Síguenos

Consumo

Planes para hacer con niños en casa

Publicado

en

¿Llega el Fin de Semana y no sabes qué planes hacer con los niños? La Covid 19 ha trastocado todas nuestras actividades de ocio como ir al parque o quedar con sus amigos, pero Official Press te ofrece los mejores planes para disfrutar en casa con los más pequeños sin tener que salir a la calle.

Nuestra imaginación es nuestra principal aliada a la hora de jugar en casa. Comparte tu creatividad con los tuyos y disfruta de momentos únicos.

Juegos para compartir en casa

-Jugar a juegos de mesa.

Es un buen momento para iniciar una tradición, ¿por qué no hacer de la tarde del sábado o del domingo la «Tarde de juegos de mesa»? Es hora de apagar la tele y reunirse a la mesa para compartir de un rato agradable con los juegos de toda la vida. El Parchís, el Monopoly, la Oca… Seguro que te devolverá a tu infancia por unos momentos.

-Recupera juegos clásicos. ¿Quién no ha jugado en clase a con una hoja de papel Hundir la flota o los marcianitos? Con un folio y bolígrafo puedes hacerte tu propio tablero. tan solo tienes que dividir a hoja en dos y cada participante dibuja sus naves en su parte; «disparamos» marcando con el boli y al doblar el folio comprobamos si hemos derribado alguna nave espacial o barco.

También puedes jugar al clásico Tres en raya, tan solo tienes que hacer tu tablero y con monedas o fichas de dos colores ¡a jugar!

¡Alto el fuego! Este es otro juego clásico al que hemos jugado todos alguna vez. Esta versión casera del Scatergories nos hará disfrutar de una tarde agradable y divertida. Para ello solo necesitamos dibujar el tablero en un folio, con las distintas categorías: nombre, animal, comida, deporte… elige una letra y anota todo lo que empiece por esa letra ¡tiempo!

El ahorcado. ¿De verdad que no sabes jugar? Una raya por cada letra de la palabra y un ahorcado que se va componiendo con cada fallo. Para empezar hazlo con palabras sencillas, con pocas letras, hasta que los demás participantes vayan cogiendo el truco y poco a poco aumenta la dificultad.

-Transforma tu casa en La Isla del tesoro. Sí sí, como lo oyes. Tan solo necesitas esconder un objeto. Lo marcas en un plano dibujado de tu casa. Ahora es el momento de que tus pequeños grumetes, mediante pistas y acertijos, descubra dónde está el tesoro.

-Montar una cabaña. Y ya que estamos jugando ¿hacemos una cabaña donde esconder nuestros tesoros? Con telas, mantas y cojines podemos construir un buen refugio en el que contar historias y merendar.

-¿Puedes convertir cuatro cuadrados en tres en solo dos pasos?: También podemos demostrar nuestras habilidades manuales y destreza con la mente con este juego casero en el que se necesita doce palillos para intentarlo.

-Convierte a tus hijos en detectives: El niño sale de la habitación, cambiamos algo de sitio y tiene que descrubrir qué es. ¿Qué ha cambiado? ¿Estás listo Sherlock Holmes?

-El juego de las notas. Coge unos post-it y esconde mensajes sorpresa por la casa. ¡Ya verás que divertido!

-Jugar a las profesiones. ¿Te gustaría ser periodista? ¿Te gustaría entrevistar a un famoso?¿Qué le preguntarías? Escribe las preguntas y que otra persona de la casa se haga pasar por él.  ¿Prefieres ser peluquero? Sesión de peluquería. No es una peluquería normal, es una peluquería divertida con peinados muy raros y locos. Haz fotos para hacer vuestro «book».

-Jugar a “si fuera…” ¿Qué harías si fueras un animal? ¿Quién serías? ¿Por qué? ¿Y si fueras un zapato? ¿O un plátano? ¿y si fueras un planeta? Con este juego las respuestas divertidas están aseguradas.

-Escondite inglés. Un clásico que no pasa de moda. Un, dos, tres… ¡Todos quietos!

-Trabalenguas Puedes hacer una velada de retos ¿Cuál es el trabalenguas más difícil que conoces? ¿Lo puedes decir más rápido que nadie sin equivocarte?

La lectura y la cultura como juguete

Los libros nos pueden ayudar a soñar y crear nuevos mundos. Los libros son juguetes hechos con páginas. Comparte la lectura y la cultura con tus hijos y disfruta de un fin de semana lleno de aventuras.

-Continúa la historia. Si habéis jugado alguna vez al teléfono loco este juego es igual pero por escrito: El primer jugador anota una frase, le pasa el folio al siguiente y este escribe la siguiente frase del cuento, y vuelve pasarlo… Y así, sin parar hasta que decidamos terminar la historia. Es hora de leerlo, ¡seguro que tenéis un best seller!

-Escribir un diario. Todos hemos tenido uno de pequeños y puede que lo tengas por ahí guardado. Comparte con los tuyos tus recuerdos y haz que tus hijos escriban el suyo. Seguro que te lo agradecen cuando sean mayores.

-Inventarse una poesía. Escribe una bonita poesía. No hace falta que rime o sí, eso depende de ti. Lo importante es que tenga sentimiento.

-Escribir un cómic. ¿Quieres inventar tu propio personaje? Divide una hoja en cuadrados y dibuja una tira cómica con tus aventuras e historias favoritas.

-Escribir una carta. Recupera ese hábito. Estamos escribiendo todo el día correos electrónicos y mensajes con el móvil, pero una carta es para siempre y además es más personal porque va con tu puño y letra. Escoge a una persona especial y escribidle una carta.

-Conoce a tu familia. A veces estamos en casa y casi ni hablamos con los nuestros. Apaga la televisión y aprovecha para sacar el álbum de fotos familiar o contar anécdotas graciosas o curiosidades sobre nuestra familia. ¿Por qué no escribir tu árbol de la familia? Saca papel y lápiz y reproduce el árbol genealógico. Fotos divertidas. Saca el teléfono y haced fotos divertidas; saltando, haciendo muecas.

-Veo, veo, ¿qué ves?. El juego perfecto, no hace falta nada más que ganas y mucha imaginación. Ideal para jugar en cualquier momento. Un clásico para aprender a escribir y a leer.

-Sopa de letras y crucigramas. Perfecto para activar la mente y descrubrir cómo se escriben muchas palabras y su significado. Un juego muy divertido y didáctico. Puedes preparar las sopas de letras en casa o buscar recursos online.

-Lectura en grupo. Leer un cuento todos juntos puede ser una experiencia única. Cada uno elige un personaje y pone la voz de éste. Verá que bien lo pasáis.

-Pinta cuadros, dibujos y decora tu habitación. Pinta y decora tu cuarto. Cambia los muebles de sitio, pon fotos y posters y dale un aire nuevoa tu habitación.

-Dibujar retratos. ¿Eres un artista? Bueno da igual, lo importante es pasar un buen rato. Uno posa y los demás le dibujan.

-Concurso del humor. A todos nos gustan los chistes. Prepara una noche de chistes con los peques. Podemos hacer un concurso temático (sobre deporte, colegios etc) Las risas y carcajadas están aseguradas.

-Palabras encadenadas. Di una palabra y que otro continúe la cadena, para ello ha de decir otra que comience por la última sílaba de la anterior: “lagarto – tomate, coche -chema” y así sin parar.

-Moldea tu nombre con plastilina. La plastilina es un gran amigo de los niños para desarrollar su creatividad. Además de hacer muñecos puedes escribir tu nombre o el que quieras dándole forma de letra con este material tan divertido.

Deporte y Yoga en casa

-Mens sana in corpore sano sin salir de casa es posible. Realiza con tus hijos ejercicios sencillos con los que liberar energía. También podéis improvisar un partido de baloncesto. Coge un cubo o una papelera y con una bola de papel comprobar quien es el mejor con la punteria.

-Practica yoga. Convierte tu comedor en una clase de yoga en familia. Ideal para relajarse después de una jornada de juegos.

-Escucha música relajante y dibuja aquello que imaginas mientras suena de fondo. ¿En qué estás pensando? ¿Qué te sugiere?

Comparte la cocina con los pequeños de la casa

-Hacer un bizcocho divertido, para merendar. Añade los ingredientes que más te gusten.

-Ayudar a hacer la comida. Hay platos y recetas en los que nuestros hijos pueden ayudar y de paso aprender nuestros secretos culinarios.

-Hacer una pizza juntos, ¿se os ocurre un plan más sabroso que este?

-Inventa tu propio postre. Imaginación y comida es una combinación perfecta. Compra ingredientes muy ricos para elaborar un postre de lo más original.

 

 

Consumo

La ocupación hotelera en la Comunitat sube ligeramente mientras la oferta va aumentando

Publicado

en

EFE).- La ocupación hotelera en Benidorm creció ligeramente durante la pasada semana hasta alcanzar el 52,7 por ciento, dos puntos más que siete días antes, según ha informado la patronal Hosbec.

De igual forma, también se ha incrementado la oferta hotelera disponible puesto que ya están abiertos el 67,3 por ciento de los hoteles frente al 58 de hace una semana.

El turismo nacional sigue siendo el protagonista absoluto, con un 90 por ciento de las habitaciones ocupadas por este mercado. Durante el fin de semana la ocupación aumentó diez puntos y la ocupación de españoles también creció hasta el 91% según los datos de Hosbec.

La previsión de ocupación para la semana en curso se sitúa en el 59,2 por ciento, más de seis puntos superior a las cifras de esta semana.

En la Costa Blanca, sin contar Benidorm, la ocupación la pasada semana fue del 57,3%, dato casi idéntico al de siete días antes. En este caso, el cliente nacional abarcó el 82,5 de cada cien habitaciones ocupadas. El mejor dato, no obstante, se alcanzó durante el fin de semana, en que la ocupación llegó al 81.

La planta hotelera abierta en la Costa Blanca es del 82,4 por ciento y se prevé una ocupación del 63,2% para esta semana.

En el caso de València los hoteles llegaron al 55,5% de ocupación, con un 23% de clientes internacionales. La demanda se incrementó diez puntos en el fin de semana, alcanzando el 65,9%.

València cuenta con un 81,5% de establecimientos abiertos y prevé una ocupación del 56% esta semana.

Por último, Castellón llegó al 52 por ciento de ocupación media con una demanda mayoritariamente nacional que se situó en el 96,6.

También aquí la ocupación aumentó el fin de semana hasta alcanzar un 61,5 por ciento y un 97,5 de españoles. La ocupación prevista para esta semana es del 60.

Continuar leyendo