Síguenos

Sucesos

VÍDEO| Los Mossos piden la colaboración ciudadana para detener al parricida huído de Barcelona

Publicado

en

Martín Ezequiel Álvarez Giaccio es el nombre que se esconde tras las iniciales Martín E.A.G inicialmente facilitadas por la policía catalana, el hombre que habría asesinado a su hijo de 2 años en la habitación de un hotel de Barcelona. Los mossos han publicado en redes el nombre completo del presunto parricida y una foto sin pixelar y han solicitado la colaboración ciudadana para detenerlo.

 

Los hechos sucedieron en la noche del martes, cuando las fuerzas de seguridad fueron alertadas por la madre del pequeño de que su pareja, de quién se estaba separando, estaba con el niño en el Hotel Concordia, en el Paral.lel de la Ciudad Condal, y la había amenazado con un mensaje en la que le advertía que se iba a arrepentir.

Cuando la policía llegó al hotel, el presunto parricida ya había huído, pero encontraron al menor con la cara morada e inconsciente. A pesar de los esfuerzos, no se pudo hacer nada para salvar su vida.

Grabado por las cámaras

El presunto asesino fue grabado por las cámaras de seguridad del hotel poco antes de su huída. En la imágenes se ve como se asoma por la puerta de la habitación que ocupaba, la 704, para comprobar que no hay nadie, y después escapa saltando por uno de los laterales de la piscina del establecimiento.

La polícia ha intensificado la búsqueda con perros y helicópteros fuera de la ciudad, ya que se cree que después de huir por la zona de Monjuïc, el presunto parricida habría salido de Barcelona. Martín Ezequiel Álvarez Giaccio tiene 43 años y trabaja en la banca.

De confirmarse los hechos, se trataría del cuarto asesinato por violencia vicaria en lo que llevamos del 2021.

 

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

Cinco años de prisión para el hombre que abusó sexualmente de una joven

Publicado

en

Cinco años de prisión para el hombre que abusó sexualmente de una joven
Archivo/EFE/ Juan Carlos Cardenas
Vista de una sala de juicios vacía. EFE/Emilio Naranjo/Archivo

Alicante, 27 sep (OFFICIAL PRESS/EFE).- Un hombre de 48 años ha sido condenado por la Audiencia Provincial a cinco años de prisión por abusar sexualmente de una joven tras amenazarla con un cuchillo de cocina entre los términos municipales de Muro de Alcoi y Cocentaina (Alicante).

La sentencia, dictada por un tribunal de la Sección Segunda, considera al acusado responsable de un delito de agresión sexual agravada, además de otro delito leve de lesiones.

Los hechos enjuiciados tuvieron lugar en torno a las 9 horas del 27 de julio de 2021, cuando la joven se encontraba caminando desde su casa de campo, situada en Muro de Alcoi, hasta Cocentaina.

En ese momento, el procesado se acercó hasta la mujer para empujarla y hacerla caer boca arriba. Una vez postrada en el suelo, el acusado se puso sobre ella colocando una rodilla sobre el pecho y presionó su cabeza contra el suelo para que no pudiese levantarse, mientras la amenazaba con un cuchillo de cocina.

Así, “con la intención de satisfacer sus deseos sexuales”, forcejeó con ella hasta subirle una pernera de los pantalones shorts que portaba y arrancarle las bragas, “rompiéndolas y llevándose un trozo”.

Como consecuencia del asalto, la víctima sufrió heridas en la espalda y en ambas rodillas, además de una contusión lumbar para la que requirió quince días de sanación.

La Fiscalía solicitaba inicialmente para el acusado la pena de 7 años de privación de libertad, mientras que la defensa solicitaba su absolución al negar la comisión de los hechos.

No obstante, en el momento del juicio la acusación pública modificó su solicitud y rebajó la pena propuesta para el condenado a cinco años de prisión, lo que facilitó la conformidad.

Al margen de la pena de internamiento en prisión, la sentencia establece que el condenado no podrá aproximarse a la mujer durante doce años, a los que añade otros ocho años de libertad vigilada.

De igual modo, le impone la pena de un mes de multa con cuota diaria de cinco euros por el delito leve de lesiones y, por último, establece que el acusado indemnice a la víctima en 720 euros por las lesiones y con otros 1.500 por las secuelas físicas resultantes.

Continuar leyendo