Síguenos

PORTADA OFFICIALPRESS

Fernando Simón justifica la celebración del 8-M: «No es lo mismo estar debajo de un paso de Semana Santa que en una manifestación de 500 personas»

Publicado

en

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, se ha mostrado favorable a que se lleven a cabo manifestaciones por el 8 de marzo, Día de la Mujer, «siempre que se tomen las medidas de precaución adecuadas» aunque ha apostillado: «Si se pueden evitar agrupamientos grandes de personas, mucho mejor».

En relación a la Semana Santa, Simón ha precisado que «la forma de relacionarse también cambia en función de la razón por la que se juntan». «No es lo mismo estar debajo de un paso de Semana Santa, que pesa más de mil kilos, transportado por muchas personas que en una manifestación de 500 donde se pueden mantener las distancias», ha señalado.

Sobre las manifestaciones del 8-M, ha aclarado: «Sé que esto no va a gustar en algunos sectores, pero hay alternativas que pueden satisfacer las necesidades de todos. Si se mantienen las medidas adecuadas de control de riesgo en cualquier ámbito, se disminuyen. Dicho esto, si se pueden evitar los agrupamientos grandes de personas, mucho mejor. Y desde luego, por favor, que no vaya nadie con síntomas».

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, también ha señalado que el plan de medidas de cara a Semana Santa «debe ser muy cuidadoso» y no pueden ser todas comunes para todo el territorio porque las situaciones son muy diferentes entre comunidades.

En una rueda de prensa acompañado de la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, el epidemiólogo ha señalado que predecir cómo será la situación para entonces «es muy complicado», aunque todo apunta a que en los próximos días la incidencia acumulada va a seguir bajando, aunque no igual en todas las autonomías.

Sin embargo, «la experiencia nos dice que va a empezar a reducirse la velocidad de descenso», con lo que «el planteamiento tiene que ser muy cuidadoso», ha dicho. «No podemos plantear todas las medidas comunes, porque las situaciones son muy diferentes en las comunidades», ha añadido.

El director del CCAES ha recordado que la Comisión de Salud Pública ya está trabajando en un plan «de acción específico dirigido a lo que podía pasar o no y cómo evitar riesgos asociados a la movilidad», y que podría estar listo la semana que viene o la próxima.

No obstante, ha querido dejar claro que «es importante que todo el mundo entienda que los planes se hacen con las previsiones de incidencia acumulada; si hay modificaciones a medida que nos acerquemos a las festividades, la gente tiene que ser lo suficientemente razonable y responsable para entender que si la situación cambia, las medidas se tienen que cambiar, por lo menos la aplicación de las mismas».

Un año de pandemia y tres olas después «sería una pena» que, estando todavía con ocupaciones de uci en el máximo de lo que se registró en la segunda curva, «volviéramos a empezar de nuevo a tener casos, más de los que tenemos, porque el sistema sanitario puede no tener capacidad de reacción».

«Está bien pensar en las fiestas, en la Semana Santa, pero el objetivo debe ser controlar al máximo», ha zanjado.

Además del plan de Semana Santa, la Comisión de Salud Pública está trabajando en un programa de actuaciones en residencias de mayores que permitan la relajación de medidas en condiciones de seguridad, según ha explicado la secretaria de Estado.

Y también en la cuarta actualización de la estrategia de vacunación, un «borrador que remarcará la importancia» de la inmunización en los mayores y que incluirá nuevos datos de estudios preliminares en países como Reino Unido o Israel.

En el orden del día de la reunión de hoy no constaba, ha dicho Calzón, la definición de nuevos grupos de enfermos crónicos que serán priorizados en el plan y que «comenzarán a vacunarse una vez completadas las etapas de mayores de 60 años».

PORTADA OFFICIALPRESS

La EMA investiga el riesgo de tromboembolismos con la vacuna de Janssen en plena crisis con AstraZeneca

Publicado

en

La Haya, 9 abr (EFE).- La Agencia Europea del Medicamento (EMA) investiga el riesgo de desarrollar tromboembolismos con la vacuna del covid-19 de Janssen, filial de la estadounidense Johnson & Johnson, al recibir una “señal de seguridad” relacionada con cuatro casos graves de coagulación sanguínea tras la vacunación con este preparado.

Según confirmó hoy la EMA, y tras las reuniones que mantuvo su comité de seguridad (PRAC) desde el pasado martes hasta este viernes, sus expertos han iniciado una “revisión” de casos para investigar eventos de tromboembólicos o formación de coágulos sanguíneos inusuales en personas vacunadas con Janssen.

La EMA analiza datos sobre cuatro casos graves de coagulación sanguínea inusual con bajas plaquetas en pacientes que habían recibido previamente esta vacuna, uno de ellos durante el ensayo clínico y tres durante el uso de Janssen en Estados Unidos, de los cuales, uno resultó en la muerte de la persona vacunada.

“Estos informes apuntan a una ‘señal de seguridad’, pero actualmente no está claro si existe una asociación causal entre la vacunación con Janssen y estas afecciones. El PRAC está investigando estos casos y decidirá si puede ser necesaria una acción reguladora, que generalmente consiste en una actualización de la información del producto”, aclaró la EMA en un resumen de las reuniones del PRAC de esta semana.

Aunque recibió hace casi un mes el visto bueno de la EMA, la vacuna de Janssen todavía no se usa en la Unión Europea (UE) debido a retrasos en la entrega de dosis por parte de la farmacéutica, por lo que, de momento, solo se está utilizando en Estados Unidos con una autorización de uso de emergencia para inmunizar contra la covid-19.

Se espera que las primeras inyecciones de esta vacuna monodósis lleguen a los países europeos a partir del 19 de abril, según anunció la propia farmacéutica, que debe entregar 55 millones de unidades en el segundo trimestre de este año.

El pasado miércoles, la EMA concluyó una investigación afirmando que hay un “posible vínculo” entre la vacuna de AstraZeneca y decenas de casos de coagulación sanguínea inusuales detectados en las dos semanas posteriores a la inyección, y decidió incluir este cuadro clínico entre los efectos secundarios muy raros de esta vacuna, autorizada en la UE el 29 de enero.

Sin embargo, y aunque varios Estados europeos estén limitando su uso solo en personas con edades superiores a los 60 años, la EMA no identificó un factor de riesgo determinado, como la edad, el sexo o un historial clínico específico, que explique los tromboembolismos reportados, y recomendó mantener su uso en las campañas de vacunación porque sus beneficios contra la covid-19 superan el riesgo de sus efectos secundarios.

Continuar leyendo