Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Educación y comunidades autónomas estudiarán el día 25 la vuelta al colegio

Publicado

en

vuelta al cole 2021
EFE/EDUARDO PALOMO/Archivo

Madrid, 16 ago (EFE).- El Ministerio de Educación se reunirá el próximo día 25, miércoles, con las comunidades autónomas para ajustar el protocolo anticovid en vigor durante el curso 2021-2022.

Según han explicado a EFE fuentes del Ministerio que dirige Pilar Alegría, la idea es aplicar el protocolo aprobado en mayo junto a Sanidad, con unas pequeñas modificaciones que se introdujeron el 29 de junio.

El próximo curso se mantendrán la mascarilla desde los 6 años y los grupos «burbuja» hasta los 12 años y la distancia podrá pasar de 1,5 a 1,2 metros.

Con esto último, se permite a las comunidades aumentar el número de alumnos por aula y regresar a las ratios prepandemia (cuando se desdoblaron clases), pudiendo en consecuencia prescindir de «profesorado covid» de refuerzo contratado el curso anterior.

El documento plantea escenarios en función del nivel de alerta en cada territorio: 1 y 2 (nueva normalidad, menos de 50 casos por 100.000 habitantes) y 3 y 4 (de 150 a 250 casos por 100.000 habitantes y más de 250 casos).

Las medidas tendrán «un seguimiento constante desde el inicio de curso por si fuera necesario implementar nuevas», han añadido las mismas fuentes ministeriales.

Al igual que la última sectorial en la sede de Educación, la reunión tendrá carácter presencial y los consejeros autonómicos del ramo que no puedan trasladarse a Madrid se conectarán de modo telemático.

De acuerdo con dicho protocolo anticovid aprobado hace unos meses, los centros educativos se mantendrán abiertos durante todo el curso asegurando los servicios de comedor.

Se garantizará la máxima presencialidad para todos los niveles y etapas al menos en el escenario de nueva normalidad, nivel de alerta 1 y 2, y en los umbrales 3 y 4.

Si de modo excepcional no se pueden cumplir las medidas, se podría pasar a semipresencialidad sólo a partir de 3º de la ESO.

En Educación Infantil (3-6 años) habrá grupos de convivencia estable, aunque en 5º y 6º de primaria se podrán conformar como grupos burbuja o manteniendo la distancia de 1,5 metros, con posibilidad de reducir a 1,2 metros.

En las aulas de Secundaria habrá que mantener 1,5 metros de distancia aunque se puede flexibilizar a 1,2 metros en el escenario de baja transmisión. En 3º y 4º curso, en los niveles de alerta 3 y 4, habría que implantar el metro y medio de distancia u optar por las clases al aire libre.

De manera excepcional se pasaría a semipresencialidad en estos dos últimos cursos de Secundaria.

En Bachillerato y Formación Profesional habrá una distancia dentro de clase de 1,5 metros, pudiéndose reducir a 1,2 metros si hay baja transmisión.

En relación con el uso de la mascarilla, será obligatorio a partir de 6 años con independencia de la distancia o la pertenencia a un grupo de convivencia estable.

En actividades al aire libre controladas en las que el alumnado respeta los 1,5 metros, se podrá valorar no usar la mascarilla durante esa actividad, sujeto a su vez a la evolución de la situación.

El curso 2020-21 acabó con el 99,9 % de las aulas abiertas y ninguna semana desde su inicio superó el 2 % de las clases cerradas.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

PORTADA OFFICIALPRESS

Sánchez se compromete en València a poner fin a la reforma laboral y a la ley mordaza

Publicado

en

(EFE/OP).- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha comprometido este domingo a poner «punto y final» a la reforma laboral y a la ley mordaza, unas normas «impuestas» por el PP sin buscar el consenso con la oposición.

En su intervención en la clausura del 40 Congreso Federal que el PSOE ha celebrado en València, el presidente ha recogido el guante lanzado el día anterior por los máximos dirigentes de los sindicatos UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente, que reclamaron la derogación de la reforma laboral.

Abanderado de la socialdemocracia

Sánchez se ha reivindicado este domingo como heredero y continuador de la tarea de Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero y como abanderado de un proyecto socialdemócrata que ha asegurado que goza de una «salud de hierro» frente a quienes auguraban su final.

Sánchez ha centrado en la defensa de la socialdemocracia su intervención de una hora en la clausura del congreso, que le ha aclamado como líder del partido y ha avalado su nueva Ejecutiva.

