Síguenos

Otros Temas

Arcoíris: qué es y por qué se producen

Publicado

en

Arcoíris: qué es y por qué se producen
ARCHIVO PEXELS

Al fenómeno de la naturaleza llamado arcoíris, lo podemos apreciar en el cielo cuando las temperaturas junto a al reflejo del sol crean un efecto óptico natural, pero, ¿dicho efecto es real? ¿Se trata del reflejo de la luz y la refracción solamente, o hay algo más detrás de este fenómeno natural? En este artículo, conocerás qué es y por qué se producen los arcoíris.

Arcoíris: qué es y por qué se producen

Gratis Foto De Pareja Sosteniendo Paraguas Mientras Se Besan Foto de stock

Son varias las características que hacen que se formen los arcoíris. Entre ellas, se encuentran la temperatura, la cual, debe de ser húmeda, es decir, el clima debe de estar formado por pequeñas gotas de agua. Es por ello, que suelen aparecer cuando se inician las precipitaciones. Además, su aparición en el cielo surge cuando el sol se encuentra en un ángulo en el cual, sus rayos alcanzan las gotas de agua propias de una temperatura cargada de precipitaciones venideras o durante la lluvias.

¿Qué es un arcoíris y por qué se producen?

El arcoiris se trata de un fenómeno óptico, además de meteorológico que aparece en el cielo en forma de semicírculo; aunque, en realidad es un circulo que se observa desde abajo hacia arriba. Que cuando hay precipitaciones aparece como efecto óptico sobre la atmósfera a causa de la luz solar, es decir, cuando dicha luz atraviesa gotas de agua sobre el espectro visible.

La velocidad de la luz

La aparición del arcoíris tiene que ver con la velocidad de la luz, que es aproximadamente de 3 x 10^8 minutos por segundo. La radiación producidas por la luz del sol, se organizan a través de las longitudes de onda. Las cuales, a su vez, se encuentran  representadas en el espectro electromagnético. Sus radiaciones como la «gamma», se pueden encontrar con la longitud de onda más corta, mientras que su frecuencia pueda ser más alta. Así como, ondas de radio que tengan una longitud de onda más larga y la frecuencia más baja por el contrario. El rango de longitud de onda se puede encontrar entre 380 a 740 nanómetros. Este baremo de longitudes son hacen que estos efectos sean visibles a través del ojo humano. A pesar de ser en el caso del arcoíris, donde podemos percibir diferentes colores, la luz que realmente vemos es conocida como luz blanca.

¿Por qué tiene forma de arco este fenómeno?

Las gotas de agua con el reflejo del sol hacen que se aprecien distintos colores y tonalidades. Podemos apreciar una barrera de distintos colores formados por gotas, y según el ángulo en el que se encuentren estas respecto a los rayos solares, veremos distintos colores se reflectan de las gotas de agua. Además, de que cada color cuenta con su propia frecuencia y es diferente en cada uno de los colores que podremos apreciar.

Efecto óptico

Por ello, podremos saber que debido a esta frecuencia, los rayos solares que llegan a chocar con la pared de la gota, se reflejarán en ángulos distintos. Por esa razón, solamente uno de los rayos que pertenecientes a cada gota, será el que penetre en nuestros ojos, haciendo así que, veamos en ella un solo color. Y según el ángulo en el que se encuentre el sol junto a dichas gotas, como ya comentábamos anteriormente, hará que observemos ese color. De esa manera, veremos distintas tonalidades según el ángulo, donde la retina de nuestros ojos capte ese efecto de luz natural, siendo solamente un efecto, como veníamos mencionando.

Los colores que contiene un arcoíris

Este fenómeno de la naturaleza posee siete colores. Según las longitudes de onda del arcoíris, presentará un color u otro. Por ejemplo, en el caso del color rojo, se encontrará en la parte superior hacia el perímetro exterior de su arco. Esto es debido a que,  cuenta con un ángulo de refracción más pronunciado respecto a la comparación con los demás colores. O como ocurre en el caso del color violeta, el cual, está situado en la parte inferior o también denominado como el límite interno del arcoíris, porque su tendencia es a poseer un ángulo de refracción con una menor profundidad, respecto a los demás colores. Los colores que podemos apreciar en un arcoíris son fruto de la «descomposición de la luz» a través de un prisma. Porque en definitiva tan solo son gotas de lluvia, donde el sol juega un papel importante.

Conoce las abreviaturas de los colores:

Además, es importante destacar que los colores de un arcoíris se deben de observar de abajo hacia arriba, y sus respectivos colores son los siguientes: índigo, azul, amarillo, verde, naranja, violeta y rojo. Su abreviatura y orden de sus colores de aparición en el arcoíris es VIBGYOR. Donde la V coresponde al color violeta, la I a índigo, la B al azul, la G al verde; el amarillo a la Y, el naranja es la O y el color rojo finalmente corresponde a la R.

Tipos de Arcoíris

1.Arcoíris de niebla

A diferencia de otros arcoíris, este al apreciarse es casi completamente blanco, pero con el detalle de que en sus bordes se aprecien sus bordes de colores rojo y azul a pequeñas pinceladas. Suele observarse a través de un cuerpo de agua. Donde en un día nublado podamos divisar sobre el horizonte, hacia lo lejos una nube de tamaño pequeño o niebla, donde la luz perteneciente al sol casi no brille y presente los anteriores matices, anteriormente mencionados.

2.Arcoíris de reflexión

El proceso de creación de este tipo de arcoíris es complejo. Es por ello, que es uno de los más difíciles de apreciar. La luz se refleja gracias a un cuerpo de agua y posteriormente a través de las gotas. Podrían llegar a distinguirse una gran variedad de arcos distintos.

3.Arcoíris reflejado

Esto es posible una vez la luz del sol alcanzan las gotas y seguidamente, se refleja sobre un cuerpo sobre el agua. El reflejo del arcoíris sobre el agua se aprecia con una calidad débil.

4.Arcoíris gemelos

A veces, la naturaleza nos muestra lo más raro y lo más difícil de encontrar, y este es uno de esos casos. El origen de su «rareza» radica en las condiciones necesarias para crear este tipo de arcoíris, las cuales son muy específicas. Entre sus rarezas, respecto a otros de otro tipo es que  cuenta con dos arcos exactamente iguales, que cuenten con la misma intensidad en cuanto a sus colores,  cuyos puntos parten del mismo origen, pero que se se terminan separando. Es decir, acaban en distintos lugares. De cara a su existencia, la luz tiene que atravesar dos lluvias en distintos lugares. Donde, sus gotas posean diámetros diferentes: uno de aproximadamente de 0,45 milímetros y otro de 0,40 milímetros. De esta manera, esto provocará que el arcoíris comience en el mismo lugar de inicio, aunque posteriormente ambos se separen.

5.Arcoíris supernumerario

Un arcoíris supernumerario se forma dentro del arco principal, y se encuentra ligeramente despegado del mismo. Los colores que tiene se observan con un efecto más tenue de lo normal, y esto es debido a que las gotas de agua que lo conforma posee un diámetro muy pequeño, de aproximadamente un 1 milímetro. A juzgar por su forma,  es aquel que continúa su misma trayectoria.

6.Arcoíris monocromo

El arcoíris monocromo hace referencia a aquellos que cuentan con un solo color. Suelen aparecer en momentos concretos del día como puedan ser el amanecer o el atardecer del mismo. Esto es debido a que cuando las longitudes de onda de colores como el verde y el azul al disiparse puedan dar como resultado arcoíris donde prevalezcan solamente tonos rojizos.

7.Arcoíris lunar

Del inglés, con su traducción literal «arco de lluvia» o el conocido como moonbow con la traducción de «arcoíris lunar». Donde la luz de la luna también hace posible que tenga lugar un arcoíris. Es tan posible como raro apreciar este tipo de fenómenos bajo la luna. esto es debido a que la luz que emite la luna es menos notoria o reflectante como la solar. Así que, para poder ver dicho suceso tiene que estar en su fase de luna llena para poderlo apreciar en su gran resplandor, no hay otra alternativa.  Sobre la inmensa oscuridad a la que nos tiene acostumbrada la noche, podrían llegar a apreciarse de color blanco, pero de un blanco tenue. En este caso, se debe a las longitudes de onda no las distinguimos a través de nuestros ojos.

