estampas «de foto» en pueblos como Morella, Ares del Maestrat, Herbés o Castell de Cabres, en los que están trabajando los efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón para abrir las dos vías que se han cortado al tráfico.

Según han explicado fuentes del Consorcio a EFE, las máquinas quitanieves y los efectivos del dispositivo especial de nevadas están trabajando ya en la CV-105 entre Morella y Castell de Cabres y en la CV-110 a la altura de Herbés.

También hay dificultades para la circulación en otras vías como la N-232a a la altura de Morella, en las que es obligatorio circular con cadenas o neumáticos de invierno y lo mismo ocurre en la CV-125 de Cinctorres a Portell de Morella, en la CV-124 a la altura de Castellfort, en la CV-126 en Vilafranca del Cid hacia Castellfort. Por otra parte, la CV-15 de Ares del Maestre a Vilafranca del Cid está abierta aunque está prohibida la circulación de camiones.

Las zonas con mayor acumulación de nieve se localizan de Morella hacia el norte -en pueblos como Portell de Morella, Xiva de Morella- con una altura al rededor de 1.000 metros y, además, en todos los municipios del área de la Tinença de Benifassà los pueblos han amanecido cubiertos de una capa de nieve.

El alcalde de Morella, Ramsés Ripollés ha explicado a EFE que la viabilidad ahora mismo es «perfecta» en el municipio y sus accesos principales y ha destacado que este temporal, además de dejar un paisaje bonito, «ha sido positivo para el campo».

Una nevada para la que estaban preparado, ha agregado, ya que estaba activado todo el protocolo invernal, y que no les ha cogido tampoco por sorpresa por caer en otoño, ya que en años anteriores también se han registrado nevadas en esta época.

El puerto de Ares, a 1.137 metros de altura en la comarca de l’Alt Maestrat, está cubierto de nieve y deja paisajes blancos y bajas temperaturas, no usuales para esta época del año, aunque, según comentan fuentes del consorcio de bomberos, están acostumbrados a que en noviembre caiga alguna nevada, por lo que las bajas temperaturas tampoco les resultan extrañas. En el interior sur de la provincia la nieve no había vuelto a caer desde que el pasado martes la localidad de El Toro registrara una ligera nevada.

Las temperaturas en el interior de la provincia son bajas, con máximas en torno a 6 grados, aunque el viento, que sopla moderado de componente oeste, hace que la sensación térmica sea más baja.

Se presenta un fin de semana frío para todo el interior de Castellón, aunque ello no será obstáculo para atraer visitantes que quieran contemplar la nieve o que acudan a eventos como la Feria de la Trufa que se celebra en El Toro y que incluye una carrera de montaña a la que se han apuntado más de 450 personas, «superando todos nuestras expectativas», según ha asegurado a EFE el alcalde de la localidad, Alberto Lázaro.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Valencia

La Conselleria de Sanidad ya prepara el proceso para vacunar a los niños

Publicado

en

Madrid/València, 7 dic (EFE).- La Conselleria de Sanidad ya está preparando el proceso de vacunación contra la covid-19 de los niños de 5 a 11 años, una vez que la Comisión de Salud Pública ha aprobado este martes la vacuna infantil para este grupo de edad, la franja con una mayor incidencia de contagios.

Sanidad ha indicado a EFE que se está trabajando en la mejor fórmula para vacunar a los niños, de una manera rápida, ágil y con la menor molestia para todos.

España empezará a vacunar a los niños de 5 a 11 años contra la covid-19 a partir del 15 de diciembre con dos dosis separadas por ocho semanas y no 21 días como ocurre con los adultos por dos motivos: una mejor calidad de su protección y para evitar el parón de las vacaciones escolares.

En declaraciones a Efe, el presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV), Amós García Rojas, ha recordado que cada país de la UE puede adaptar la ficha técnica de estos medicamentos «a los intervalos que considere oportunos en función de su situación epidemiológica».

A propuesta de los expertos de la ponencia de vacunas, los directores generales del Ministerio de Sanidad han decidido que el intervalo entre pinchazos no será de 21 días, como reguló recientemente la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés), sino de 8 semanas.

Una propuesta que «se fundamenta en la evidencia desarrollada en un país como Reino Unido, que ha implementado esta pauta» en adolescentes y que «va a generar una mejor calidad en la respuesta protectora que vamos a conseguir con la vacuna», asegura el presidente de los vacunólogos.

Y también en la logística, porque este intervalo «no se traduciría en una dificultad para seguir el proceso de vacunación» en aquellas comunidades que opten por vacunar a sus menores en los centros educativos.

La pauta de la vacuna infantil ha «sorprendido un poco» al pediatra y epidemiólogo del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), Quique Bassat, quien ha recordado que desde el principio se habló de una separación entre dosis de 21 días y que así lo recomendó la EMA.

Aunque dice «no entender muy bien por qué España ha hecho esta recomendación y que este cambio «confunde más que ayuda», el experto tranquiliza afirmando que «es cierto que cuanto más amplio es el intervalo, mejor es la respuesta inmune», pero también lo es que en la práctica se traducirá en un tiempo mucho mayor para tener a la población pediátrica correctamente vacunada.

No obstante, señala que «no hay urgencia y esto se puede hacer». «Ahora lo que nos interesa es vacunar rápido y tener a muchos niños protegidos porque de esa manera podremos controlar más rápidamente la transmisión», concluye.

Continuar leyendo