Síguenos

Otros Temas

La Comunitat Valenciana, escenario de la última temporada de ‘La Casa de Papel’

Publicado

en

'La Casa de Papel'

Alicante, 28 may (EFE).- El puerto de Alicante se ha convertido en escenario de algunas escenas de uno de los capítulos de la quinta y última temporada de la popular y exitosa serie de Netflix ‘La Casa de Papel’.

Según ha informado hoy el ayuntamiento alicantino, la productora Vancouver Media ha filmado durante el presente mayo escenas en el puerto para el capitulo diez de la serie protagonizada por Ursulá Corberó, Itziar Ituño y Álvaro Morte.

Los permisos para la grabación han sido coordinados por la oficina Alicante Film Office, adscrita al Patronato Municipal de Turismo.

La luminosidad, el clima, la diversidad de escenarios, el frente marítimo y la amplia red de conexiones con España y Europa son algunos de los reclamos de la ciudad de Alicante para convertirse en uno de los destinos claves para el rodaje cinematográfico.

El ayuntamiento ha señalado que, pese a las restricciones por la pandemia, entre los primeros meses de 2021, de enero a mayo, se han solicitado 21 tramitaciones de permisos y asesoramientos sobre localizaciones y servicios en la ciudad.

Estas gestiones han conducido a la grabación de un documental, de un cortometraje, de dos vídeos musicales y también se han organizado seis sesiones fotográficas para marcas, además del rodaje de cuatro programas de televisión y siete anuncios publicitarios.

En cuanto al año marcado por la covid-19, el 2020, la actividad se anuló en los meses de marzo, abril y mayo, pero una vez retomado el trabajo en junio decenas de tramitaciones y sugerencias llegaron a la oficina de Film Office. Las principales colaboraciones fueron la serie «Alba» y el largometraje AMA.

Alicante Film Office es una oficina municipal que ofrece gratuitamente servicios de información, asesoramiento y tramitación administrativa a todos los profesionales del sector audiovisual que deseen rodar en Alicante.

En la ciudad de Alicante existe una gran variedad de localizaciones interiores y exteriores indicadas para la realización de todo tipo de rodajes, como el castillo de Santa Bárbara, la isla de Tabarca así como el paseo de la Explanada, el barrio de Santa Cruz o los refugios antiaéreos entre otros.

Advertisement
Click para comentar

Tienes que estar registrado para comentar Acceder

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Otros Temas

La Universidad de Elx desarrolla un tomate «Muchamiel» resistente a los virus

Publicado

en

Orihuela (Alicante), 28 jul (EFE).- Una nueva variedad del tradicional y popular tomate ‘Muchamiel’ resistente a los principales virus que merman las cosechas y que ha sido desarrollado por la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha comenzado a ser comercializado por una gran cadena de hipermercados.

Cultivado principalmente en Alicante, Almería, Murcia y Valencia, este ‘Muchamiel’ mejorado mantiene las mismas cualidades organolépticas (de aspecto y sabor) que le hacen ser uno de los tomates tradicionales más buscados por los consumidores, y resulta de gran interés para la agricultura ecológica, donde el control de los vectores de los virus es más difícil.

Ha sido desarrollado por ingenieros agrónomos del Centro de Investigación e Innovación Agroalimentaria y Agroambiental (CIAGRO-UMH) en el campus de la pedanía oriolana de Desamparados, donde los investigadores han incorporado genes de resistencia a los tres virus más extendidos en el sureste peninsular.

Estos son el virus del mosaico del tomate (ToMV), el virus del bronceado del tomate (TSWV) y el virus del rizado amarillo del tomate o ‘cuchara’ (TYLCV).

Los genes utilizados proceden de especies silvestres de tomate, y se introdujeron mediante cruzamientos dirigidos, usando el polen del híbrido Anastasia (Seminis).

Este tomate es fácilmente reconocible por su color rojo con hombro verde (la parte más cercana al pedúnculo o ‘rabito’, y es uno de los predilectos por su equilibrio entre dulce y ácido, con textura melosa o fundente (se deshace en la boca) y una piel fina.

Se han cedido semillas a varios agricultores de medio tamaño de Alicante (uno con 4.500 plantas, otro de 1.200 y dos más de 300 y 250) y los primeros frutos de este sabroso tomate ya se han cosechado entre mayo y julio.

Se ha registrado una producción de en torno a las 18 toneladas que se han empezado a comercializar en la cadena Alcampo, mientras que Carrefour ha mostrado interés.

Uno de los responsables del Programa de Mejora, Santiago García Martínez, ha relatado a EFE que se ha logrado un ‘Muchamiel’ blindado contra dos de los tres principales virus que habitualmente esquilman las cosechas de tomate: los denominados ‘mosaico’ y ‘bronceado’, y parcialmente resistente al tercero, al de la ‘cuchara’.

Estos virus provocan que la planta detenga su crecimiento e impiden que el fruto madure, lo que a menudo echa a perder la cosecha e, incluso, puede empujar que el agricultor acabe por abandonar el cultivo.

Tradicionalmente contra los virus que azotan a las plantas no hay métodos curativos eficaces pero sí se puede utilizar métodos preventivos mediante la incorporación de estos denominados ‘genes de resistencia o tolerancia’ procedentes de plantas silvestres de tomate.

Al igual que otros como el tipo ‘De la Pera’, el de ‘Muchamiel’ es una variedad tradicional que no resulta interesante a las grandes compañías de semillas por lo que su mejora para hacerle resistente a las plagas no ha sido objeto de atención hasta que, en 1998, se fijó en él el grupo de Mejora Genética Vegetal dirigido por Juan José Ruiz Martínez (actualmente rector de la universidad ilicitana).

Esa línea se ha seguido hasta la actualidad tras, en 2011, transformarse ese área inicial en el grupo de investigación de Biodiversidad Agrícola y Mejora Genética de Variedades y finalmente en el CIAGRO-UMH, desde comienzos de 2021.

El resultado final ha sido un ‘Muchamiel’ que ha conservado la productividad, el buen cuajado, el aspecto exterior y la calidad interior a partir de una planta de la que se recogen entre 3 y 5 kilos por unidad.

Incluso más si se cultiva injertado en patrones comerciales, pudiendo realizar dos ciclos de cultivo, y por lo tanto dos cosechas al año entre junio y julio, y de septiembre a octubre.

Continuar leyendo