Síguenos

Consumo

Estas son las sangrías más conocidas del verano

Publicado

en

La sangría es una de las bebidas más tradicionales de España, uno de los ‘caldos’ que causa furor entre los turistas. Fresca, con alcohol, proporciona una sensación agradable mientras la tomas. Como siempre en temas de alcohol, todo es bueno siempre que sea con moderación. Y sobre todo, siempre alejada de la conducción. Más allá de que todos tenemos en mente la tradicional preparación de la sangría, ahora que llega el verano, os acercamos algunas ideas que, sobre la preparación de la sangría, os podemos ofrecer. Se trata de variantes de la idea originaria. Cambia el tipo de bebida alcohólica, pero se mantienen todas las frutas que siempre la acompañan. Estas son algunas de esas variantes. También cabe, poner imaginación a la hora de prepararla.

 

Estas son las sangrías más conocidas del verano:

 

TRADICIONAL
Vino tinto y una copa de coñac, más soda (o gaseosa). Fruta diversa (peña, naranja, limón, pera y melocotón en diversas proporciones), azúcar y un poco de nuez moscada.

CON RON
Se trata de un añadido a la receta tradicional, 1/4 de ron, especialmente  negro, por cada unidad de vino. Fruta con plátano, manzana y naranja (también con abundante zumo, en proporción la mitad que de cino). Vainilla y canela, como punto de enganche

CON CAVA
Similar al sorbete, se añade cava en vez de vino, además de naranja, melocotón, fresa y limón, (u otras frutas, al gusto del consumidor).

CON MARTINI
1/3 de Martini por cada unidad de vino (tinto), además de naranja (en fruta y en zumo), plátano y manzana. Se la acompaña con canela y vainilla como añadido aromático. No es necesario el azúcar. Ofrece una sensación de mucho frescor

CON SIDRA
Además de sidra (más ácida o más dulce, a elección), se le añade manzana, melocotón, naranja y limón, junto a zumo de naranja y de manzana, además de brandy o vermout. Se trata de una sangría fresca (si la sidra es dulce, se recomienda añadir azúcar.

CON VINO BLANCO
Además de vino blanco (en lugar de tinto), la receta es igual que la tradicional, con melocotón, manzana, zumos de naranja y añadido de azúcar. Se le añade cava para acabar con la combinación.

CON VINO ROSADO
La base es de vino rosado, junto con limón, pepino y melocotón blanco (en todos los casos a rodajas muy finas). Además, almíbar y soda.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Consumo

El comercio local pide comprar ya los regalos navideños por riesgo de escasez

Publicado

en

tiendas

València, 25 oct (EFE).- El comercio local espera que el repunte de las ventas se mantenga en los siguientes meses y prevé alcanzar un 90 % de las ventas prepandemia en la próxima campaña de Navidad, aunque alerta de que puede haber un aumento de precios en algunos productos y escasez, y por eso aconseja adelantar las compras como «opción inteligente».

Las ventas podrían recuperar de cara a Navidad unas cifras próximas a 2019, antes de la pandemia, que aunque no serán del cien por cien, son unas expectativas positivas que muestran una recuperación del consumo, según ha asegurado a EFE el vicepresidente de Confecomerç (patronal mayoritaria del comercio en la Comunitat Valenciana), José Luis Beltrán, coincidiendo este lunes con el Día del Comercio Local.

Beltrán aconseja a los consumidores que en lo posible adelanten las compras para asegurarse de encontrar los productos que necesitan, ya que en estos momentos hay disponibilidad suficiente pero más adelante puede haber escasez de ciertos productos, tanto por la demora en las entregas que se están produciendo como por la falta de algunos artículos procedentes de Asia.

La recuperación de ese 90 % de las ventas no es uniforme en todos los productos y, por ejemplo, el equipamiento del hogar y la restauración se mantienen en buenos niveles mientras el equipamiento personal todavía no ha recuperado las cifras de hace dos años.

El comercio apunta a varias incertidumbres que pueden influir de forma negativa y «estropear estas expectativas», por un parte la inflación de los precios, la mayoría procedentes de Asia, debido al aumento de la demanda, al colapso en los puertos y al incremento de los precios de las materias primas, y por otra la subida continua de la energía, que repercute en los comercios y estos se ven abocados a repercutir parte o la totalidad en el precio final.

Un ejemplo sería un aumento de los precios de venta en las panaderías, comercios de productos electrónicos y de textil, según ha indicado, y concreta que existe incertidumbre sobre la disponibilidad en los próximos meses de productos que incorporan componentes electrónicos o eléctricos.

En otras actividades, el ahorro acumulado puede tener un efecto complementario, por lo que el vicepresidente de Confecomerç advierte de que habrá que ir observando todos estos factores variables a medida que se acerque la campaña de Navidad.

También ha apelado a la responsabilidad del consumidor por consumir «cerca de casa» y apoyar de este modo el comercio local, la economía y el empleo en la Comunitat Valenciana, donde esta actividad representa el 12 % del PIB.

Continuar leyendo