Síguenos

Deportes

El Levante de Morales hiere al líder (Atlético de Madrid 0-2 Levante)

Publicado

en

Madrid, 20 feb (EFE).- Sin la pegada de meses precedentes ni la firmeza defensiva de toda la era Simeone, el Atlético de Madrid es un líder hoy en duda, herido este sábado por el Levante y José Luis Morales para agitar la Liga en la misma medida que decae el equipo rojiblanco, que permitió el 0-1, reaccionó demasiado tarde y recibió el 0-2 de Jorge de Frutos cuando Jan Oblak subió al remate final.

No hay mejor ni peor síntoma que los resultados. El bloque de Diego Simeone ha pasado de lo primero a lo segundo con una rapidez imprevista. De sus 16 victorias en 19 jornadas a la única que ha festejado en cuatro citas, empatado por el Celta y por el propio Levante y superado por éste en el Wanda Metropolitano. No caía allí el Atlético desde hace 27 partidos. Desde diciembre de 2019. Quizá no mereció perder, pero lo hizo. Y eso desata la inquietud.

Son seis puntos sobre el Real Madrid y nueve, con un partido más, sobre el Barcelona. Hubo Liga antes y la hay ahora, entre otras cuestiones porque la caída defensiva del Atlético es visible. Su estructura, no hace mucho inaccesible, es más vulnerable que nunca en la era Simeone. Oculta en los últimos tiempos por su efectividad ofensiva, no hay evidencia más clara que el partido de este sábado.

La primera ocasión del Levante lo ratificó, con la pérdida de balón en la esquina del área contrario del irreconocible Lodi; el pase largo cruzado y el duelo Morales-Oblak. El fallo del futbolista -cruzó demasiado su tiro- tampoco disimuló el problema evidente del Atlético: a la media hora entregó otra ventaja a su oponente.

Son demasiadas veces ya. En cinco de los últimos seis partidos, el Atlético recibió primero el gol de su oponente. Y eso, en estos tiempos, en partidos tan comprometidos como ahora, aún en el margen que se ha ganado su liderato, es una concesión impropia de un equipo que pretende ganar la Liga, porque la distancia no es eterna ni es suficiente, menos aún al ritmo que pone en apuros sus encuentros. Ni porque a nadie le da para remontar y para ganar todos los días.

Es cierto que el Levante ofreció una oposición certera, minimizó a su adversario y su orden, su plan y su salida al contragolpe funcionaban como lo había planeado Paco López, pero también que sin la concesión del Atlético nada habría sido igual como fue el 0-1 a la media hora, facilitado por Kondogbia -blando en un cruce que no admite términos medios al borde del área- y anotado por Morales.

No resultó extraño. No porque el Levante hubiera surgido mucho más por el marco de Oblak, sino porque cada vez que lo hacía incidía en la alarma permanente que siente últimamente el Atlético cuando defiende su portería. Son diez goles ya en las últimas siete citas de la Liga. En las 16 anteriores encajó seis. Ni siquiera el doble rebote del gol -en Felipe y Hermoso- lo sirve de excusa al Atlético, que tampoco es lo que fue en ataque. Sobre todo no es tan efectivo.

En todo el primer tiempo, apenas contó en el otro área una volea de Luis Suárez, un trallazo de Giménez, un tiro de Hermoso o algún testarazo. Nada muy complejo para el portero Dani Cárdenas, inesperado titular en el Wanda Metropolitano. Ni nada muy prometedor para el Atlético, que siente unas dificultades que antes, hace un par de meses, doblegaba con la contundencia de su fútbol, no sólo con la rotundidad de su pegada, de la que vive ahora el líder.

Ahí, algunas decisiones de Simeone -o algunas bajas- influyen de forma determinante en las últimas citas. Marcos Llorente es esencial en el Atlético, pero mucho más por el medio o en el ataque que como improvisado carrilero, donde volvió a proponerle Simeone en el once. Lo rectificó, como otros aspectos. Y el cambio es indiscutible, como también lo fue cuando acercó a Joao Félix a la portería contraria.

Hasta entonces, al portugués no se le vio, en esa pelea que tiene con la elección correcta muchas veces de la jugada apropiada en el momento exacto, pero también enjaulado en las exigencias tácticas; a Correa menos aún, relegado por momentos a toda la banda derecha, cuando no parece el futbolista más acorde para esa misión; y Luis Suárez no dispuso de ninguna ocasión de verdad en 50 y tantos minutos…

Hasta que el delantero uruguayo estrelló un lanzamiento de falta en el poste, hasta que entre él, Marcos Llorente y Joao Félix relanzaron el partido y a su equipo para dirigirlo más cerca del gol. Fue entonces cuando el portugués falló lo que no se debe fallar dos veces, aunque una con la atenuante de la parada de Cárdenas, y fue entonces cuando el Levante tuvo más dudas que nunca. Le faltó pegada. Y cayó por 0-2 en el minuto 94, en un lanzamiento lejano de Jorge de Frutos con Jan Oblak en el otro área. La Liga exige más.

– Ficha técnica:

0 – Atlético de Madrid: Oblak; Llorente, Felipe, Giménez (Lemar,m. 54), Hermoso, Lodi; Kondogbia (Torreira, m. 60), Koke (Moussa Dembélé, m. 74); Correa (Ricard, m. 60), Joao Félix; Luis Suárez.

2 – Levante: Cárdenas; Coke (Son, m. 71), Vezo, Duarte, Rober Pier, Toño (Clerc, m. 71); Malsa, Bardhi; Rochina (De Frutos, m. 62), Morales (Vukcevic, m. 80); Sergio León (Dani Gómez, m. 62).

Goles: 0-1, m. 30: Morales. 0-2, m. 94: De Frutos.

Árbitro: Melero López (C. Andaluz). Amonestó a los locales Lemar (m. 70) y Koke (m. 70), y a los visitantes Ruben Vezo (m. 36) y Cárdenas (m. 68).

Incidencias: partido correspondiente a la vigésima cuarta jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Wanda Metropolitano sin público.

Iñaki Dufour

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Deportes

Parejo, de penalti discutido, agua la fiesta del Athletic en el minuto 94 (1-1)

Publicado

en

Última hora del Villarreal CF
El centrocampista del Villarreal, Dani Parejo,marca de penalti durante el encuentro correspondiente a la jornada 31 de primera división que Athletic Club y Villarreal disputan hoy domingo en el estadio de San Mamés, en Bilbao. EFE / Miguel Toña.

Sigue desde Official Press Deportes la última hora del Villarreal CF:

Última hora del Villarreal CF:

14 abr (OFFICIAL PRESS-EFE).- Dani Parejo, al transformar un penalti muy discutido por mano de Yuri Berchiche, aguó la fiesta del Athletic Club en el minuto 94 de un partido ante el Villarreal en el que el equipo bilbaíno se veía con los tres puntos y siguiendo a la estela de los puestos de liga de Campeones.

El tanto de Parejo, muy bien ejecutado y con su equipo en inferioridad numérica toda la segunda mitad, igualó el de Oihan Sancet pasada la hora de partido. Un buena combinación iniciada por Ander Herrera y continuada por Gora Guruzeta, que dejó el balón de cabeza a su compañero.

El de Parejo fue el segundo penalti pitado a favor del Villarreal, para el que Gerard Moreno mandó al palo el primero en el minuto 10.

También vio sendos penaltis la grada de San Mamés en dos agarrones en el área a Sancet y Nico Williams, el primero muy protestado por el centrocampista internacional y el segundo por toda la grada como pocas veces se ve en ‘La Catedral’.

Los dos puntos que se le volatilizaron en el añadido dejan al Athletic más lejos de las plazas ‘Champions’, en las que el Atlético de Madrid, cuarto, le aventaja en cuatro.

Con el punto sumado, el Villarreal mantiene las esperanzas de llegar a una posición europea que tiene a un mínimo de cinco puntos.

De salida, Valverde jugó con todo. El equipo titular, incluido Yuri Berchiche, que había tenido que ser relevado en la prórroga de la final de Copa por unas molestias musculares. Y también Vesga, que salió en la segunda mitad de la final y llegaba algo tocado al encuentro de este domingo.

Marcelino recuperó el 4-4-2 y el equipo con el que había enganchado nueve partidos sin perder antes de caer en la jornada anterior con el Atlético de Madrid en La Cerámica.

Arrancó el Athletic con ánimo de llevar el dominio del juego y lo consiguió en los primeros minutos, en los que Yuri probó a Jorgensen con un tiro lejano que el meta danés despejó como pudo.

Pero el Villarreal no quería estar solo de invitado en la fiesta local y se animó a responder con una larga jugada de ataque que terminó con un disparo desviado de Gerard.

Aunque Alex Baena se quejó de un pisotón que sí se vio en el VAR, que pidió a Cuadra Fernández que revisase la jugada en el monitor. El pisotón de Prados era muy claro, por ende el penalti también, y Gerard mandó el lanzamiento desde los 11 metros a un palo. Cogió el internacional su propio rechace y lo embocó entre los tres palos. Lo que invalidó el tanto.

Williams remató de cabeza un centro de De Marcos y el conjunto amarillo insistió sobre la meta de Simón con otra gran ocasión de Baena, cuyo disparo claro de gol bloqueó Vivian entre la algarabía de la grada, que seguía con la fiesta de la semana.

Se frenó un tanto el alocado partido llegado el cuarto de hora y, aunque se sucedían las llegadas, no hubo ya muchas ocasiones al descanso. Las más importantes, una de Williams tras pase picado de Prados en la que se señaló fuera de juego pero probablemente hubiese validado el VAR de no haberse interpuesto Jorgensen.

Un disparo de Traoré bloqueado por Yuri y un remate al aire de Guruzeta, a centro raso de De Marcos que casi introduce en su propia portería Albiol en su despeje a córner, cerró lo más llamativo del primer tiempo.

Una segunda amarilla a Comesaña, por un pisotón a Prados, le puso el choque cuesta arriba al Villarreal a los 30 segundos de la continuación. Lo que derivó en pequeño asedio local en el que Sancet pidió desaforadamente un penalti por agarrón de Albiol que el árbitro no consideró suficiente para decretar el máximo castigo.

Más se enfadó San Mamés por otro agarrón, de Pedraza a Nico Williams si acaso aún más aparatoso, que Cuadra Fernández tampoco consideró suficiente.

Se tornó el duelo en un monólogo rojiblanco al principio infructuoso. Lo que llevó a Valverde a meter a Herrera en el campo. Por contra, Marcelino quitó a Gerard para fortalecer la defensa con Pedraza.

Le salió bien al ‘Txingurri’, ya que de las piernas del ex del PSG nació el primer tanto. Un balón cruzado al área que Guruzeta, de cabeza, devolvió al punto de penalti y Sancet, en su llegada al área y con un remate no sencillo, batió a Jorgenson.

Los cambios y cierto aturullamiento de los dos equipos trabaron un poco un choque en el que empezó a aparecer Simón para evitar disgustos en complicaciones que se buscaba su equipo.

Como una cesión fuerte de Yuri o un balón largo a Ilias en el que estuvo muy atento, o a un disparo de Ilias ya en el minuto 90.

Con lo que no pudo el meta titular de la selección española fue con el penalti de Parejo, muy bien ejecutado.

– Ficha técnica:

1 – Athletic Club: Unai Simón; De Marcos, Vivian, Paredes, Yuri; Prados (Dani García, m.70), Vesga (Herrera, m.55); Iñaki Williams, Sancet (Munian, m.76), Nico Williams (Berenguer, m.70); y Guruzeta (Villalibre, m.76).

1 – Villarreal: Jorgensen; Femenía, Albiol, Yerson Mosquera, Alberto Moreno (Guedes, m.68); Traoré (Ilias, m.68), Parejo, Comesaña, Alex Baena; Gerard (Pedraza, m.55) y Sorloth.

Goles: 1-0, m.66: Sancet. 1-1, m.94: Parejo, de penalti.

Árbitro: Guillermo Cuadra Fernández (Comité Balear). Expulsó a Comesaña, en el minuto 46, por doble amonestación (m.34; m.46), y a Sergio García, hijo de Marcelino y miembro del cuerpo técnico amarillo. Además mostró tarjeta amarilla a los locales Prados (m.10), Iñaki Williams (m.31) y Yuri (m.94), y al visitante Albiol (m.34).

Estadio: Partido correspondiente a la jornada 31 de LaLiga EA Sports disputado en un San Mamés casi lleno ante 50.061 espectadores. Entre ellos unos centenares de seguidores visitantes. El Villarreal y los campeones de 1984 hicieron pasillo de honor al Athletic por su reciente título de Copa del Rey el fin de semana pasado en Sevilla.

Ramón Orosa

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo