Síguenos

Deportes

Juan Roig en Proyecto FER: «Tenemos que ayudar a mejorar la sociedad sin esperar al ‘Papá Estado’»

Publicado

en

València, 21 may (EFE).- El empresario Juan Roig, presidente de la Fundación Trinidad Alfonso (FTA), pidió «el máximo esfuerzo» a los integrantes del «Proyecto FER» que van a acudir este verano a los Juegos Olímpicos de Tokio y dijo que espera que en 2024 en París hay cincuenta representantes de este proyecto en la cita olímpica.

“Quería que fueran cincuenta a Tokio y lo que hay que hacer es decirlo sin esconderse. No hemos llegado porque vamos a ser unos 36, pero seguiremos apoyando hasta París 2024 con el reto de sumar cincuenta en Francia. Estamos muy satisfechos con lo que hacemos, pero siempre hay que tener retos”, destacó el impulsor del programa de becas para deportistas olímpicos y paralímpicos afincados en la Comunitat Valenciana.

Roig planteó este desafío en su intervención en la gala de presentación de la novena edición del Proyecto FER en la que se felicitó porque la cifra de becados sea ya de 150 y pidió a los que van a estar en Tokio que dejen “bien alto el pabellón del FER, de la Fundación, del deporte valenciano y del deporte español».

Tras augurar en esa misma gala el presidente del Comité Olímpico Español, Alejandro Blanco, que se mejorarán los resultados de 2016, Roig señaló que espera que “haya alguna” medalla de algún integrante de FER aunque apuntó que “lo más importante es competir y si no se gana, pues para eso está París”.

 

Gala de presentación de la novena edición del Proyecto FER

“Desde la Fundación, hemos puesto todo de nuestra parte para ayudaros en esta situación tan complicada”, señaló a los deportistas Roig, quien recordó el impacto que ha tenido en el deporte el covid-19 en este último año y se mostró satisfecho de la respuesta que han dado desde la Fundación.

“En esos momentos, me impacto mucho la frase de que ‘la creatividad nace de la angustia’ y en estas situaciones hay dos tipos de personas, los que lloran y los que fabricamos pañuelos para los que lloran”, reflexionó.

“En marzo del 2020 nos dimos cuenta de que el calendario no se iba a cumplir con normalidad y nos preguntamos si queríamos llorar o fabricar pañuelos, que es lo que hicimos. Doblamos las becas convencionales porque sabíamos que ibais a seguir fabricando pañuelos”, les dijo a los deportistas presentes en el acto.

El empresario destacó que además de mantener las ayudas, se habilitaron otras “adicionales” con las que “prácticamente” se han “doblado” las becas para ofrecer «más medios a la hora de combatir los efectos” de la pandemia y que en 2021 se ha mantenido esa línea con las ayudas «Fer més» (Hacer más)

“Todo ello, porque tenemos que seguir con nuestra habitual actividad, y utilizar el pico y la pala”, señaló Roig, quien aprovechó su intervención para recordar a los responsables de la Fundación que deben conseguir que el maratón de Valencia sea “el mejor del mundo”.

“Queremos que pasen cosas bonitas en la Comunitat, que tengan que ver con el deporte y que sean sostenibles”, destacó Roig, quien acabó su intervención con una invitación a contribuir a la mejora social.

“La idea de compartir es una cosa muy bonita. A mí me hace muy feliz y quiero agradecer a muchas personas y empresas el esfuerzo que hacen en función de sus posibilidades. Tenemos que ayudar a mejorar la sociedad sin esperar al ‘Papá Estado’, que tiene bastante complicado el fabricar pañuelos”, concluyó.

Deportes

Competición archiva el expediente a Cala por presuntos insultos racistas a Diakhaby

Publicado

en

(EFE).- El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha comunicado el archivo del expediente abierto al central cadista Juan Cala por unos presuntos insultos racistas al valencianista Mouctar Diakhaby en el partido Cádiz-Valencia disputado el pasado 4 de abril.

En la resolución, que puede ser recurrida ante Apelación, el Comité «comparte la conclusión» del instructor del expediente abierto al jugador, Juan Antonio Landaberea Unzueta, «respecto a la prueba practicada y que la misma no permite afirmar que el supuesto insulto racista haya quedando por acreditado«, ha informado este jueves el Cádiz.

El instructor del expediente que se abrió a Cala propuso a finales del pasado abril al Comité de Competición de la RFEF el sobreseimiento del caso al no quedar acreditados los hechos.

En su informe de ocho páginas, señalaba que «para desvirtuar la presunción de inocencia» resultaba «precisa la certeza de los hechos obtenida de la libre apreciación de las pruebas, certeza que en este caso es inexistente», por lo que se rechazan tanto las pruebas documentales como testificales aportadas por el Valencia.

En el expediente se recogía que «ninguno de los numerosos archivos audiovisuales obrantes sirven para discernir un presunto insulto racista», al igual que los informes aportados por la LaLiga concluyen «en los mismos términos de negación de la prueba del insulto».

Se hacía también referencia a un segundo informe de la empresa Apherton Grupo Investigación que revelaba que «el análisis comportamental del jugador expedientado no mira ni se refiere directamente al jugador número 12 del Valencia, no apreciándose direccionalidad en lo mencionado hacia dicho jugador».

Además, sobre las pruebas presentadas por el Valencia, se concluía que «no existe ningún testimonio directo ni indirecto del posible insulto» y que «todas las pruebas periciales practicadas concluyen unánimemente» que no existió.

Los hechos se produjeron el pasado 4 de abril en partido de la vigesimonovena jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ramón de Carranza. Diakhaby denunció a los 29 minutos que había sido objeto de un presunto insulto racista de Juan Cala.

El Valencia se retiró del campo, pero posteriormente, tras varios minutos, regresó sin el jugador francés y se reanudó el encuentro. Cala, que negó los hechos, fue reemplazado en el descanso.

Continuar leyendo