Síguenos

Valencia

Bravo recuerda que se aumentarán los controles en las Fallas

Publicado

en

València, 31 ago (EFE).- La consellera de Justicia, Interior y Administración Pública, Gabriela Bravo, y la de Sanidad Universal y Salud Pública, Ana Barceló, han mantenido este martes una reunión para coordinar el dispositivo de seguridad anti COVID-19 en los 18 municipios que celebrarán fiestas falleras a partir de mañana y han recordado que se incrementará el control de medidas anti-COVID y que la vacuna no exime de cumplir las normas.

Mientras la consellera de Justicia ha advertido de que las Fuerzas de Seguridad estarán «vigilantes» para evitar la celebración de fiestas no autorizadas y la proliferación de botellones, la de Sanidad ha insistido en que no hay que desprenderse de la mascarilla a la hora de compartir mesa y «espacios de confianza».

En el encuentro también ha participado la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, y mandos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, además de representantes de municipios donde se celebran actos falleros.

Gabriela Bravo ha asegurado que se ha alertado a los ayuntamientos para que «actúen de manera preventiva para evitar concentraciones» de personas sin medidas preventivas. De esta forma, el incremento de los efectivos policiales se destinará al control de los aforos, así como para evitar falta de medidas preventivas en los actos públicos y, sobre todo, la proliferación de botellones.

En este sentido, Gabriela Bravo ha asegurado que el Consell «confía en la responsabilidad y en la complicidad del mundo fallero, que se ha preparado con agentes COVID para que se cumplan las medidas acordadas en los protocolos y resoluciones de las autoridades sanitarias», porque «estas no van a ser unas fallas típicas y lo sabemos», pero «queremos ser ejemplo para celebrar estas fallas con responsabilidad».

Por su parte, la consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha señalado que «el hecho de tener administrada la pauta completa de la vacuna no significa que debamos dejar el 100% de nuestra protección a la misma, sino que tenemos que estar vigilantes y atentos para no descuidarnos».

Por ello, de cara a los próximos días festivos, Barceló ha manifestado que «debemos mantener las medidas de protección, la mascarilla, la distancia social y no relajarnos en estos días que vienen donde habrá una mayor interrelación social, ya que vamos a compartir mesa y espacios de confianza»; y ha insistido en «la importancia de no desprendernos de la mascarilla en esos ambientes más relajados, porque tenemos que protegernos y cuidarnos todos».

Bravo ha recordado que es necesario «extremar la precaución» y «cumplir a rajatabla las medidas de seguridad establecidas», en especial, en nueve de los 18 municipios que van a celebrar las fiestas falleras de 2020 aplazadas por la COVID-19.

En concreto, las localidades de Alcàsser, Burjassot, Quart de Poblet, Catarroja, Gilet, Xirivella, Torrent y València se encuentran en riesgo alto de incidencia de la pandemia mientras que Gandia está en riesgo extremo. En riesgo medio están Turís, Rocafort, Montcada, Mislata, Sagunt, Aldaia y Faura y, en riesgo bajo, Pego y Enguera.

Valencia

Las residencias valencianas recuperan los abrazos

Publicado

en

València, 17 sep (EFE).- Las residencias de ancianos de la Comunitat Valenciana recuperan desde este viernes el contacto entre residentes y familiares o allegados que acudan a visitarlos, después de que la Conselleria de Igualdad haya eliminado la obligación de guardar la distancia física en las visitas con algunas condiciones, como que ambos estén vacunados y el municipio del centro esté en situación de nueva normalidad.

La patronal de residencias Aerte ha destacado que, después de dieciocho meses, «los abrazos vuelven a las residencias», gracias a la publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana de una nueva resolución que regula el plan de actuación en las residencias y centros de día de mayores frente a la covid-19.

La resolución se adopta tras valorar la actual situación de la pandemia y teniendo en cuenta la necesidad de actualizar las medidas vigentes en los centros de mayores, por lo que se flexibilizan algunos criterios con el fin de tender a una normalización de la vida cotidiana de los residentes, aunque otros se mantienen.

El texto que entra en vigor este viernes introduce una nueva categorización de los centros, de forma que se considerará un centro residencial con alta cobertura cuando más del 80 % de los residentes y trabajadores hayan recibido la pauta de vacunación completa, mientras que por debajo de ese porcentaje será un centro con baja cobertura de vacunación.

Por lo que respecta a las visitas, elimina la necesidad de mantener la distancia de seguridad, siendo solo necesario el uso de mascarillas y medidas higiénicas generales, cuando el centro esté en un municipio en situación de nueva normalidad o nivel de alerta 1, residentes y visitantes tengan la pauta de vacunación completa, y el encuentro se produzca en un espacio abierto donde esté garantizada la ventilación, o en cerrados no compartido.

Sigue sin haber límite de familiares que acudan de visita al centro cuando el municipio esté en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2, aunque se mantiene la obligación de solicitar cita previa y de que los encuentros se mantengan preferiblemente en espacios abiertos.

Los centros en nivel de alerta 3 con una vacunación alta o completa podrán mantener las visitas de manera escalonada a lo largo del día de un familiar, tutor o allegado, o de hasta 3 personas convivientes, que podrán entrar juntas, siempre con cita previa y no más de una hora. Los centros con vacunación incompleta permitirán la visita de una única persona.

Los centros con una vacunación completa y los de alta cobertura de vacunación deberán reservar un 5 % de plazas para garantizar aislamientos y de esta forma prevenir brotes, mientras que los centros con baja cobertura de vacunación ese porcentaje será del 10 %. Como hasta ahora, se mantienen los grupos burbuja para permitir un mejor control y rastreo en caso de brote.

Respecto a las salidas de los residentes, los centros libres de covid y con vacunación completa de usuarios y trabajadores permitirán las salidas ordinarias de los residentes con vacunación completa hasta el nivel 3 de alerta, así como los centros con alta cobertura de vacunación y en situación de nueva normalidad, nivel 1 y 2.

La resolución establece que en los municipios que estén en situación de nueva normalidad, nivel de alerta 1 y 2, los residentes, independientemente de su grado de inmunización, podrán salir siguiendo el protocolo que establezca la dirección de la residencia.

Respecto a los nuevos ingresos, se continúan realizando siempre que el centro esté libre de covid-19 (sin brote ni sospecha de brote, o con brote cerrado). En centros con baja cobertura de vacunación y en nivel de alerta 3, solo se permitirán nuevos ingresos en centros libres de covid con carácter excepcional y de urgencia social.

La resolución establece que los usuarios no vacunados se integrarán individualmente en grupos burbuja de residentes vacunados, sin que pueda haber en la misma unidad convivencial otros residentes no vacunados.

Los trabajadores deberán utilizar en todo momento el equipo de protección individual cuando estén dentro del perímetro del centro, y los que no estén vacunados serán asignados a grupos burbuja de usuarios con pauta de vacunación completa, evitando entrar en contacto con quien no esté vacunado.

Por lo que respecta a los centros de día, todos los usuarios podrán acudir a los centros con alta cobertura o de vacunación completa y que sean independientes de centros residenciales, y los no vacunados se integrarán individualmente en grupos burbuja de usuarios vacunados.

En centros con baja cobertura de vacunación o incompleta pero que cuenten con una infraestructura que permita guardar las distancias de seguridad e higiene, todos los usuarios podrán asistir, y si no es posible mantener esta distancia se establecerán turnos rotatorios.

En cuanto a los centros de atención a personas mayores (CEAM y CIM), podrán realizar actividades y servicios de atención individualizada con un 75 % de su aforo en el nivel de alerta 1, y del 50 % en el 2. Solo actividades que requieran mesa y un máximo de seis personas por grupo, salvo en nueva normalidad.

En nivel de alerta 3, solo se podrán realizar las actividades o prestaciones individualizadas cuando la persona usuaria lo tenga prescrito.

Continuar leyendo