Síguenos

Sucesos

Condenado 21 meses un portero de discoteca por romper la muñeca a un cliente

Publicado

en

EFE/Morell/Archivo

Alicante, 6 abr (EFE).- El portero de una discoteca de Jávea (Alicante) ha sido condenado a un año y nueve meses de prisión por causar una lesión en la muñeca a uno de los clientes, de 18 años y al que apartó de las puertas del local agarrándolo por el cuello y por el brazo.

La agresión tuvo lugar el 3 de diciembre de 2017 cuando el acusado, que ejercía funciones como vigilante de seguridad, se dirigió a dicho cliente «guiado por el ánimo de menoscabar su integridad física» y lo desplazó hasta el otro extremo del paseo del Arenal de Jávea, en el que se encontraba el establecimiento, levantándolo del suelo.

Como consecuencia de los hechos, el joven sufrió una fractura de la muñeca derecha, por la que tuvo que ser intervenido mediante la colocación de dos tornillos. Su curación requirió 520 días y, además, sufre secuelas de modo que solo puede realizar movimientos mínimos en la mano lesionada.

Dictada por un tribunal de la Sección Décima de la Audiencia, la sentencia considera al procesado autor de un delito de lesiones en concurso con otro de lesiones por imprudencia, tras el acuerdo de conformidad alcanzado entre las partes en el inicio del juicio.

La Fiscalía y la acusación particular, ejercida por el joven agredido solicitaban inicialmente una pena de cuatro años y medio de privación de libertad para el acusado, además de una indemnización que oscilaba entre los 51.940 euros reclamados por la acusación pública y los 84.830 solicitados por los abogados del perjudicado.

Finalmente, el importe ha quedado reducido a los 39.292 euros, estableciéndose que debía responder por ella de manera directa la compañía aseguradora contratada por la empresa gestora de la discoteca.

En el acto del juicio, la aseguradora se opuso a asumir la cuantía de dicha compensación. No obstante, el tribunal ratifica que «el seguro cubre, entre otros, los daños y perjuicios causados por el asegurado a consecuencia directa de la actuación de sus empleados en el desempeño de su cometido laboral, sin que el riesgo realizado en el caso de autos figure expresamente excluido de la póliza».

El fallo impone al acusado la pena pactada de un año y nueve meses de prisión, que queda en suspenso durante dos años con la condición de que el condenado no incurra en un nuevo delito. Además, establece que la aseguradora deberá abonar la indemnización.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sucesos

La Guardia Civil salva a un hombre de ser atropellado por un tráiler en la A-7

Publicado

en

València, 2 ago (EFE).- Dos agentes de la Guardia Civil de Picassent salvaron a un hombre, que se encontraba en el arcén de la autovía A-7 en dirección a Tarragona al averiarse su coche, de ser atropellado por un tráiler.

Según ha informado este lunes la Guardia Civil, los hechos sucedieron el pasado sábado, a las 05:10 horas, en el kilométrico 346,800 de la A-7, cuando los agentes acudieron a auxiliar al hombre, tomando las medidas de seguridad y señalización pertinentes.

Mientras los dos agentes se encontraban junto al ciudadano se percataron de que un tráiler se dirigía directos hacia ellos, alertaron al hombre y los tres saltaron por encima del quitamiedos hacia la cuneta y rodaron por una ladera de unos 15 metros.

El camión articulado colisionó en primer lugar con un lateral derecho del vehículo oficial de la Guardia Civil y, a continuación, con el turismo.

Los dos agentes y el ciudadano, un hombre de 56 años y de nacionalidad española, fueron trasladados al hospital 9 de Octubre y al General, respectivamente, con lesiones leves.

El conductor del tráiler, un hombre de 41 años y de nacionalidad española, salió ileso del accidente y señaló a la Guardia Civil que se había despistado en la carretera y no vio el coche señalizado.

El punto kilométrico 346,800 de la autovía A-7 con dirección a Tarragona-Algeciras, en el que ocurrió el accidente, en el término municipal de Picassent, es un tramo de tres carriles para su sentido de la marcha, recto, seco y limpio y con buena visibilidad, han indicado las mismas fuentes.

La Guardia Civil recuerda la recomendación de la máxima precaución en circulación, sobre todo en las carreteras principales y autovías, y en situación de avería o accidente, dentro de lo posible, los ocupantes deben esperar a los servicios de emergencia al otro lado del quitamiedos, de esta forma, se correrá el menor riesgo posible.

Continuar leyendo