8.Arcoíris completo

Cierto es que todos los arcoíris son de un círculo completo, pero rara vez se encuentra en la posición exacta tanto el sol en el cielo con las mismas características que permitan la observación de su «mitad inferior». Estos arcoíris pueden ser dobles, pero escasean aún más que los anteriores completos.

9.Arcoíris de orden superior

Se conoce como arcoíris primario como uno que posee tan solo un solo arco.Mientras que el arcoíris secundario es aquel que está compuesto por por el primario y otro más al que acompaña. Así que un arcoíris de orden superior tiene aún más de estas composiciones y son estos los que pueden llegar a ser infinitos. Cuantos más arcos posea serán menos visibles ante los ojos de un ser humanos. Son muy escasos e incluso especiales.

10.Arcoíris doble

Este tipo de arcoíris posee a su vez otro similar, uno encima del otro. Donde uno de ellos luce colores brillantes que irradia el sol, mientras que el otro, cuando es observado se percibe con colores menos vivos o tenues.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Cultura

5 curiosidades de los petardos y la pólvora que no sabías

Publicado

en

curiosidades de los petardos
EFE/Kai Försterling/Archivo

Su olor inunda las calles de València estos días mezclándose con el olor del azahar, los chocolates, los buñuelos y el fuego. La ciudad del Turia huele a fallas y el aroma de la pólvora se respira en cada calle, porque ¿qué sería de las Fallas sin los petardos y los fuegos artificiales? Por eso, OFFICIAL PRESS te trae curiosidades sobre los petardos que seguramente no sabias.

Official Press te explica 5 curiosidades sobre los petardos que no sabías:

1. Para encontrar el origen de los petardos hay que viajar hasta China. Se cree que antes del nacimiento de Jesucristo los chinos descubrieron que al quemar bambú éste se expandía con el calor y producía un fuerte ruido que asustaba a los animales salvajes y a los hombres y mujeres no civilizados.

2. Precisamente es en China cuando en el siglo IX fue descubierta la pólvora. Como dato curioso hay que contar que su descubrimiento fue de pura casualidad. Un alquimista realizaba mezclas en busca de un elixir de la vida eterna, y lo que consiguió fue el huŏ yào(polvora)  cuya traducción literal es «medicina de fuego». Aunque unos siglos más tarde le encontraron una utilidad como arma en la guerra contra los japoneses y los mongoles, al principio el invento se utilizó para ahuyentar a los malos espíritus.

3. Los fuegos artificiales se extendieron hasta Arabia. Allí se siguieron utilizando como armamento de fuego. Los musulmanes llamaron a los cohetes «las flechas chinas».

4. Los bizantinos y los árabes la introdujeron en Europa alrededor del 1200. Italia fue el primer país donde se comenzaron a fabricar, vender y comprar petardos. Desde ese momento los petardos y fuegos artificiales comenzaron a tener una connotación festiva. Muchos reyes quedaron impresionados por estos espectáculos de luces y sonido. Incluso el Rey Jacabo II de Inglaterra llegó a nombrar caballero a su maestro pirotécnico.

5. La luna valenciana. Todos conocemos la expresión «Quedarse a la luna de València». Según la Real Academia Española, dicha locución se refiere al estado en el que se queda alguien cuando se ven frustradas las esperanzas de lo que deseaba o pretendía. Son muchas las teorías sobre el origen de esta expresión, pero lo que muchos no saben es que la luna tiene algo en común con la ciudad del Turia. La luna, como le pasa a València en fallas, huele a pólvora. Eso aseguran los tripulantes y astronautas del Apolo 16: que el suelo de la luna tenia olor a pólvora quemada. Ese dato ha sido corroborado por otros astronautas que también han estado en nuestro querido satélite.

 

Continuar leyendo