Síguenos

Cultura

Valencia vibra con Fangoria en el cierre del festival Les Arts lleno hasta la bandera

Publicado

en

Fangoria hace vibrar Valencia en el cierre del festival Les Arts lleno hasta la bandera

Valencia, 7 nov (EFE).- El festival de Les Arts ha ceerrado este sábado su edición más agridulce después de haber conseguido devolver a sus 40.000 asistentes la posibilidad de bailar y disfrutar de la música en la «nueva normalidad», con sus tradicionales fuegos artificiales incluidos, pero con el tinte de tristeza que ha dejado el fallecimiento de una mujer de 39 años que fue encontrada sin vida en uno de los baños.

Tras colgar el cartel de «no hay entradas», Les Arts volvió a llenar de música la Ciudad de las Artes y las Ciencias el viernes con un ambiente festivo, una impresionante asistencia de público y unas patentes ganas de recuperar el tiempo perdido a causa del coronavirus.

Una cita que, según han explicado a EFE fuentes de la organización, ha conseguido llegar a los 20.000 asistentes en cada una de sus dos jornadas (40.000 en total) y que promete seguir llenando de música la ciudad de Valencia.

Sin embargo, la mañana se teñía de luto al conocerse que una mujer había sido encontrada sin vida durante la madrugada de la primera jornada dentro de uno de los baños situados en el recinto. Una amiga fue la que la encontró y, según fuentes del festival, todo apunta a que falleció a causa de una parada cardiorespiratoria.

Tras las condolencias a los amigos y familiares de la mujer, el festival ha vuelto a abrir sus puertas esta mañana y las actuaciones han arrancado con la actuación de Varry Brava en el escenario principal a primera hora de la tarde.

Una noche que ha vuelto a dejar patente el lleno total con los tintes folk de los burgaleses La M.O.D.A., (La Maravillosa Orquesta del Alcohol) que salieron del SanSan el domingo pasado para regresar a la Comunitat Valenciana esta noche entre los emblemáticos edificios diseñados por el arquitecto Santiago Calatrava.

Después de que Veintiuno derrochara su «Dopamina» en el escenario secundario, la noche ha servido su plato fuerte, el de la diva patria más consolidada: Fangoria. Alaska y Nacho Canut han hecho lo que mejor saben hacer, poner a bailar al público con himnos propios y versionados, todo con tintes ochenteros, luces, colores y bailarines.

Una fiesta, la de Fangoria, que ha congregado a las 20.000 personas frente al escenario principal dejándose llevar por la emblemática artista y, mención especial al momento en el que ella hacía uno de sus cambios de ropa y dos de sus bailarines han regalado unos fantásticos minutos de «vogue» o «voguing» al público.

festival de les arts

En la imagen, el museo Príncipe Felipe de la Ciudad de las Artes y las Ciencias iluminado por los fuegos artificiales tras el concierto de Fangoria en el Festival de Les Arts. EFE/Biel Aliño.

Y como colofón, los ya tradicionales fuegos artificiales, que no faltan en los mejores momentos del festival de Les Arts, para poner fin a la actuación de Fangoria y acompañarla en las últimas estrofas de «A quién le importa».

Un recinto en el que se ha promocionado también el Festival Internacional de Benicàssim, otro de los festivales que organiza The Music Republic, responsable también de otras citas en territorio valenciano como el Arenal Sound, y otras en toda España como el Interestelar de Sevilla.

El FIB anuncia un cartel que traerá propuestas como Steve Aoki (que estará en el mismo recinto ya en abril de 2022 en el Sansan), Kasabian, Two Door Cinema Club o The Kooks (grupos que ya han pasado por este festival), que incluye muchas de las propuestas que ya se van a ver en Les Arts, como La Habitación Roja, ElyElla Dj o La M.O.D.A. y que tendrá que esperar al 2022 después de que The Music Republic comprara el festival decano de la escena española en julio de 2019.

Les Arts echa el cierre a su edición de 2021 a las 3.00 de la madrugada después de escuchar todavía a artistas como Viva Suecia y La La Love You. Por Rosabel Tavera

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

Arantxa Echevarría, ‘La familia perfecta’: «El empoderamiento de la mujer es el alma de mis películas»

Publicado

en

La realizadora bilbaína Arantxa Echevarría  ha presentado en València La familia perfecta, su segunda película tras el exitoso debut que supuso Carmen y Lola, por la que obtuvo el Goya a la mejor dirección novel y fue nominada al mejor guion original. La cinta, que llegará a las pantallas este viernes 3 de diciembre, marca un cambio de registro hacia la comedia sin dejar de lado las inquietudes personales y artísticas que Echevarría mostró en su ópera prima, con la mujer como principal eje argumental.

Si en Carmen y Lola eran dos jóvenes gitanas las que alzaban la voz frente a los prejuicios y la desigualdad de género, en La familia perfecta la protagonista es una mujer (interpretada por Belén Rueda) que ha dedicado su vida a cuidar a su «familia perfecta», y que de repente ve cómo este ideal se derrumba cuando conoce a la novia de su hijo y a toda su familia: «Lucía se lo toma todo tan en serio, que acaba resultando el personaje cómico perfecto», señaló Echevarría durante la presentación, haciendo especial hincapié en el discurso que une las dos películas, aparentemente tan alejadas en cuanto a su propuesta: «Cuando me enfrento a un nuevo trabajo, lo hago pensando en todas las mujeres. Yo soy mujer y tengo la suerte de dirigir una película de cuatro millones de euros de presupuesto, algo que me brindaba la oportunidad de hablar de aquello que me interesa desde el humor. Adoro la comedia, una de mis películas favoritas es El guateque, pero es un género extremadamente difícil que intimida mucho a los actores. A través de ella, he podido tratar el tema del empoderamiento de la mujer, obligando a los espectadores ha pensar sobre ello después de ver la película».

Junto a Arantxa Echevarría estaba el actor Gonzalo Ramos, conocido por sus papeles en series como Física y química, Amar es para siempre o Néboa, y que aquí encarna al hijo de Belén Rueda y Gonzalo de Castro. «Trabajar con Arantxa ha sido una experiencia increíble», señaló. «Es muy detallista, llega al rodaje con todo preparado de manera muy minuciosa, pero al mismo tiempo te da muchísimo margen para improvisar y construir tu personaje desde tu propia perspectiva. Rodar con ella y con este grupo increíble de actores en plena pandemia fue como encontrar un refugio de creatividad y talento». Completan el reparto principal Jose Coronado, Carolina Yuste -ganadora también del Goya por su papel en Carmen y Lola-, Pepa Aniorte y Jesús Vidal, una de las revelaciones del fenómeno Campeones.

 

Continuar leyendo