Síguenos

PORTADA OFFICIAL PRESS

Los epidemiólogos piden no relajarse porque la pandemia aún no ha terminado

Publicado

en

EFE/Rodrigo Jiménez/Archivo

Madrid, 3 may (EFE).- La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha hecho este lunes un llamamiento a la ciudadanía para que no baje la guardia tras el fin del estado de alarma, sobre todo en mayo y junio, porque la pandemia aún no ha terminado y aún existen territorios en alto nivel de riesgo.

La SEE ha corregido un comunicado anterior en el que pedía cuarentenas de 14 días para personas procedentes de países de alto riesgo: ahora aclara que el periodo que solicitan es de 10 días, que es el que ya impera para los viajeros originarios de varios países.

Desde el sábado, todas las personas llegadas desde India deben guardar 10 días de cuarentena, el mismo periodo que impera desde hace meses para los viajeros de Brasil, Sudáfrica, República de Botsuana, Unión de Comoras, Ghana, Kenia, Mozambique, Tanzania, Zambia, Zimbabue, Perú y Colombia.

Los epidemiólogos quieren que, ante el previsible incremento de los desplazamientos y la llegada de turistas, se asegure el control en fronteras y aeropuertos, sobre todo de aquellas personas que proceden de países de riesgo donde las nuevas variantes del coronavirus «están causando una situación muy preocupante», para las que ahora recomienda cuarentenas de 10 días.

«De lo contrario, existe el riesgo de que estas nuevas cepas se propaguen de forma comunitaria y pudieran dar lugar a un aumento de la transmisión, existiendo la posibilidad de que alguna de estas variantes provoque una enfermedad más grave o más resistente a las vacunas», advierten.

La SEE opina que, a pesar del gran esfuerzo en la campaña de vacunación, todavía no se ha alcanzado el nivel de inmunidad suficiente como para frenar al virus de forma significativa y que aún será necesario «un tiempo para alcanzar unas coberturas de población inmunizada que empiecen a limitar la transmisión del virus, en especial entre los grupos más vulnerables».

Sin embargo, teme que con el levantamiento del estado de alarma, que podría poner fin a alguna de las restricciones que han estado vigentes en los últimos meses y devolver la movilidad entre comunidades, la llegada de la época estival y el avance de la vacunación, la población baje la guardia.

De ahí que ruegue a la ciudadanía que extreme todas las precauciones, ya que el riesgo de contagio -aunque desigual- sigue siendo alto en muchos territorios: de hecho la epidemia está estancada en España con incidencias acumuladas a 14 días superiores a 200 casos por cada 100.000 habitantes, y con la mayoría de las comunidades situadas en niveles de riesgo 3 o 4.

Además de pedir a los ciudadanos que no se relajen, sobre todo en mayo y junio, los epidemiólogos piensan que es imprescindible realizar estudios de contactos exhaustivos tanto en convivientes como en no convivientes, monitorizando el cumplimiento de aislamientos y cuarentenas en ambos grupos.

También apuntan la importancia de recoger adecuadamente los antecedentes epidemiológicos de los positivos para conocer cómo se han contagiado y poder controlar posibles casos no detectados de la misma cadena de transmisión, así como detectar si hay alguna posibilidad de que sean casos de nuevas variantes; ante cualquier sospecha, deberán analizarse mediante secuenciación genómica.

Y la de mantener y reforzar las actividades de vigilancia y control epidemiológico en todos los niveles, como los Servicios de Vigilancia Epidemiología de las Enfermedades de Declaración Obligatoria, que permitan realizar un seguimiento adecuado y exhaustivo de los casos.

Por último, apelan a la necesidad de seguir respetando las medidas de prevención no farmacológica, como usar correctamente la mascarilla, mantener una buena higiene de manos, ventilar, guardar la distancia interpersonal y evitar aglomeraciones, priorizando las actividades al aire libre.

PORTADA OFFICIAL PRESS

Aumentan los accidentes laborales mortales

Publicado

en

Aumentan los accidentes laborales mortales

València, 11 ago (OFFICIAL PRESS/EFE).- La Comunitat Valenciana ha registrado, en los seis primeros meses de este año, un total de 43 accidentes laborales mortales, 35 de ellos en jornada laboral y ocho ‘in itinere’, lo que supone un aumento del 22,8% respecto al mismo periodo de 2021, según el sindicado Comisiones Obreras (CCOO).

El número total de accidentes ha registrado un incremento del 6,3% respecto al año anterior, ha añadido CCOO, que reclama «un plan de choque específico y el desarrollo de medidas urgentes para paliar una situación devastadora que se ceba en la población más precaria».

Incremento de los accidentes laborales

Las estadísticas de siniestralidad, publicadas esta misma semana por el Ministerio de Trabajo, «confirman la consolidación de la tendencia de incremento de los accidentes laborales» en la Comunitat Valenciana, a la espera de los datos de accidentes mortales a causa de golpe de calor.

La técnica del Gabinete de Salud Laboral de CCOO PV, Mila Cano, destaca que «las cifras son necesarias para evaluar, analizar, proponer y sobre todo corregir y eliminar incumplimientos legales, pero no pueden hacernos olvidar que detrás de cada número hay una persona que ha perdido la salud, y en el peor de los casos la vida».

Las causas principales de este aumento de la siniestralidad, añade el sindicato, continúan siendo la falta de medidas preventivas específicas.

CCOO alerta de que «falta de incorporación de la gestión preventiva en la organización de la empresa, una prevención formal y documental que no evita ni riesgos ni daños, y una falta de inversión empresarial en mejorar el modelo productivo y las condiciones laborales, así como de la administración, potenciando sus Institutos Técnicos y la propia ITSS».

«Es imprescindible que cambie la cultura organizacional de nuestro tejido empresarial y es inadmisible que tras casi 30 años de la LPRL, la salud laboral continúe representado un contrato a la baja y externalizado con un servicio de prevención para entregar documentos», concluye el sindicato.

Continuar leyendo

Trending