Síguenos

Salud y Bienestar

¿Cuándo dejan los niños de ir al pediatra?

Publicado

en

Desde su nacimiento, cuando un niño enferma debe acudir al pediatra. También es necesario que cumpla con un calendario obligatorio de vacunaciones y acuda a sus revisiones periódicas. Todos estos controles son obligatorios tras pasar diez días desde el nacimiento del bebé.

Los chequeos se deben dar de forma periódica hasta que el niño cumpla su primer año de vida. Después, tendrá otra revisión al año y medio y la siguiente al cumplir los dos años. En el futuro, siempre que no presente ninguna condición grave, solo será necesario un chequeo cada dos años hasta cumplir los catorce. Esta es la edad hasta la que, en teoría, un niño tendría que ir al pediatra. Ahora bien, dado que es normal que a los padres les surjan dudas sobre pediatría, siempre es aconsejable acudir al médico y resolver cualquier inquietud acerca de la salud del niño.

Si presenta síntomas que hagan sospechar de alguna enfermedad, ya sea a nivel físico o mental, será el pediatra quien se encargue de efectuar las revisiones necesarias. Aunque en circunstancias normales los niños pasan del pediatra al médico de cabecera a los catorce años, esta fecha puede variar si el pediatra lo considera oportuno, al igual que dependiendo de la comunidad autónoma en que se encuentra empadronado.

En el caso de que niño sea atendido por la sanidad privada, la edad límite puede variar en función de la póliza de seguros contratada. Por norma general, la fecha varía de los catorce a los dieciséis años. En caso de enfermedad grave, puede llegar a ampliarse hasta un máximo de dieciocho años. Hasta esa edad, solo serán atendidos por un pediatra quienes precisen de hospitalización o padezcan enfermedades crónicas o severas.

QUÉ HACER SI UN ADOLESCENTE QUIERE CAMBIAR DE MÉDICO

La ley española no contempla la mayoría de edad hasta los dieciocho años. La pubertad es la época de tránsito en la que los adolescentes necesitan privacidad y pueden tener dudas acerca de su sexualidad u otras cuestiones que quieran tratar con un médico sin la presencia de sus padres. En estos casos, lo más aconsejable es que dejen a sus hijos entrar a solas en el consultorio para hablar con su médico. Si tu hijo adolescente no se encuentra a gusto con su médico de cabecera, ayúdale solicitando que se encargue de su salud otro médico que pueda tratarle con mayor confianza.

A la hora de cambiar de facultativo, ten en cuenta su capacitación médica especializada, sus horarios de atención y su disponibilidad en las citas.  Pero lo fundamental y lo más importante es que tu hijo se sienta a gusto con su médico de cabecera. Para ello también es aconsejable preguntar a amigos o familiares que vivan en la zona si les recomiendan algún doctor o doctora.

Es altamente recomendable preparar al adolescente para que vaya aprendiendo a solicitar y programar sus citas médicas y a llevar sus propios registros. Cuanto más autosuficiente sea el adolescente, más más eficaz y satisfactorio será el tránsito.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

El programa de prevención de cáncer de mama ha detectado cerca de 19.600 tumores en 29 años

Publicado

en

El Programa de Prevención del Cáncer de Mama (PPCM) tiene como objetivo principal la reducción de la mortalidad por este cáncer a través de la detección precoz de lesiones que aún no han manifestado síntomas -y por tanto, susceptibles de tratamientos más conservadores, con menos efectos secundarios y acompañados de un mayor aumento de la supervivencia de las mujeres que las padecen.

Es el tumor con la supervivencia más alta en mujeres, ya que se estima en un 86% a los cinco años del diagnóstico y , la mortalidad por esta causa ha descendido un 28% en la Comunitat Valenciana desde la implantación del programa.

Desde su inicio en 1992 hasta diciembre de 2020, se han realizado más de 4,7 millones de estudios mamográficos y se han detectado cerca de 19.600 cánceres, la mayoría en estadios precoces.

En cuanto a la participación de la población diana (mujeres de 45 a 69 años) es superior al 71% y la tasa de adhesión al programa (o mujeres que acuden con regularidad) es cercana al 90%.

Por su parte, la tasa de detección se ha ido incrementando a lo largo del tiempo, en parte por la mejora del proceso diagnóstico, la precocidad diagnóstica (valorada a través de porcentaje de casos diagnosticados en estadio 0 y I, que se sitúa alrededor del 65%) y la evolución del tratamiento conservador (cercano al 90% de los cánceres diagnosticados).

Cerca de 750.000 mujeres son citadas cada dos años

Cerca de 750.000 mujeres, entre 45 y 69 años, son citadas al programa cada dos años para la realización de un estudio mamográfico bilateral de las mamas. Las imágenes son leídas y clasificadas por dos radiólogos expertos en lectura mamográfica de cribado de cáncer de mama. Para desarrollar el programa, la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, dispone de 24 Unidades de Prevención de Cáncer de Mama (UPCM), y 5 de ellas disponen de dos equipos (turnos de mañana y tarde).

Mamógrafos digitales

Desde el año 2018, todas las UPCM disponen de mamógrafos digitales. El programa se ha adaptado a los nuevos avances tecnológicos renovando el equipamiento para la imagen digital: estación de almacenamiento; estación de lectura; integración con la aplicación informática del programa (SIGMA); migración y almacenamiento en grandes repositorios de imágenes en el sistema de Gestión de Imagen Medica Digital (GIMD), que facilita la disponibilidad desde otros puntos de trabajo de la lectura y clasificación del estudio mamográfico a distancia y con mayor calidad de imagen con menor dosis impartidas a las mujeres.

Las últimas adquisiciones de mamógrafos han incluido la ampliación a la mamografía 3D (tomosíntesis),  disponiendo actualmente de 10 mamógrafos que permitirán en breve la implementación de esta tecnología.

Continuar leyendo