Síguenos

Sucesos

Muere un hombre de 77 años ahogado en Guardamar del Segura, el cuarto en 48 horas

Publicado

en

Muere un hombre de 77 años ahogado en Guardamar del Segura, el cuarto en 48 horas
Un hombre pasea por una playa. EFE/Morell/Archivo

Alicante, 8 jun (OFFICIAL PRESS-EFE).- Un hombre de 77 años ha fallecido este sábado mientras se bañaba en una playa de Guardamar del Segura (Alicante), lo que lo convierte en la cuarta persona que muere ahogada en la misma playa en 48 horas.

Según ha informado el Centro de Información y Coordinación de Urgencias (CICU), a las 15:30 horas se le ha alertado de que se había sacado del agua a un hombre inconsciente en la playa Roqueta de Guardamar del Segura.

Hasta el lugar se ha movilizado una unidad del SAMU y una unidad de SVB, y aunque los servicios médicos han realizado maniobras de reanimación al bañista, no ha habido respuesta y han confirmado su fallecimiento.

La autopsia revelará las causas del ahogamiento de este hombre, que se ha convertido en la cuarta persona que muere en esta misma playas alicantina en 48 horas.

Cuatro personas ahogadas en 48 horas

El jueves falleció un hombre de 68 años, mientras que el viernes perdieron la vida un hombre de 46 años, polaco, y otro de 52, británico, que habían entrado al mar para socorrer a un grupo de bañistas que inicialmente no podía salir del agua por las corrientes.

Por otra parte, los médicos del SAMU han estabilizado este sábado a un hombre de 69 años con síntomas de ahogamiento en Villajoyosa (Alicante), según ha informado el CICU.

Los servicios de emergencia han tenido conocimiento del suceso a las 09:40 horas, cuando se ha informado de la necesidad de asistir a un hombre al que habían sacado del agua los bañistas inconsciente en la playa Basseta de l’Oli.

Un equipo del SAMU se ha desplazado al lugar y el médico ha estabilizado al bañista, que ha sido trasladado posteriormente al hospital Marina Baixa de Villajoyosa con síntomas de ahogamiento.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión: suspendida la ejecución de su condena

Publicado

en

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión
Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, a su llegada a los juzgados de Llíria (Valencia). EFE/Manuel Bruque/Archivo

Madrid, 24 jun (OFFICIAL PRESS-EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha suspendido la ejecución de la condena de dos años de prisión impuesta a Paco Sanz, conocido como el hombre de los 2.000 tumores, siempre y cuando no delinca en los próximos cuatro años.

El hombre de los 2.000 tumores no irá a prisión

En un auto al que ha tenido acceso EFE, la Audiencia toma esta decisión teniendo en cuenta que el condenado -que recibía tratamiento en el Hospital General de València, ciudad en la que también se organizó una gala benéfica a su favor- carece de antecedentes penales, que la pena impuesta no supera los dos años de prisión y que ha consignado 40.000 euros de fianza, suficiente para devolver los 36.918 euros que estafó.

Sanz fue condenado en 2021 a dos años de prisión por simular que padecía una enfermedad letal y que si no viajaba a Estados Unidos para curarse, iba a morir.

Esa sentencia fue fruto del acuerdo alcanzado entre la defensa de Paco Sanz y la Fiscalía, que redujo su petición de condena de seis años a solo dos.

Ahora, la Audiencia atiende a la petición del condenado y considera que no es necesario su ingreso en prisión siempre y cuando no cometa ningún delito en los próximos cuatro años.

«Síndrome de Cowen»

Según la sentencia, a Paco Sanz le diagnosticaron la enfermedad del «síndrome de Cowen» en 2009, que se «caracteriza por la aparición de tumores benignos» pero sin riesgo de morir, por lo que se aprovechó de su dolencia para obtener «un lucro patrimonial ilícito desde 2010 hasta 2017».

Durante este periodo de tiempo, Paco Sanz hizo creer, a través de redes sociales y medios de comunicación, que su enfermedad era «muy grave», por lo que creó una página web en la que exageraba los síntomas de su enfermedad con la finalidad de «conmover a las personas» para que le donasen dinero y financiar así un supuesto tratamiento en Estados Unidos.

Pero en realidad, según explica la sentencia, «consistía en un ensayo experimental gratuito y sin coste alguno» que tenía lugar en el Hospital General de València.

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo