Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Las comunidades presionan para que el Gobierno prorrogue el estado de alarma

Publicado

en

La eliminación de la mascarilla en interiores depende de lo que digan los expertos

Madrid, 29 abr (EFE).- El Gobierno mantiene que del 9 de mayo en adelante bastarán los «mecanismos habituales» para controlar la pandemia, algo de lo que dudan muchas comunidades y la oposición, que lamentan la falta de alternativas y el desamparo en el que quedarán sin el paraguas del estado de alarma.

«La declaración del estado de alarma ha funcionado. A partir del 9 de mayo mantendremos la vigencia de todas nuestras herramientas con los mecanismos habituales que nos ofrece la Constitución», ha defendido en su comparecencia en el Congreso la ministra de Sanidad, Carolina Darias.

Se trata de la última de las comparecencias mensuales a las que le obligaba el decreto de estado de alarma del pasado 25 de octubre y que ha insistido que no será necesario prorrogar, porque «ya podemos compartir con claridad el horizonte, un horizonte de esperanza que permitiría entrar en la senda de la normalidad».

Y es que «el fin del estado de alarma va a suponer que las condiciones que justificaron su aprobación se han modificado sustancialmente», ha argumentado.

Hoy, la incidencia acumulada por cada 100.000 habitantes a 14 días se ha reducido levemente hasta los 230 casos, y la presión hospitalaria ha descendido al 7,7 %, si bien la ocupación de las ucis ha subido medio punto, hasta el 23,4 %.

A pesar de que la cuarta ola está estabilizada, Darias no ha convencido a ningún grupo de la oposición, de forma que la portavoz del PP, Ana Pastor, le ha recriminado que, ante una situación epidemiológica «aún preocupante», el Ejecutivo no haya ofrecido ninguna alternativa y siga sin apoyar que sea la legislación ordinaria la que baste «para tomar decisiones sin tener que estar permanentemente en estado de alarma».

Desde ERC, Joan Margall ha reconocido que en su grupo «no son grandes defensores del estado de alarma», pero sí ha recalcado que hay cuestiones «de enorme relevancia» que hay que resolver antes del 9 de mayo, como qué va a ocurrir con las contrataciones a personal sanitario que amparaba el real decreto.

En este sentido, la ministra ha dicho que no se preocupe, porque se está trabajando en esas cuestiones.

Mientras, el PDeCAT ha insistido en que el Ejecutivo debe clarificar cuánto antes la alternativa al estado de alarma, porque, de lo contrario, generará desconcierto en las comunidades y también en los ayuntamientos.

Por su parte, a juicio del diputado de Vox Juan Luis Steegmann, el estado de alarma ha servido para «prohibir la libre circulación y la libre expresión de las ideas en las calles» y ha abogado por «la libertad para circular por toda España».

Pero el más incisivo ha sido Joseba Andoni Agirretxea, que le ha recriminado que desde su partido, el PNV, fueran «leales» con el Gobierno y ahora, cuando le han pedido prolongar el estado de alarma «por motivos estrictamente sanitarios, hayan hecho oídos sordos»

«Ha dado un mensaje como si esto hubiera ya acabado, un mensaje optimista ante una realidad que no es la que usted ha dado», le ha afeado el diputado, quien desde el «enfado y la desilusión», ha lamentado que el Ejecutivo deje a las comunidades «al albur de las decisiones de los jueces de turno».

ARRECIA LA PRESIÓN DE ALGUNAS COMUNIDADES

No en vano, Euskadi es la comunidad que presenta la peor evolución de la transmisión de la covid, con una incidencia acumulada de 485 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Por ello, y tal y como le pidió por carta la pasada semana al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha insistido una vez más en pedir la prórroga aunque sea con una duración tasada, posibilidad que ha respaldado el vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, quien ha rechazado que desde el Ejecutivo «se pase otra vez la pelota» a las autonomías.

Urkullu ha estimado que la prorroga podría perdurar durante uno o dos meses «hasta tener una situación epidemiológica con una tasa de incidencia por debajo de los 200 casos primero hasta alcanzar el objetivo de los 60 positivos por cada 100.000 habitantes en 14 días.

Una propuesta que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo, ha considerado «absolutamente razonable y sensata, porque no se puede dejar a comunidades autónomas con más de 400 casos por cada cien mil habitantes sin red».

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha calificado de «imperdonable» que a menos de dos semanas para que decaiga el estado de alarma no se haya dado ninguna alternativa normativa que otorgue «seguridad jurídica» a las comunidades a la hora de adoptar posibles restricciones.

Ha vuelto a reclamar la convocatoria de una Conferencia de Presidentes para ver «qué vamos a hacer» tras el estado de alarma.

También el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page ha abogado por que la prudencia que se está teniendo con las medidas «se pudiera mantener al menos un mes» y, aunque es consciente de que «es doloroso e incómodo» tomar decisiones que «signifiquen fastidiar la vida a la gente», ha advertido: «Qué nadie piense que el 9 de mayo acaben las mascarillas, ni probablemente el toque de queda».

Otras comunidades ya anunciaron que estudian un marco normativo por si fuera necesario limitar derechos fundamentales por la evolución de la pandemia, entre ellas Cataluña y la Comunidad de Madrid.

En cualquier caso, la legislación actual permite establecer el estado de alarma para un territorio determinado, tal como ocurrió el pasado mes de octubre, cuando el Gobierno aprobó en Consejo de Ministros decretarlo solo en Madrid y en otros nueve municipios de la región por su situación epidemiológica.

PERO NO SE PUEDE MANTENER LA ALARMA «PERMANENTEMENTE»

«No podemos mantener el estado de alarma permanentemente», ha sido la respuesta que ha dado la ministra. «No sé si soy optimista, pero empiezo a ser realista, y hay algo que me gustaría decirles y es que no ven nada, ni siquiera el ritmo que están consiguiendo entre todos con la vacunación. Siempre ven el vaso medio vacío», ha censurado.

La semana próxima España alcanzará 5 millones de vacunados con la pauta completa; a día de hoy, más del 90 % de las personas institucionalizadas, y la práctica totalidad del personal sanitario y sociosanitario, están ya inmunizados.

En total, son más de 15,3 millones las dosis administradas; 11,2 millones de personas han recibido al menos una (el 23,7 % de la población) y casi 4,2 millones ya han completado la pauta.

PORTADA OFFICIAL PRESS

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

Publicado

en

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

Mientras los casos de viruela del mono siguen subiendo en España, la revista The Lancet ha publicado recientemente un estudio que demuestra que el contacto piel con piel es la causa más probable de transmisión de esta patología en 181 pacientes de Madrid y Barcelona. En el trabajo han participado los hospitales catalanes Vall d’Hebron y Germans Trias y el madrileño 12 de Octubre junto con la Fundación Lucha contra las Infecciones.

¿Cómo se contagia la viruela del mono?

La investigación también señala que la infección puede presentarse mediante manifestaciones atípicas no descritas hasta el momento, por lo que insta a los profesionales sanitarios para que estén atentos ante esta circunstancia, especialmente importante en el diagnóstico de la enfermedad.

El estudio se ha basado en el análisis pormenorizado de la epidemiología clínica y las características que presentaban 181 casos confirmados, de los que 175 eran hombres con una media de edad de 37 años

Se ha basado en el análisis pormenorizado de la epidemiología clínica y las características que presentaban 181 casos confirmados, de los que 175 eran hombres con una media de edad de 37 años. En cuanto a las lesiones, todos tenían manifestaciones en la piel, con un número inferior a las descritas hasta el momento —entre 3 y 20—.

Infecciones: cómo, cuándo y por qué

De todos los casos, solo tres requirieron ingreso por complicaciones. En cuanto a la duración media del periodo de incubación, se situó en solo siete días, un periodo breve que debe ser considerado para valorar el momento de vacunación de los grupos de alto riesgo, ya que podría ser más eficaz la inmunización previa que la posterior a la exposición, según subrayan los investigadores.

A partir de la evidencia del contacto piel con piel durante las relaciones sexuales como principal vía de transmisión de la viruela del mono, las conclusiones de este estudio aportan información necesaria para alcanzar diagnósticos certeros, como que el patrón de transmisión ha cambiado en esta ocasión del contacto respiratorio al contacto cutáneo, junto a la aparición de manifestaciones no habituales.

Asimismo, la investigación señala que las cargas virales eran sorprendentemente más altas en muestras de lesiones cutáneas que en las obtenidas de la faringe, lo que debe estudiarse más y, en función de las conclusiones, optar o no por el aislamiento domiciliario de los afectados por motivos respiratorios.

Manifestaciones atípicas de la enfermedad

Todos los infectados explicaron haber tenido sensación de malestar previo o posterior al sarpullido, pero además aparecieron algunas señales atípicas, como proctitis (inflamación del recto) en el 25 % de los casos, amigdalitis en un 11 % y abscesos (acumulación de pus) en un 3 %.

Destacan especialmente las complicaciones generadas por la proctitis, ya que muchos de los infectados tuvieron manifestaciones sistémicas antes incluso de la aparición de las lesiones cutáneas y sobre la ulceración amigdalar.

En el análisis prospectivo de todos los pacientes, se analizó no solo el comportamiento sexual y la forma de presentación de la infección, sino que también se estudiaron los exámenes y seguimiento clínico y los resultados de las pruebas virales realizadas en muestras obtenidas de las lesiones en piel, garganta y mucosa anal.

Gracias a ello, la investigación confirma la sintomatología de otros estudios retrospectivos, pero además, dado el mayor volumen de la muestra y el análisis clínico pormenorizado de los casos, añade nuevos síntomas no descritos hasta el momento, como la proctitis y la ulceración de las amígdalas.

Fuente:

Hospital 12 de Octubre

Parecido a la varicela

«Estamos hablando de una enfermedad mucho menos contagiosa que el COVID y que la viruela. En África, el contagio generalmente se produce por contacto con fluidos o animales contaminados», ha explicado en el Canal 24 Horas de RTVE Francisco Javier Membrillo, portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (Seimc).

Según ha detallado este infectólogo, «entre personas, el contagio se produce si hay contacto con esas vesículas que salen, parecidas a las de la varicela. Si cuando están rotas esas vesículas, tocamos el líquido, nos podemos contagiar, que es lo que parece que ha sido el mecanismo en la mayor parte de los casos que tenemos«.

También ha aclarado que puede haber un contagio por gotas, por vías respiratorias, «pero es difícil y tiene que ser un contacto muy estrecho». «Prácticamente no hay ninguna posibilidad de que se convierta en una epidemia», ha tranquilizado.

¿Puedes infectarte en una tienda?

El Ministerio de Sanidad ha querido tranquilizar a los dependientes de tiendas de ropa que se preocupaban por el hecho de que un posible contagiado se probase su ropa y dejase rastros del virus en ella pudiendo contagiar al resto de clientes.

Por eso, en sus recomendaciones sobre los contactos por ropa no incluye a las tiendas ya que, para su contagio es necesario que el contacto sea directo y por un tiempo continuado con la persona afectada.

El protocolo de Sanidad habla de ropa en el sentido de que el monkeypox (MPXV) «puede transmitirse por contacto directo con fluidos corporales de una persona infectada o con objetos contaminados, como ropa de cama o ropa”. El período comienza entre uno y cinco días a la aparición del exantema, es decir, de las erupciones cutáneas ya características de esta infección.

Sanidad recomienda lavar la “ropa como ropa de cama, toallas, etc.” de las personas infectadas, en una lavadora estándar con agua caliente (60 grados) y detergente. Además, no debe sacudirse ni manipularse ya que algunas partículas infecciosas se pueden dispersar por el entorno. «Tampoco se recomienda lavar esa ropa con la del resto de la casa».

Continuar leyendo

Trending