Síguenos

Deportes

Así es Pepe Bordalás, el centurión para reactivar al Valencia

Publicado

en

Alicante, 27 may (EFE).- José Bordalás, nuevo entrenador del Valencia, apasionado del cine histórico y amante del Imperio Romano, afrontará su nuevo reto en el banquillo con el objetivo de devolver al equipo de Mestalla el carácter competitivo y la personalidad tras un par de temporadas repletas de circunstancias negativas.

La llegada del alicantino, que suele rodearse de su propia guardia pretoriana, a la que defiende con vehemencia a cambio de compromiso y fidelidad, supone una terapia de choque para el vestuario. Con independencia de la categoría en la que militen sus equipos, el técnico siempre ha exigido el máximo compromiso y ha sacado todo el rendimiento posible a sus jugadores.

A Bordalás le gusta el buen fútbol, pero mucho más ganar. Con el paso de los años, ha ido moderando su carácter volcánico y ha ampliado su catálogo futbolístico, pasando de la vocación ofensiva de sus inicios a construir equipos mucho más equilibrados y fuertes defensivamente.

Prometedor jugador de finales de los 80, una lesión en la rodilla frustró su carrera y aceleró su paso a los banquillos. El Bordalás futbolista era un atacante fino, zurdo y de calidad. Su primer equipo fue el filial del Alicante, al que convirtió en una máquina goleadora en las categorías regionales. Dio el salto al primer equipo, en Tercera, para pasar al Benidorm, en Segunda B, club en el que había jugado y con el que siempre tuvo una excelente relación.

Cruyfista confeso -llegó a tener una foto del holandés en su perfil de whatsapp-, Bordalás vivió su primera experiencia amarga en Elda, en club con graves problemas económicos. Desilusionado, el alicantino estuvo cerca de dejar los banquillos. Un amigo le ofreció entrenar, casi por hobby, un equipo amateur, el Atlético Muchavista, en Alicante. Bordalás aceptó por compromiso y lo hizo campeón con récord de puntos y ascenso a meses del final del campeonato. “Era una locura. Se lo tomaba en serio. Nos exigía como si fuéramos profesionales”, recuerdan aún los componentes de aquel equipo.

El gran Alicante que patroneó Antonio Solana lo recuperó para su banquillo. El técnico, con un fútbol atractivo, estuvo a punto de ascender dos veces con el Alicante, al que hizo, por primera y única vez en su historia, campeón de Segunda B. El Lorca de Unay Emery se cruzó en su camino y le apeó de un ascenso que parecía cantado.

Lo intentó sin fortuna en el Hércules, el club en el que se formó como jugador, al que salvó de un descenso, siendo destituido, la temporada siguiente, a las pocas jornadas de comenzar el campeonato. Esa espina, la de no haber podido triunfar en el Rico Pérez, en el gran club de su ciudad, aún le acompaña.

Tras hacer campeón al Alcoyano de Segunda B y quedarse de nuevo a las puertas del ascenso, Bordalás firma por un Elche abocado al descenso, pero logró meterlo en su primer año en la pelea por el ascenso. En el segundo, el equipo ilicitano, acostumbrado a penar por Segunda, se convierte en protagonista de la competición y se queda a un gol de Primera en una polémica eliminatoria ante el Granada.

Tras mantener varios meses líder al Elche, Bordalás es destituido en su tercera temporada. Su salida del Martínez Valero supone un punto de inflexión, ya que por fin se decide a probar suerte lejos de Alicante, tierra a la que está arraigado y a la que vuelve siempre que puede.

Por entonces, y a base de decepciones en el momento decisivo, Bordalás ya ha actualizado su ideario de juego, que parte de la premisa de tener intensidad y saber adaptarse a las posibilidades de sus jugadores. Se negocia el estilo y el sistema, pero no el compromiso.

Alcorcón, al que acerca al ascenso, y sobre todo Deportivo Alavés y Getafe, a los que devuelve a Primera con dos ascensos consecutivos, marcaron el inicio de su viaje a la élite. En su debut en Primera, con el equipo madrileño, demostró que la categoría no le venía grande. Y que ese espíritu competitivo, agresivo y exigente vale tanto para los campos de tierra como para competir en Europa.

