Síguenos

Salud y Bienestar

El hospital La Fe de València ocupa la sexta posición en reputación sanitaria en España

Publicado

en

EFE

El hospital universitario y politécnico La Fe de València se sitúa en sexta posición en la clasificación de centros hospitalarios con mejor reputación sanitaria, según el Monitor de Reputación Sanitaria (MRS), que esta VII edición incluye la nueva clasificación por la situación generada con la covid.

Los hospitales Gregorio Marañón, La Paz y la Fundación Jiménez Díaz, en Madrid, lideran por este orden la clasificación de hospitales con mejor abordaje clínico de la pandemia, en cuyos diez primeros puestos no figura ningún hospital de la Comunitat.

El estudio, independiente y avalado por los consejos generales de médicos y enfermería y las asociaciones de pacientes, coloca al hospital universitario Vall d’Hebron, en Barcelona, y al hospital universitario 12 de Octubre, en Madrid, en cuarto y quinto lugar en el ránking de buena gestión en pandemia, seguido del Virgen de Rocío (Sevilla), Ramón y Cajal (Madrid), Clínic (Barcelona), QuirónSalud Madrid y hospital universitario Puerta de Hierro, de Majadahonda (Madrid).

El monitor también clasifica a los hospitales públicos con mejor reputación sanitaria, donde el hospital La Fe aparece en sexta posición, con una puntuación de 6,6 sobre 10.

Una vez más, Madrid y Barcelona se reparten los centros con mejor reputación y el madrileño hospital La Paz encabeza la clasificación, por séptimo año consecutivo.

A La Paz, le sigue el hospital Clínic (Barcelona), el Gregorio Marañón y el 12 de Octubre, ambos en Madrid, y Vall D’Hebron (Barcelona).

En el sector privado, la Clínica Universidad de Navarra también repite liderazgo por séptima vez como hospital privado con mejor reputación sanitaria, por delante de QuirónSalud Madrid, hospital universitario HM Sanchinarro/Clara Campal y hospital universitario Sanitas La Zarzuela, en la comunidad madrileña, y el centro médico Teknon-QuirónSalud (Barcelona).

Para el estudio se han realizado más de 6.000 encuestas a médicos, enfermeros, gerentes de hospitales, responsables de la administración pública sanitaria, de farmacia hospitalaria y de empresas farmacéuticas y asociaciones de pacientes y se ha evaluado 2.853 indicadores objetivos de 2.704 servicios clínicos.

En rueda de prensa, el consejero delegado de Merco José María San Segundo, empresa que ha analizado los datos del estudio, ha puesto en valor el «doble reconocimiento» que el monitor da en esta edición al hospital Gregorio Marañón, por liderar la gestión en el abordaje de la pandemia y situarse en tercer lugar en el ránking de reputación sanitaria, muy cerca del Clínic (Barcelona).

San Segundo ha explicado que cuando se valora la reputación sanitaria se atiende a la cartera asistencial, al cuadro profesional, la calidad y el equipamiento de la atención médica pero también a la innovación y desarrollo y al liderazgo de su equipo directivo.

En definitiva, en palabras de San Segundo, «tener una buena reputación es hacer las cosas bien, ser buenos y ser reconocidos como buenos».

El estudio también evalúa los mejores servicios clínicos de España por 26 especialidades médicas.

La mejor puntuación se la lleva el servicio de Alergología del hospital universitario La Paz, seguido del servicio de Anestesiología y reanimación de este mismo hospital madrileño.

El tercer lugar es para el departamento de Aparato Digestivo del hospital Clínic de Barcelona, el cuarto para Cardiología de La Paz, y la quinta posición la ocupa el servicio de Cirugía general y Aparato Digestivo del Cliníc, de Barcelona. EFE

Salud y Bienestar

Una nueva vacuna experimental es capaz de engañar al cáncer en animales de laboratorio

Publicado

en

vacuna experimental cáncer
Esta vacuna resulta eficaz contra tumores con mutaciones de resistencia, según el estudio. / Pixabay

Mejorar el diseño de las vacunas contra el cáncer es uno de los grandes retos de la investigación contra esta compleja enfermedad. Un equipo internacional ha analizado en ratones y primates no humanos una forma de matar los tumores más difíciles de tratar que resisten las inmunoterapias actuales.

Un nuevo tipo de vacuna contra el cáncer es capaz de frustrar la respuesta defensiva de los tumores al ataque inmunitario inducido por esta, según un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Nature. Aunque son todavía resultados preliminares, los autores afirman que podrían allanar el camino para nuevas pruebas que determinen su aplicabilidad clínica.

Vacuna experimental cáncer

La mayoría de las vacunas contra el cáncer se dirigen a las proteínas específicas de la superficie celular, es decir, a los antígenos que expresan las células tumorales, lo que ayuda al sistema inmunitario a reconocerlas y atacarlas.

Sin embargo, la naturaleza y la inmunogenicidad (la capacidad de estimular una respuesta inmunitaria) de estos antígenos es única para cada individuo, lo que limita el desarrollo de un medicamento universal. Además, los tumores suelen escapar al ataque inmunitario mutando y alterando la presentación de los antígenos, lo que reduce su reconocimiento.

En este trabajo liderado por un equipo del Instituto del Cáncer Dana-Farber de Boston (EE UU), la vacuna, cuya eficacia y seguridad ha sido probada en ratones y primates no humanos (macaco Rhesus), induce un ataque coordinado por parte de diversas poblaciones de células T y células asesinas naturales (NK).

“Nuestra vacuna sigue siendo eficaz contra tumores con mutaciones de resistencia comunes y provoca un ataque general coordinado e independiente de los antígenos del tumor”, explica a SINC Kai Wucherpfennig, autor principal del centro estadounidense.

Claves de esta nueva vacuna

Este medicamento se dirige a dos tipos de proteínas de superficie (MICA y MICB) cuya expresión aumenta en situaciones de estrés en varios cánceres humanos. Los linfocitos T y las células NK se activan normalmente al unirse a estas proteínas de estrés, pero las células tumorales pueden eludir este ataque cortando ambas y desprendiéndose de ellas.

Esta vacuna, no obstante, puede impedir este corte, aumentando así la cantidad de expresión de las proteínas de estrés y, en consecuencia, facilitando la estimulación de un ataque dual por parte de las células T y NK.

Se necesita un ensayo clínico para determinar si esta estrategia funciona en pacientes con cáncer

Kai Wucherpfennig, autor principal

Para los investigadores, estos resultados iniciales revelan que esta vacuna puede promover una inmunidad protectora contra los tumores, incluso los que presentan mutaciones evasivas. Eso sí, serán necesarios futuros estudios para evaluar este potencial en humanos.

“Se necesita un ensayo clínico para determinar si esta estrategia funciona en pacientes con cáncer”, subraya Wucherpfennig. “De hecho, se está planeando uno para el próximo año y la vacuna se utilizará inicialmente en personas con cáncer avanzado que presenten niveles elevados de MICA/B en el suero”, concluye.

Referencia:

A vaccine targeting resistant tumours by dual T cell plus NK cell attack. NatureDOI 10.1038/s41586-022-04772-4

Fuente: SINC
Derechos: Creative Commons.

Continuar leyendo