Síguenos

Extraofficial

El origen de la baraja y su invención

Publicado

en

El origen de la baraja y su invención

Raro es quien no haya jugado nunca con una baraja de cartas. En la playa con los amigos, en una reunión familiar o en un club con dinero en juego; todos hemos tenido suficientes naipes en nuestras manos para ganar la partida. Pero hoy toca aprender un poco más sobre su origen y cómo ha llegado a ser lo que es hoy en día.

Desde la tan española brisca al máximo exponente de los casinos como el blackjack, todo tuvo un origen (o varios) que vamos a descubrir. Desde hace muchísimos años, el ser humano ha sabido sacarle partido a unos pequeños trozos de papel con diferentes figuras y representaciones.

CÓMO SE INVENTÓ LA BARAJA DE CARTAS

Actualmente no existe una certeza sobre cuándo se originaron estos cartoncitos ni dónde, pero parece que fue en Asia hace ya más de mil años. Algunos indicios cuentan que el emperador chino Mu Tsung prohibió los juegos de cartas porque traían mala suerte a su pueblo, aunque los vecinos seguían jugado de forma clandestina.

También hay escritos de que hablan del emperador S’eun-Ho usaba algo parecido a lo que conocemos hoy en día para entretener a su corte; pero igualmente hay registros similares en la India o en el Antiguo Egipto.

Está claro que no hay nada perfectamente registrado, pero todas estas hipótesis pueden ser válidas. Unos pequeños trozos de papel u otro material que representan un número o una figura, algo que podría haber surgido en diferentes lugares y diferentes épocas, dando como resultado común el juego que conocemos hoy en día.

LOS PRIMEROS USOS DE LOS NAIPES

A pesar de que hoy podemos divertirnos con los naipes de muchas formas, su primer uso fue otro. Las artes adivinatorias ocupaban la mayor actividad de estas cartas, que buscaban conocer el futuro a través de un ritual entre lo simbólico y lo sagrado. Esto apenas es una pincelada de sus inicios, aunque sí conocemos más de su llegada a Europa.

Estamos en el siglo XIV, y ya tenemos constancia de que Carlos V de Francia (rey entre 1338 y 1388) hacía uso de las cartas para pasar las largas horas en soledad. Sus constantes depresiones y su quebradiza salud lo mantenían casi todo el tiempo dentro de palacio, por lo que se servía de los solitarios para evadirse de la realidad.

En cuanto al propio nombre de los ‘naipes’, también hay parte de controversia. Por un lado, la baraja sarracena que se utilizaba al sur de Italia (y luego se popularizó aquí a través de al-Andalus) se conocía como naib, por lo que puede haber terminado convirtiéndose en el término actual.

Pero también existe otra vertiente que establece su origen en el lenguaje hebrero, ya que la palabra naibi se relaciona con la brujería y el inicio de estas cartas. Puede que incluso ambos conceptos estén conectados. Por último, hay quien afirma que la palabra viene de las iniciales de Nicolas Papin, uno de los primeros creadores de naipes.

LA EVOLUCIÓN DE LA BARAJA

Como hemos ido observando, desde el principio de la Edad Media ya se conocía bastante este juego. En aquel momento, los principales materiales de elaboración eran los mismos que para los libros y códices: pergamino. Fue con la llegada de la imprenta en el siglo XV cuando su popularidad se incrementó, debido a la facilidad de fabricación.

En cuanto al número de cartas, las primeras barajas (que se usaban en entornos mágicos) tenían apenas 22 figuras. Pero durante el siglo XIV, y debido a la expansión de la baraja oriental de 56 naipes, se configuró una combinada que contaba con 78 piezas diferentes. Esta baraja se utilizaba, por ejemplo, para el juego italiano il taroco.

En Francia, en tiempos de Carlos VI (hijo del anteriormente nombrado), se redujo la baraja a 52 naipes, otorgando los nombres y símbolos de los palos que conocemos hoy. Existen poemas, como El Rey Meliadus, que hablan del cuatro de oros o el dos de bastos.

Desde entonces, las cartas han sufrido mil y una vicisitudes, con todo tipo de simbología. A mediados del siglo XVIII se utilizaba en Pensilvania como pago para las admisiones en la universidad; en el París de 1789 servía como cartilla de racionamiento, hasta finales del siglo XIX fue considerado el primer papel-moneda de la recién constituida Canadá…

Actualmente, con la explosión de los casinos y todos los juegos modernos que beben de la baraja, se ha convertido en una herramienta central para el ocio y la diversión. Su desarrollo ha sido extraordinario y seguro que todavía puede sorprendernos en el futuro.

El repaso a la historia de cualquier juego es siempre interesante, pero uno tan arraigado a nuestra tierra como las cartas todavía lo es más. Un pasatiempo que usan la mayoría de los españoles para divertirse entre amigos, que lleva cumpliendo su función desde hace más de un milenio.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Extraofficial

Pablo Iglesias pide una indemnización de 5.300€ mensuales como exvicepresidente

Publicado

en

El exvicepresidente segundo del Gobierno y candidato por Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha solicitado la indemnización de 5.316 euros mensuales a la que tiene derecho por haber sido miembro del Ejecutivo durante 14 meses.

La percibirá durante un mes, dado que tras las elecciones del 4 de mayo tiene el compromiso de tomar posesión como diputado de la Asamblea de Madrid como candidato de Unidas Podemos, según ha confirmado fuentes conocedoras de su petición a diversos medios de comunicación.

El medio ‘Maldita.es’ ha avanzado, a través de una solicitud a la Oficina de Conflictos de Intereses que depende del Ministerio de Política Territorial, que el pasado 6 de abril entró en registro la solicitud de Iglesias de acogerse a esta retribución compensatoria.

La ley reguladora del ejercicio de alto cargo de la Administración General del Estado pauta esta opción para cargos que hayan cesado su función y siempre que no ostenten ningún cargo público ni trabajo en el sector privado. Y es que la normativa pauta que es incompatible con cualquier otra retribución.

De esta forma, los exmiembros del Ejecutivo pueden recibir esta pensión indemnizatoria durante un periodo igual al tiempo durante el que desempeñaron este cargo y que corresponde al 80% del salario, que se formaliza al mes siguiente de solicitarla.

Según los Presupuestos Generales del Estado, la retribución de Iglesias fue de 79.746,24 euros anuales durante su etapa en el Gobierno, por lo que la indemnización en términos mensuales equivaldría a unos 5.300 euros al mes.

No obstante, la previsión es que Iglesias utilice esta retribución compensatoria únicamente un mes, pues ha manifestado que su compromiso es tomar posesión de diputado autonómico. De hecho y como ha repetido en varias entrevista, su voluntad es ocupar el puesto que decidan los madrileños con su voto en los próximos comicios.

Hace dos años, el exministro de Cultura y Deporte Màxim Huerta renunció a esta retribución compensatoria, que en su caso ascendía a poco más de 1.000 euros tras estar solo seis días en el Ejecutivo.

Continuar leyendo