Síguenos

Salud y Bienestar

El nuevo y peligroso método para adelgazar de Rosalía y Kim Kardashian

Publicado

en

Rosalía

Un nuevo método de adelgazamiento se he vuelto viral en las redes sociales. Un último reto en redes sociales al que hasta famosas como Rosalía o Kim Kardashian se han apuntado que consiste en envolverse en plástico con el objetivo de sudar para, supuestamente, adelgazar.

El nuevo y peligroso método para adelgazar de Rosalía y Kim Kardashian

La dermatóloga Ana Molina ha explicado en el programa Espejo Público que «sudar no adelgaza por el simple hecho de que sudar es un mecanismo termorregulador y lo que sirve es para regular nuestra temperatura, pero el sudor ni adelgaza ni elimina toxinas».

El problema es que en las redes sociales proliferan los vídeos de personas que se envuelven con papel film el abdomen para, supuestamente, quemar la grasa localizada de estas zonas. Algo que lo que provoca es un efecto invernadero y según Molina «estamos confundiendo el tocino con la velocidad».

No solo no se adelgaza ya que cuando se bebe lo que se ha sudado se recuperan ese peso perdido sino que «para la piel tiene muchas más contraindicaciones que beneficios».

Además la experta nos recuerda que «cuando intentamos perder grasa en una zona localizada no podemos porque el cuerpo pierde grasa donde él quiere» y además añade «los chalecos de enfriamiento, que aún están en fase experimental, pueden ser más efectivos porque si realmente queremos perder grasa en vez de aportar calor lo mejor es aportar frío».

Rosalía envuelta en las redes

Hace unos meses Rosalía compartía varias imágenes en Instagram envuelta en papel adhesivo, secándose con una toalla y en albornoz. Rosalía recurrió a la controvertida práctica de cubrir su cuerpo con papel film y meterse en una sauna para generar sudor y así, en teoría, perder peso.

Un método muy popular, pero que los expertos desaconsejan puesto que no está demostrado que surta efecto. En teoría, se eliminan líquidos y toxinas a través del sudor y se percibe la falsa sensación de que se pierden centímetros y la piel queda más lisa. Algo que no es real. Ni se eliminan kilos. Además advierten de que el plástico puede producir irritaciones e infecciones en la piel, al no dejar transpirar adecuadamente.
El nuevo y peligroso método para adelgazar de Rosalía y Kim Kardashian

Foto Instagram

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

Cuidado, así afecta el calor del verano a los medicamentos

Publicado

en

Cuidado, así afecta el calor del verano a los medicamentos

Especialistas del Departamento de Salud de la Ribera alertan de que una incorrecta conservación de los medicamentos en verano puede provocar importantes problemas de salud en el organismo al verse alteradas las características de calidad y eficacia de los fármacos.

Efectos nocivos que el calor puede provocar en los medicamentos

Teniendo en cuenta las altas temperaturas que suelen alcanzarse en estos meses, el personal especializado advierte de la necesidad de llevar a cabo una correcta utilización de los fármacos, con especial atención a aquellos medicamentos que deben conservarse en frío o deben utilizarse tan pronto se hayan sacado de la nevera.

Según los farmacéuticos de Atención Primaria del Departamento de Salud de la Ribera, Miguel Murcia y Rocío Broseta, “las condiciones de conservación que indica un medicamento, se establecen según los ensayos realizados antes de ser comercializados, por lo que deben respetarse para no perder su eficacia y seguridad”.

Por ello, antes de consumir cualquier medicamento, se debe comprobar su estado y su apariencia exterior, sobre todo en cremas, colirios, supositorios u óvulos, ya que por su aspecto se puede conocer su estabilidad.

Si no se ha conservado correctamente o el producto ha cambiado al abrirlo, el medicamento no debe ser consumido bajo ningún concepto, ya que podrían estar alteradas las propiedades del fármaco.

Por lo que respecta a la conservación en casa, es aconsejable mantener los medicamentos en sitios frescos y secos, evitando la exposición directa a la luz solar.

Por ello, el personal experto recomienda no guardarlos en la cocina o el baño, estancias de la casa que, por lo general, suelen acumular más calor a lo largo del día, y siempre lejos del alcance de los niños.

En cualquier caso, es importante que antes de tomar un medicamento se consulte con  profesionales sanitarios y se evite la automedicación.

Igualmente, cuando se adquiera por primera vez, se recomienda leer el envase y el prospecto para conocer la temperatura a la que debe conservarse.

Viajar con medicamentos

En los trayectos por carretera, es recomendable no llevar los medicamentos en el maletero o la guantera del coche, ya que pueden llegar a alcanzar altas temperaturas.

Es imprescindible mantener las condiciones de transporte específicas para cada medicamento; es decir, los fármacos a conservar entre los 2ºC y 8ºC, deben conservarse siempre en nevera y, por tanto, transportarse en embalaje isotérmico refrigerado (sin llegar a congelar); por su parte, los fármacos que deben permanecer a una temperatura de entre 25ºC y 30ºC, han de transportarse en un embalaje isotérmico no refrigerado para evitar que puedan alcanzar temperaturas mayores.

Síndrome de agotamiento y golpe de calor

Por otro lado,  el personal especializado advierte de que algunos medicamentos pueden acentuar los efectos de las altas temperaturas, agravar el síndrome de agotamiento-deshidratación, propiciar los golpes de calor o inducir una hipertermia.

En este grupo de medicamentos se encuentran los diuréticos, los antiinflamatorios no esteroideos, los antihipertensivos, algunos antibióticos y antivirales, los antiarrítimicos, algunos antidiabéticos, los hipolipemiantes (empleados para regular el colesterol), los antidepresivos, los antihistamínicos y los antipsicóticos.

“Hay que estar atentos al estado general de aquellos pacientes que toman este tipo de medicamentos, así como propiciar una serie de medidas que ayude a controlar su temperatura corporal: ambiente fresco, buena ventilación y aireación, y continua hidratación.

Es importante resaltar que, a pesar de las altas temperaturas, en ningún caso se deben suspender los tratamientos establecidos por los facultativos”, concluyen Murcia y Broseta.

Continuar leyendo

Trending