Un congreso en el que se ha homenajeado a Alfredo Pérez Rubalcaba y en el que la mayoría de dirigentes ha calificado como el de la unidad tras dar por superadas diferencias internas y contar con la presencia de González y Zapatero.

A ellos se ha referido en numerosas ocasiones Sánchez en su intervención para resaltar los avances sociales que impulsaron y de los que él se considera continuador porque ha afirmado que va a seguir modernizando el país tal y como ellos también hicieron.

Lo hará de la mano de la socialdemocracia, un proyecto que ha recordado que cuando asumió en 2014 el liderazgo del PSOE, a derecha e izquierda se proclamaba su final y que el partido iba a caer en la irrelevancia e iba a haber un ‘sorpasso’ por parte de Podemos.

«En estos seis años seguro que he cometido errores, pero mirando alrededor siento que hemos conseguido entre todos lo esencial, y es que está aquí vivo ese proyecto de progreso y de justicia social que se llama socialdemocracia», ha añadido.

Por ello ha apostillado que «la socialdemocracia que algunos dieron por liquidada, goza de una salud de hierro».

Esa socialdemocracia es la que él cree que cambia de verdad la vida de los ciudadanos y lo hace con persuasión y no con gritos y «llamaradas de cólera».

También opina que ha sido la clave que ha permitido la salida a la crisis provocada por la pandemia del coronavirus.

«Frente a la socialdemocracia no hay ninguna idea fuerte y cuando no hay alternativa se recurre al insulto, las descalificaciones y la violencia verbal», ha lamentado.

Una oposición contra el sistema, no contra el Gobierno

Esa reflexión le ha llevado a alertar de que el objetivo de la ultraderecha es quitar poder a las instituciones democráticas, un riesgo que ha asegurado que existe en España.

«En nuestro país -ha advertido- esas corrientes están calando y contaminan a la derecha tradicional, que está acomplejada, desconcertada y desorientada».

En esa línea ha recalcado, en alusión al PP: «Es una oposición al sistema, no al Gobierno. Critican y cuestionan la existencia misma de un Gobierno democrático (…) La democracia solo les vale si ellos gobiernan».

Los mismas criticas que recibieron González y Zapatero cuando gobernaban ha afirmado que las recibe él ahora, como las que cuestionan su compromiso con España.

«Pero si hay un partido que ama a España, ese es el PSOE», ha asegurado Sánchez, quien ha afirmado que el patriotismo se expresa más claramente en el IRPF que en los insultos que recibió en los actos del pasado 12 de octubre en Madrid.

Pese a las críticas de que quiere «romper España», ha garantizado que persistirá en el diálogo con Cataluña. «Cuando otros se hayan cansado de odiar -ha subrayado-, nosotros seguiremos trabajando por la convivencia».

También ha aludido al uso que cree que hace la derecha del terrorismo (cuando se van a cumplir diez años del fin de ETA) para recalcar que con esa actitud lo que hace es «degradarse».

El presidente del Gobierno ha considerado que el PSOE es un partido «imprescindible para la suerte de España» y unido, y después de que González le pidiera este sábado que estimulase las opiniones críticas en su seno, ha afirmado que se trata de una formación «abierta, plural y que debate en libertad».

De la misma forma y ante el escaso éxito de las formaciones verdes en España, ha interpretado que es consecuencia de que el partido ecologista y feminista en España «se llama PSOE».

Una nueva Ejecutiva con cuatro valencianos

La nueva Ejecutiva socialista ha sido avalada en el 40 Congreso con el 94,94 % de apoyos, un respaldo superior a las de 2017 (70,5 %) y 2014 (88,1 %).

Con 42 miembros, se trata de una dirección rejuvenecida -47 años de media-, mayoritariamente femenina y con representación de todos los territorios del Estado. En ella hay cuatro valencianos: la ministra Diana Morant, el conseller Arcadi España, la alcaldesa de Castelló, Amparo Marco, y la diputada por Alicante Patricia Blanquer.

Los 1.077 delegados con derecho a voto del cónclave también han votado este domingo el Comité Federal -máximo órgano entre congresos- y el Comité de Ética y Garantías, que aplica la disciplina interna y dirime los conflictos en su seno.

En el Comité Federal, que presidirá la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón, destaca la presencia de la exvicepresidenta, Carmen Calvo, y del exsecretario de Organización, José Luis Ábalos, que salieron del Gobierno en la remodelación del pasado mes de julio.

Otra exministra, Maria Luisa Carcedo, será la encargada de pilotar el Comité de Ética y Garantías.

 

Continuar leyendo