Bloggers

Día de Todos los Santos: Ritual para Halloween

JUAN RODRÍGUEZ

 

 

 

 

Se acercan los días 1 y 2 de noviembre, fechas dedicadas a las personas que ya fallecieron. Son días de costumbres y rituales en los que solemos recordar a nuestros seres queridos.

Como dicen “Hay tantas costumbres como personas y familias, cada una con su forma particular de mantener ese vínculo”. Todos esos rituales, de alguna forma, nos ayudan a sentirnos más cerca de las personas que tanto quisimos y continuamos queriendo. Porque al amor, el tiempo le da risa…

Algunas personas suelen visitar el cementerio donde reposan los restos de sus familiares y amigos, llevándoles ramos de flores, arreglando las sepulturas y nichos, rezando o, simplemente, recordando tiempos pasados en silencio. Otros, regresan a aquel lugar especial donde depositaron sus cenizas y rememoran el momento de la despedida; los católicos suelen ir a las misas conmemorativas que se celebran esos días, tanto en las iglesias como en los cementerios. Y también hay mucha gente que prefiere pasar ese día como cualquier otro, sin hacer nada especial.

Para los más pequeños, la fiesta empieza la noche del 31 de octubre con la celebración de La noche de Halloween, o víspera de Todos los Santos) recorriendo las calles del barrio con sus “terroríficos” disfraces y jugando a “Truco o Trato” con los vecinos, y en las calles se respira un ambiente festivo, con los típicos mercadillos callejeros y ferias otoñales, y el inconfundible olor a boniatos y castañas recién cocidas.

También es tradición comprar los dulces típicos que se hacen en las diferentes regiones del país: Los buñuelos de viento rellenos de crema, nata, chocolate o café; los huesos de santo, una masa de mazapán alargada rellena de yema de huevo dulce o mermelada; o los famosos panellets, de múltiples formas y sabores.

Pero el motivo central de estas fechas es el recuerdo de los que ya no están. Para algunas personas, especialmente las que han sufrido recientemente la pérdida de un ser querido, son momentos especialmente difíciles, pues se enfrentan de nuevo al inmenso dolor de la pérdida. Por tanto, es importante que vivan esos días como les dicte el corazón, sin obligarse a hacer cosas que no se siente preparados para hacer. Tiempo habrá por delante para ir aceptando e integrando la perdida en sus vidas. Sin embargo, aquellos que han hecho ya su duelo, viven esas fechas con más tranquilidad, e incluso con alegría, recordando las experiencias y anécdotas vividas con sus seres queridos y celebrando el hecho de haber formado parte de sus vidas.

Ritual para Halloween
Poner tres velones típicos con el recipiente de plástico haciendo un triángulo y en el centro de los tres velones ponéis una foto de las personas fallecidas. Les pedís que en el plano espiritual que sigan cuidando y protegiendo a toda la familia.

Y también podéis poner un ritual en un plato grande con 4 velas de colores formando una cruz. Arriba una vela de color blanca, abajo una vela de color negro, y a la izquierda y a la derecha una vela de color rojo y fuera del plato ponéis la foto.

Este ritual os limpiará y os protegerá de las energías negativas. Y estos seres queridos descansarán en paz y estarán en la luz. Y los restos de cera los tiráis junto con el plato a un contenedor lejos de vuestra casa y lejos de vuestro trabajo porque al limpiar las energías negativas es mejor sacar y tirar los restos lejos de vuestra casa y lejos de vuestro trabajo.

Tags

Artículos relacionados

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close
A %d blogueros les gusta esto: