Síguenos

Salud y Bienestar

Gafas y lentillas gratuitas: conoce a los primeros beneficiarios

Publicado

en

Gafas lentillas gratuitas Sanidad

Una de las iniciativas que está desarrollando el Ministerio de Sanidad, liderado por Mónica García, ha generado gran expectación. Actualmente, se está trabajando para incluir las gafas y lentillas en la cartera de servicios en 2025. García anunció en enero que la financiación de gafas y lentillas formaba parte de sus planes de legislatura, aunque hasta ahora no se había establecido una fecha concreta. El objetivo es que estos productos sean financiados «y no representen un obstáculo para las familias que no pueden costearlos».

García afirmó que «este Gobierno está firmemente comprometido con la ampliación de la Cartera Común de Servicios con un objetivo: que las personas no tengan que recurrir a su bolsillo cuando necesiten una prestación».

¿A quién irá dirigida esta ayuda?

El acuerdo del Gobierno de España establece que esta ayuda se dirigirá a menores de 18 años de familias con menos recursos. En declaraciones a los medios tras inaugurar el I Foro de Salud Pública, la ministra de Sanidad añadió que se trata de una medida igualitaria para que gafas y lentillas sean accesibles a las personas vulnerables y a las familias para quienes esta compra pueda suponer un gasto adicional, «reduciendo así sus posibilidades de tener una mejor salud visual».

«Creo que esto es algo en lo que estamos de acuerdo tanto social como políticamente. No puede ser que el sistema de salud visual o bucodental no esté incluido en el Sistema Nacional de Salud, y vamos a trabajar con determinación para que sea una realidad en 2025», declaró la ministra de Sanidad.

En nuestro país vecino, Francia, los mayores de 16 años pueden acceder a un programa que les permite renovar sus gafas gratis cada dos años a un costo reducido. En el Reino Unido se han introducido bonos especiales para jóvenes, estudiantes y personas de bajos ingresos, facilitando el acceso a artículos de salud visual. Asimismo, en Alemania, tanto menores de 18 años como adultos con problemas visuales graves reciben gafas y lentillas sin coste.

En este sentido, siete de cada diez ciudadanos necesitan equipamientos ópticos para poder ver bien en su vida diaria, según detalla el ‘Libro Blanco de la Visión en España’. La miopía es un problema grave, especialmente entre los jóvenes. «El 55,3% de los jóvenes de 18 a 34 años y el 62,5% de los universitarios de 17 a 27 años son miopes».

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

 

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salud y Bienestar

¿Cómo comemos los Valencianos? Esta es la alerta de los nutricionistas

Publicado

en

Nutricionistas alertan mala alimentación niños

Los niños y adolescentes son el segmento de población que peor se alimenta en la Comunitat Valenciana, a causa de la falta de tiempo para cocinar de las familias, la ausencia de menús planificados, las carencias en educación alimentaria y el consumo excesivo de productos ultraprocesados.

Así lo refleja el tercer informe ‘¿Cómo comemos en la Comunitat Valenciana?‘, elaborado por el Colegio Oficial de Dietistas-Nutricionistas de la Comunitat Valenciana, que también expone que 9 de cada 10 pacientes que solicitan cita por primera vez con un dietista-nutricionista lo hacen por problemas de exceso de masa grasa.

El informe, que se elabora de manera bienal, concluye que los dietistas-nutricionistas otorgan un 6 sobre 10 a la alimentación de la población valenciana, lo que supone una mejora de 3 puntos con respecto con respecto a hace dos años.

Asimismo, ha detectado un cambio de tendencia entre los 31 y 45 años, en el que se percibe mayor adherencia a los hábitos de alimentación saludable, mientras que quienes mejor se alimentan son los mayores de 45 años.

El presidente del CODiNuCoVa, Luis Cabañas, ha explicado que han aumentado los casos de obesidad y sobrepeso entre los pacientes que acuden al nutricionista en la Comunitat Valenciana, donde el exceso de peso continúa representando uno de los principales problemas de salud pública, pues 1 de cada 2 personas adultas la padecen.

En el caso de la población de 5 a 14 años, el estudio muestra que «el 23 % de los menores valencianos padecen de exceso de peso», una tendencia al alza cada vez más visible que constituye un problema del presente y del futuro: un niño con problemas de exceso de peso hoy es un adulto con una patología el día de mañana.

Aunque el perfil mayoritario de los pacientes que acude a consultas de nutrición son mujeres, ha habido un aumento significativo de hombres, en la mayoría de los casos para mejorar su alimentación relacionada con la práctica deportiva, por ejemplo para ganar masa muscular o para complementar el deporte con una correcta alimentación.

Pero al igual que hace dos años, el estudio refleja que la población infantojuvenil es la que peor come. Las comidas menos saludables entre los menores de 18 años son el desayuno y la merienda, cuando se consumen productos «con alta cantidad de azúcar, sal o grasas de mala calidad».

«Los más pequeños de la casa han superado la ingesta de azúcar recomendada para un día sólo con el desayuno», explica la nutricionista María Alonso, que indica que ha aumentado en esta etapa la presencia de bollería y ultraprocesados, y siguen importantes carencias en consumo de fruta, verduras y hortalizas, legumbres y pescado.

Sin embargo, los valencianos y valencianas a partir de 30 años han experimentado un cambio en sus hábitos saludables respecto al informe de hace dos años. Son la edad más frecuente en consulta y no para pesar más o menos, sino buscan un cambio en su estilo de vida y en su dieta para hacerla más saludable y encontrarse mejor.

De esta forma, en la etapa de los 31 a 45 años cobran más protagonismo alimentos como las verduras y hortalizas o la carne, desaparece prácticamente el consumo de alimentos ultraprocesados y comida basura, y empiezan a optar más por alimentos frescos.

Este cambio se debe a que es una generación abierta al cambio de hábitos, con una franja de edad en la que empiezan a aparecer patologías típicas de edades mayores y la preocupación provoca un cambio en los estilos de vida, sumado al reconocimiento de la figura del dietista-nutricionista.

Quienes mejor se alimentan son los mayores de 45, pues a partir de esa edad hay un aumento en el consumo de alimentos frescos, muy relacionado con más poder adquisitivo: carne, pescado, frutas, verduras y hortalizas, con una alimentación más variada y equilibrada.

En mayores de 60 años empieza a pesar la soledad, los cambios de ritmo vitales o el cansancio y la falta de interés por cocinar, mientras que entre la población mayor de 75 años las limitaciones físicas y la falta de memoria puede derivar en una peor alimentación.

 

Puedes seguir toda la actualidad visitando Official Press o en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter o Instagram.

Continuar leyendo