Pablo Verdú

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Eurobasket València: Serbia deja a España fuera de la lucha por las medallas

Publicado

en

(EFE).- La selección española femenina de baloncesto no luchará por las medallas en el Eurobasket tras ser superada este miércoles por Serbia por 71-64 en la prórroga del partido de cuartos de final, en un choque jugado de poder a poder.

La selección salió concienciada del rival que tenía enfrente, igual que Serbia, y desde que el balón salió de las manos de la árbitro nadie concedió nada a su oponente.

Los dos equipos apostaron por la defensa. por ahogar la creación de juego y el tiro del contrario y España sacó mejor nota, porque Serbia no anotó triples en los primeros veinte minutos, 0 de 8, y porque la superó en rebotes, 17-25 al descanso.

El marcador, aunque exiguo, fue dominado por España casi la totalidad del tiempo. Cristina Ouviña comenzó como una moto y Astou Ndour se subió al carro para finalizar el primer acto con 13-15.

En el segundo cuarto, Raquel Carrera tuvo unos minutos brillantes, demostrando que va a ser una gran pieza en el equipo, y Ndour fue una pesadilla para las serbias, que no consiguieron encontrar a Sonja Vasic en ataque y que se fue al vestuario con solo 3 puntos.

El equipo español tampoco estuvo acertado en ataque, con 2 de 13 triples lanzados, pero entre el rebote ofensivo, las dobles oportunidades y el coraje de sus acciones acabaron cerrando el cuarto con 23-27.

Lucas Mondelo, seleccionador español, siguió cambiando defensas para incomodar a las balcánicas, que acusaron la energía, la determinación y el empuje de las locales.

En menos de tres minutos en la continuación, Serbia empató el partido a 29 en el primer momento de duda de las nacionales, que se alargó hasta que las balcánicas se pusieron por delante en el marcador, 35-32 (min.26).

España se atascó en ataque y Nevena Jovanovic anotó el primer triple para su equipo (38-34, m.27). Carrera apareció de nuevo y el tercer cuarto se cerró con empate a 43.

En el cuarto de la verdad, España salió mejor y se puso por delante, 45-50 (m.32). Cada canasta era contrarrestada de inmediato por el rival y cada balón comenzó a ser fundamental.

Vasic tomó las riendas de Serbia, mientras que Ouviña y Carrera llevaron la iniciativa en la selección, con una Maite Cazorla valiente y que asumió la responsabilidad de anotar puntos desde el perímetro, 55-61 (m.23.30).

A falta de 1 minuto el marcador señaló la igualdad reinante, 60-61, y a falta de 18.4 segundos 62-61. Ouviña, desde el tiro libre pudo haber sentenciado a falta de 1.2 segundos, pero el empate a 62 llevó el partido a la prórroga.

Serbia y Vasic devolvieron, en los 5 minutos adicionales, la puñalada que España les clavó en semifinales al ganarles en su casa en el Eurobasket de hace dos años.

– Ficha técnica:

71 – Serbia (13+10+20+19+9): Vasic (19), Brooks (7), Crvendakic (2), Dabovic (2) y Krajsnik (5) -equipo inicial-, Anderson (17), Butulija, Cadjo (2), Dugalic, Jovanovic (15) y Skoric (2).

64 – España (15+12+16+19+2): Ouviña (14), Palau, Conde (5), Gil (6) y Ndour (12) -equipo inicial-, Carrera (9), Casas (2), Cazorla (11), Rodríguez, Domínguez (5) y Quevedo.

Árbitros: Amy Bonner (USA), Martin Horozov (BUL) y Wojciech Liszka (POL). Sin eliminadas.

Incidencias: Partido de los cuartos de final Eurobasket femenino disputado en el pabellón Fuente de San Luis de Valencia ante unos 3.000 espectadores.

Continuar leyendo