Síguenos

Fallas

GALERÍA| El manto que lucirá la Virgen de los Desamparados en la procesión

Publicado

en

manto virgen de los desamparados

El Ayuntamiento de València ha acogido la presentación del manto que lucirá la Virgen de los Desamparados durante la procesión general del domingo 14 de mayo. Un ajuar restaurado a partir del terno arzobispal utilizado en la segunda coronación de la Virgen.

El manto que lucirá la Virgen de los Desamparados

La restauración del equipamiento de la imagen ha sido realizada y dirigida por el restaurador valenciano Pedro Arrúe, que ha asistido también al acto, junto al rector de la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados, Juan Melchor Seguí, y la camarera de la Virgen, María Dolores Alfonso.

Los tres han agradecido el apoyo del Ayuntamiento en la programación de los actos de conmemoración de la coronación de la imagen.

La presentación ha contado también con la participación del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, y del artesano bordador Sebastián Marchante, autor del traspaso del bordado, así como de concejalas y concejales de los grupos políticos municipales.

Los detalles del manto de la Virgen

Este manto restaurado y sus elementos de conjunto será el que portará la imagen peregrina de la Virgen en los actos festivos del próximo domingo, día 14.

Será, de hecho, el atavío que lucirá en la procesión general programada para la tarde de dicha jornada festiva.

El conjunto, restaurado por el especialista Pedro Arrúe, ha sido elaborado a partir de las piezas de un terno arzobispal que data de la segunda coronación de la imagen, que tuvo lugar a mediados del pasado siglo, y que fue utilizado por al arzobispo Prudencio Melo.

Esas piezas se han recuperado y transformado en un manto de seda de colores de los llamados ‘paraíso’, que ha sido regalado a la imagen de la Patrona por el Centenario de su Coronación.

Fin de semana del Centenario de la Coronación de la Virgen

El programa conmemorativo de la festividad de la Virgen de los Desamparados encara esta semana la recta final, después de los numerosos actos que se han llevado a cabo en los últimos meses, “unos actos de carácter participativo que son expresión del gran arraigo que la Virgen de los Desamparados tiene en la sociedad valenciana”, tal como ha señalado el alcalde, Joan Ribó.

“Un arraigo –ha añadido- que se debe, en buena parte, al hecho de ser un símbolo vinculado, a lo largo de su historia, a la protección de los “inocentes, locos y desamparados”, a la protección de las personas vulnerables o en situación de exclusión, muchas veces invisibles para el resto de la sociedad”.

De hecho, el Ayuntamiento de València ha colaborado estrechamente con el Arzobispado de València en la organización de los actos conmemorativos del centenario de la coronación de la Virgen. El pasado mes de noviembre, el alcalde Ribó mantuvo una reunión con una delegación de la Real Basílica de la Virgen de los Desamparados, encabezada por su rector, Juan Melchor Seguí, en la que se trató sobre el programa de actividades previsto, que incluyen tanto actos de carácter religioso, como la vertiente cultural y social, que se materializará en exposiciones y encuentros, entre otros.

El alcalde ha animado a toda la ciudadanía a participar de esta fiesta que va a llenar las calles de nuestra ciudad en los próximos días “para vivir esta conmemoración, una celebración a la que el Ayuntamiento se ha sumado de manera especial reforzando su colaboración con el Arzobispado y la Basílica, con la voluntad conjunta que el mensaje de justicia social continúe muy arraigado en el pueblo valenciano”, ha subrayado.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Fallas

GALERÍA| El emotivo encuentro de la Corte de 1998

Publicado

en

Corte de Honor 1998
Corte de Honor y Fallera Mayor de Valencia 1998-OFFICIAL PRESS

El pasado sábado, trece mujeres se reunieron para celebrar un evento cargado de recuerdos y emociones. Estas mujeres, que en 1998 fueron elegidas como Corte de Honor y Fallera Mayor de Valencia, se reencontraron 26 años después para rememorar uno de los momentos más significativos de sus vidas.

La Corte de Honor 1998

Corte y Fallera Mayor de Valencia 1998-Foto: JUNTA CENTRAL FALLERA

Inés Fresneda, Merche Ballester, Loles Fernández, Vicky Martínez, Gloria Torres, Victoria Bayarri, Auxi Pérez, Teresa Moret, Mª José Romero, Mónica Taberner, Marigi Usano, Vanessa Arnal y Susana Remohí fueron las representantes del mundo fallero en 1998.

Un año inolvidable

Para estas mujeres, el año 1998 marcó un antes y un después. Ser elegidas para formar parte de la Corte de Honor y, especialmente, ser nombrada Fallera Mayor de Valencia, es un honor que pocas pueden experimentar. Durante aquel año, compartieron experiencias únicas, desfiles, actos oficiales y una conexión especial que las unió de por vida. Las Fallas, más que una fiesta, son una tradición que tiene el poder de crear lazos profundos y duraderos entre quienes las viven intensamente.

Un reencuentro cargado de emociones

El reencuentro se celebró con una comida a la que asistieron no solo las trece integrantes de la Corte de 1998, sino también sus padres y parejas. Este encuentro permitió que cada una compartiera cómo había cambiado su vida desde aquel entonces, y cómo la experiencia de ser parte de la Corte de Honor había influido en sus trayectorias personales y profesionales.

Aunque no todos los padres y parejas pudieron asistir, ya que la vida inevitablemente se lleva a personas queridas, la reunión fue un homenaje a los momentos compartidos y a aquellos que ya no están. Las ausencias fueron sentidas profundamente, pero también se celebró la alegría de poder reencontrarse y recordar juntos aquellos días especiales.

Las Fallas: Una tradición que une y transforma

Las Fallas son mucho más que una celebración; son una manifestación cultural que une a las personas y transforma vidas. Para estas trece mujeres, ser parte de la Corte de Honor no solo les dio la oportunidad de representar a Valencia y su tradición, sino que también les proporcionó una experiencia compartida que ha perdurado a lo largo de los años.

Durante la comida, se compartieron anécdotas, risas y, cómo no, algunas lágrimas de nostalgia. Cada una recordó con cariño los momentos vividos juntas, desde los preparativos hasta los actos oficiales, pasando por los momentos únicos que solo pueden vivir ellas y apoyo mutuo. Las Fallas de 1998 no solo las unieron como compañeras, sino como amigas que han mantenido el contacto y la conexión a lo largo de más de dos décadas.

Un vínculo inquebrantable

El reencuentro de la Corte de 1998 es un testimonio del poder de las Fallas para crear vínculos duraderos. Para estas mujeres, la experiencia de ser parte de la Corte de Honor fue un momento que marcó sus vidas de manera profunda y significativa.

El emotivo encuentro de la Corte de 1998 es una muestra más de cómo las Fallas pueden cambiar vidas y unir a las personas en una experiencia compartida de celebración, cultura y tradición. Aunque el tiempo pase y las circunstancias cambien, los lazos creados en torno a esta fiesta tan especial permanecen fuertes y significativos.

La capacidad de unir personas

Este reencuentro no solo fue una oportunidad para recordar el pasado, sino también para celebrar el presente y mirar hacia el futuro con la esperanza de seguir compartiendo momentos inolvidables. Las Fallas, una vez más, demostraron su capacidad para unir a las personas y transformar vidas, creando recuerdos que perduran para siempre.

El emotivo encuentro de la Corte de 1998, en imágenes:

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo